miércoles. 28.09.2022
CANTABRIA

El Tribunal Supremo tumba los planes urbanísticos de De la Serna para Santander y anula el PGOU

La sala ha estimado el recurso de ARCA, que calificada de “irreal” el crecimiento poblacional previsto en el Plan y consideraba que no estaba justificada la transformación de suelo no urbanizable en urbanizable. La sentencia revoca la del TSJC, que rechazó el recurso de la asociación ecologista.

El PGOU de Santander fue anulado por el Tribunal Supremo
El PGOU de Santander ha sido anulado por el Supremo

Duro golpe a las intenciones de expansión urbanística del alcalde de Santander, Íñigo de la Serna. El Tribunal Supremo ha acordado por unanimidad anular el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la capital cántabra, que fue aprobado por la Comisión Regional de Ordenación del Territorio y Urbanismo (CROTU) en 2012.

De este modo, la Sección Quinta de la Sala Contencioso Administrativa del Alto Tribunal ha estimado el recurso de casación de ARCA, que calificaba de "irreal" el crecimiento poblacional previsto en el Plan y consideraba de no justificada la transformación de suelo no urbanizable en urbanizable, según publica VozPopuli.

La asociación ecologista ha protagonizado un largo proceso en contra de este plan urbanístico de De la Serna. La última cita en los tribunales fue en junio de 2015 el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) rechazaba el recurso de ARCA, que siempre ha denunciado que este PGOU escondía en realidad una trampa que acabaría convirtiendo los parques y jardines del centro de la ciudad en edificios de ladrillo contraviniendo el principio que establece que "el desarrollo urbanístico ha de ser sostenible".

Y es que la transformación de suelo no urbanizable en urbanizable en la costa de Santander, en principio para crear parques y jardines, iba a ser compensada con la pérdida de parques y jardines del centro de la ciudad. El nuevo PGOU permitía que esos metros fuesen contabilizados del suelo no urbanizable que se convirtió en suelo urbano, provocando que las "zonas verdes" del centro de la ciudad pudiesen ser transformadas en edificios y solares.

Las previsiones futuras del Instituto Nacional de Estadística apuntan a que la población tendrá un "crecimiento negativo en Santander, en Cantabria y en España"

Crecimiento de la población

El nuevo PGOU de Santander prevé una población máxima de 261.000 habitantes en el horizonte de 2024, y para albergar esa población, se estima que van a hacer falta 35.316 nuevas viviendas.

Sin embargo, ARCA sostiene, al igual que muchos partidos de la oposición, que las previsiones futuras del Instituto Nacional de Estadística apuntan a que la población a medio y largo plazo tendrá un "crecimiento negativo en Santander, en Cantabria y en España".

Es por esto que la asociación denunció que "el incremento poblacional que sustenta las previsiones del Plan carece de justificación en el propio PGOU y no se ajustan a la realidad que le debe servir de fundamento". "No es admisible que el Plan de Santander nazca con el propósito injustificado de agotar todo el suelo edificable por si, tal vez se produce el mayor incremento poblacional nunca producido en el municipio", han insistido.

El recurso de casación contó con la oposición del Gobierno de Cantabria y el Ayuntamiento de Santander que en sendos escritos enviados al Supremo defendieron la justificación de este nuevo modelo urbanístico.

Pese a ello, diez magistrados de la Sala Tercera del Alto Tribunal, de forma unánime, han estimado el recurso de ARCA, dando así la razón a los ecologistas, y han revocado la sentencia dictada del TSJC.

El peor escenario

El Ayuntamiento de Santander ya se ha puesto en el "peor de los escenarios" en el caso de que sea cierta esta sentencia del Tribunal Supremo. De la Serna, acompañado del concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz, así lo ha indicado en una rueda de prensa en la que ha valorado "con prudencia" la publicación del portal Vozpópuli, en la que avanza la sentencia del Alto Tribunal que no se conocerá hasta dentro de unos días porque "parece que aún está sin redactar".

De la Serna ha apuntado que la estimación del recurso de ARCA "estaba dentro de los posible" y más conociendo que, en los últimos años, el Supremo está anulando "muchos" planes urbanísticos

En ese "peor de los escenarios", ha asegurado que "no existiría parálisis global" en Santander porque hay suelos urbanizables disponibles del anterior planeamiento de 1997, aunque sí que habrá que analizar si esa posible nulidad "afecta a actuaciones concretas" iniciadas con cargo al del 2012.

Tras mostrar su "sorpresa" por esta "filtración" desde el seno del Tribunal Supremo, el regidor ha indicado que, dada la "trascendencia" que podría tener para la ciudad esa posible nulidad del PGOU, se ha pedido a los servicios técnicos y jurídicos del Ayuntamiento que empiecen a redactar informes sobre las consecuencias de ese fallo.

"Por tanto, hay que circunscribir esta rueda de prensa en la publicación de un medio de comunicación que habla del resultado de una reunión secreta de los miembros del Tribunal Supremo" porque, ha añadido De la Serna, en el Consistorio "no se ha recibido ninguna notificación de carácter oficial".

