sábado 27/11/21

La agrupación AVI en el Ayuntamiento de Santillana del Mar ha denunciado el "trato de favor" del alcalde, Ángel Rodríguez, hacia un familia directo, al permitirle "delimitar el espacio de su propiedad, ubicada en el pueblo de Queveda, mediante el pintando de una línea amarilla que invade la vía pública".

Según ha indicado el partido en un comunicado, el alcalde pedáneo, David Fernández, también ha criticado la actuación del regidor "al considerar que ejerce un agravio comparativo entre vecinos".

Según relata el pedáneo, fue la tía del alcalde quien solicitó "establecer un límite visible entre la parcela donde se ubica su vivienda y la vía pública", tras lo cual el Ayuntamiento de Santillana "encargó al aparejador municipal un informe en el que, tras el aporte de pruebas del particular, se recogieran los límites de la parcela".

AVI explica que el expediente fue resuelto en diez días, "con especial celeridad por parte del Consistorio, que solo necesitó este espacio de tiempo para redactarlo y entregárselo a la vecina, de manera que pudiese acotar su propiedad de forma inmediata".

En dicho informe, según señala el presidente de la junta vecinal, "se detalla cómo debe ser acotada la propiedad, pero en ningún momento se indica que debía realizarse mediante el pintado de líneas de color amarillo". Sin embargo, "una vez obtenido el documento, se procedió al pintado de dichas líneas sobre una superficie del asfalto que superaba con mucho el área que previamente había sido establecida por el aparejador municipal".

Además, AVI dice que ha solicitado copia del informe en dos ocasiones, "obteniendo la negativa del regidor, que aduce pueriles argumentos".

Desde AVI explican además que a día de hoy, pese a que la superficie delimitada como privada no se ajusta a lo establecido por el técnico municipal, "no nos consta que el alcalde haya hecho nada por tratar de revertir la situación", lo que supone "un agravio comparativo entre vecinos intolerable para una administración local".

El alcalde pedáneo también considera que la "pasividad" del alcalde con este tema "se debe a que la propietaria es su tía y no quiere perjudicar los intereses de su familia". Asimismo, AVI ha puesto de manifiesto que es "prioritario" proteger el entorno del Palacio de Don Beltrán de la Cueva, un edificio catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC), y que para ejecutar cualquier tipo de actuación en el inmueble o su entorno "es precisa la aprobación de la Consejería de Cultura del Gobierno de Cantabria. "Y no nos consta que se cuente con dicha aprobación", ha concluido.

Comentarios