martes 30/11/21
POLÍTICA

El sector crítico del PSOE quiere arrebatar Galicia y Cantabria a Pedro Sánchez

Los intentos pasan por lograr más adeptos o provocar los relevos de afines al socialista. Díaz Tezanos todavía no se ha pronunciado ni a favor ni en contra.

Pedro Sánchez junto a la vicepresidenta del gobierno regional, Eva Díaz Tezanos
Pedro Sánchez junto a la vicepresidenta del gobierno regional, Eva Díaz Tezanos

La ofensiva del sector crítico socialista es total para forzar la caída de Pedro Sánchez. A la dimisión de la mitad de la Ejecutiva del PSOE para tratar de arrastrar a Sánchez se une también una ofensiva por todas las federaciones para tratar de sumar adeptos o de provocar relevos.

Según publica 20minutos, los primeros objetivos a atraerse del sector de los barones, al que también respaldan Felipe González, José Luis Rodríguez Zapatero y Alfredo Pérez Rubalcaba, son Galicia, Cantabria y Cataluña.

Galicia lo consideran muy factible después de la debacle electoral del 25 de septiembre. El cabeza de lista fue Xoaquin Fernández Leiceaga a quienes los críticos consideran que pueden atraerse, mientras que forzarán la caída de la presidenta de la gestora, Pilar Cancela, afín a Pedro Sánchez.

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, que no reconoce ya a Pedro Sánchez como secretario general del PSOE, está volcado en provocar un cambio de rumbo en el PSdeG-PSOE que pasa, en su opinión, por la caída inmediata de Pilar Cancela. En esta operación anti Pedro Sánchez en Galicia están también inmersos el ex líder del PSOE gallego Pachi Vázquez y el ex vicesecretario general del PSOE con Zapatero, José Blanco.

Desde el sector crítico de los barones creen que Eva Díaz está cada vez más alejada de Pedro Sánchez, a quien daría por liquidado políticamente hablando

El secretario provincial del PSdeG-PSOE en Pontevedra, Santos Héctor Rodríguez, (que es concejal de Abel Caballero), ya ha pedido la dimisión de Pilar Cancela, afín a Pedro Sánchez.

Otro objetivo para el sector crítico es atraerse a la secretaria general del PSOE de Cantabria Eva Díaz Tezanos. Este caso es singular, ya que es la única dirigente territorial que no ha querido significarse en ningún bando. Rechazó firmar la dimisión de la Ejecutiva de Pedro Sánchez, pero tampoco está realizando declaraciones de apoyo al cuestionado secretario general. Este jueves no ha ido a la reunión de la cúpula de Pedro Sánchez alegando problemas de agenda.

Desde el sector crítico de los barones creen que Eva Díaz está cada vez más alejada de Pedro Sánchez, a quien daría por liquidado políticamente hablando.

Y un tercer objetivo inminente para el sector crítico es lograr que Núria Parlon se imponga a Miquel Iceta, uno de los apoyos territoriales más relevantes de Pedro Sánchez, en el congreso del PSC. De momento, Parlón ha conseguido 3.900 avales por los 3.800 de Miquel Iceta, por lo que el congreso se presenta muy igualado. La votación será el 15 de octubre.

En el sector crítico que lideran los barones confían en que una eventual caída de Pedro Sánchez ayude a Núria Parlon a imponerse a Miquel Iceta en el PSC. El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, uno de los 17 dirigentes del PSOE que han dimitido para forzar la caída de Pedro Sánchez, no dudó en cuestionar al secretario general de su partido en Barcelona, en presencia de Miquel Iceta, en una conferencia en Barcelona organizada por el Cercle d’Economia.

Pedro Sánchez reclamó una sola voz del PSOE y convocar primarias de forma inminente. Ximo Puig replicó en Barcelona que las primarias no tenían sentido y que “en el debate de la nueva socialdemocracia no puede definir los tiempos una sola persona”.

Si el sector de los barones lograra la afinidad del PSOE de Galicia, Cantabria y Cataluña, contarían ya con una clara mayoría de federaciones, algunas muy potentes en número de afiliados como Andalucía -especialmente- y la Comunidad Valenciana, la segunda con más afiliados. Además, contarían con Extremadura, Castilla-La Mancha, Asturias y Aragón.

No obstante, los afines a Pedro Sánchez creen que en una votación libre de los militantes los aparatos de los barones no tendrían fácil condicionar el resultado y que el cuestionado líder se impondría.

La batalla más inminente entre el sector de Pedro Sánchez y el de los barones se producirá este próximo sábado en el Comité Federal -máximo órgano entre congresos- que deberá votar si prospera la propuesta del secretario general -no reconocido ya como tal por los críticos- de convocar un congreso y elecciones primarias.

Comentarios