Con ese "desconocimiento" del alcance del pronunciamiento concreto del Supremo, el alcalde ha destacado que desde el equipo de Gobierno se ha considerado que "alguna cosa deberíamos de empezar a hacer" y, por ello, los servicios técnicos y jurídicos "han empezado a trabajar sobre distintos escenarios" y las posibles afecciones que esos podrían tener en el urbanismo de la capital cántabra.

Dentro de lo posible

Aún sin conocer las razones y causas para que el Alto Tribunal anula el PGOU de 2012, De la Serna ha apuntado que la estimación del recurso de ARCA "estaba dentro de los posible" y más conociendo que, en los últimos años, el Supremo está anulando "muchos" planes urbanísticos, más de un centenar solo en 2014.

"Entre ellos anulaciones globales de planes como los de Gijón, Vigo, Cartagena, Marbella, Ibiza, Salamanca, Toledo, Sevilla, Las Palmas, Santiago de Compostela, Segovia... e incluso algunos parciales como los de Madrid, Ávila o Zamora", ha citado el regidor santanderino.

Por ello, ha destacado que, de confirmarse la nulidad del PGOU, "no estaríamos ante una situación excepcional", sino que "sabíamos" que el Tribunal Supremo podría proceder a ello viendo que está anulando "muchísimos" planeamientos.

Alcance de la nulidad

Adelantándose a los fundamentos de la sentencia, De la Serna ha adelantado que los servicios técnicos y jurídicos van a ahondar en el posible "alcance" en los trámites que el Ayuntamiento tiene en marcha o previstos y "qué es lo que tendríamos que hacer como Consistorio para poder contar de nuevo con un plan de ordenación vigente".

"Todo dependerá del alcance de la decisión pero nos vamos a poner en el peor de los escenarios para después trabajar desde el sentido más conservador en su posible repercusión", ha añadido el alcalde, que ha recordado que el PGOU de 2012 preveía una revisión a los cuatro años que comenzaría ahora, para "revisarlo y adaptarlo a la situación actual".

Esto se podría llevar a cabo en caso de que la futura sentencia del Supremo aludiese a causas que "sean sencillas de subsanar", pero en un escenario "más pesimista" también podría ser que considerase que el modelo de Santander "es absolutamente rechazable" y el Ayuntamiento tuviese que hacer un nuevo PGOU "radicalmente distinto".

Sobre las actuaciones que hay en marcha, ha asegurado que, como el PGOU tuvo la "prudencia de incluir" la categoría de suelo urbano en vías de consolidación que daba "continuidad" a actuaciones iniciadas en el contexto del anterior planeamiento, de 1997. Por tanto, ha indicado que "la posible nulidad no tiene una afección importante en el ámbito privado".

Además, ha asegurado que, con cargo al plan de 2012, no se ha producido "ningún desarrollo" en los nuevos suelos urbanizables, por lo que "la ciudad dispone de suelos ya urbanizados y disponibles" para continuar llevando a cabo actuaciones porque el anterior plan "no estaba agotado", quedando parcelas para urbanizar en áreas como los sectores 1, 3 o 4.

Así, la nulidad lo que provocaría es que "los nuevos suelos que se iban a desarrollar ahora no tendrían sustento legal", pero al no estar en trámite ninguno "los efectos prácticos son prácticamente ninguno".

Plan de 2012

La cosa sería distinta sobre actuaciones de iniciativa pública sobre suelo público, aunque los servicios técnicos creen que, de darse la nulidad, podrían tener "continuidad" porque "las concreciones del equipamiento sean válidas o porque se pueden hacer nuevas concreciones que posibiliten la actuación prevista".

"Esto no se puede decir que vaya a ser en el 100% de las actuaciones pero, con carácter general, los técnicos nos indican que parece que no se tiene porqué plantear en este supuesto un problema importante", ha dicho, al tiempo que ha avanzado que si bien habrá que hacer un análisis individual de las que se han comenzado a hacer con el plan de 2012.

"Habrá que ver en cuáles no hay problema y aquellas que decaen con la anulación del PGOU, pero aún es pronto para decirlo" hasta no conocer los términos de la sentencia del Tribunal Supremo, algo que confía en que sea pronto "si es que está redactada".

Proyectos

Cuestionado por actuaciones concretas como el Frente Marítimo, el barrio de El Pilón o el Centro de Arte Botín, el regidor ha dicho que, al no tener las bases del pronunciamiento del Supremo, "no tenemos el criterio" para hablar de posibles afecciones.

En el caso de la actuación global del Frente Marítimo, ha indicado que "habrá que analizar hasta qué punto la nulidad obligaría a hacer algún trámite para incorporar esos suelos de nuevo a la ciudad", porque hay actuaciones concretas realizadas a través de modificaciones puntuales que sí están sujetas a la legalidad.

Sobre el barrio de El Pilón, ha asegurado que en el planeamiento del 1997 tenía prevista una "actuación de características muy similares" por lo que el trámite iniciado ahora se podría hacer "utilizando" ese documento urbanístico anterior.

Preguntado por la situación en la que quedaría el Centro Botín, que la Fundación Botín construye junto a la bahía, ha insistido en que no se puede augurar la afección "caso a caso" que tendría la nulidad. "Ahora mismo lo desconozco y, por tanto, quiero ser muy prudente", ha concluido.

Comentarios