lunes 20/9/21
ELECCIONES GENERALES 10N

Vox no respeta la voluntad de los miles de votantes que se dieron de baja en el censo y les envía propaganda electoral

Propaganda de Vox enviada por buzoneo en Santander | Foto: edc
Propaganda de Vox enviada por buzoneo en Santander | Foto: edc

Un total de 9.297 personas en Cantabria han pedido que los partidos políticos no les envíen propaganda electoral de cara a las elecciones generales del 10 de noviembre, cuya campaña arranca este jueves a medianoche. En España la cifra asciende a 810.367 solicitantes. Son datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), cuyo censo es el que utilizan los partidos políticos para enviar su propaganda y las papeletas electorales para introducir en las urnas. Pero el partido ultraderechista Vox ha encontrado la fórmula para no respetar el deseo de estas miles de personas y enviar a sus buzones su mensaje.

Y esa fórmula, como han denunciado muchos usuarios a través de redes sociales, es no dirigir la propaganda electoral a ningún elector concreto, sino a cada buzón de cada edificio a través de la fórmula genérica “Electores residentes en…”, seguido de la dirección postal. Ningún dato personal, ni nombres ni apellidos.

La pregunta que muchos usuarios se hacen es si esto atenta contra la Ley de Protección de Datos. Tal y como recoge la Agencia Española de Protección de Datos en su página web, a pesar de haber solicitado la exclusión del censo para recibir esta propaganda, “se podrá seguir recibiendo propaganda electoral si en la misma sólo figura la dirección postal y no el nombre de los residentes”, fórmula utilizada por la formación ultraderechista para no respetar la decisión de estas más de 800.000 personas.

También la Junta Electoral Central se ha pronunciado al respecto. En respuesta a una pregunta planteada el pasado 9 de octubre por Más País-Chunta Aragonesista-Equo, el organismo señala que la oposición a ser incluidos en el censo “no resulta aplicable a la difusión de propaganda electoral por las formaciones políticas mediante el sistema de ‘buzoneo’, puesto que en este caso se deposita propaganda electoral sin ningún tipo de identificación del destinatario”. En este sentido, por tanto, al no utilizarse datos personales de los electores, “no queda afectado el derecho de oposición que éstos puedan formular”.

Muchas personas se han preguntado entonces para qué sirve darse de baja en el censo del INE. “¿Para qué nos hemos dado de baja si no sirve para nada?”, se pregunta la usuaria de Twitter @02miri93; otro usuario, @Yolscf, ha interpelado directamente a la formación de Santiago Abascal sobre “por qué no respetan las solicitudes de los ciudadanos?”. Por su parte, @Anabelenlm ha asegurado que “no me ha llegado de ningún otro partido”, pidiendo explicaciones al partido ultraderechista por esa propaganda.

Comentarios