martes 27/7/21
POLÍTICA

Sanidad evita pronunciarse sobre la polémica comida de Revilla y si el lugar puede considerarse una terraza

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez

El consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez (PSOE), ha eludido pronunciarse acerca de si el lugar donde tuvo el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, su polémica comida del 6 de mayo grabada por un grupo de hosteleros puede ser considerado o no una terraza exterior, algo que, según ha dicho, tendrán que determinar los inspectores de Salud Pública. Sin embargo, ha aclarado que, de no cumplir los requisitos, el "infractor" sería el establecimiento y "nunca" el cliente.

Así lo ha precisado este lunes en el Pleno del Parlamento el consejero de Sanidad tras ser preguntado por el diputado del grupo mixto-Vox, Armando Blanco, acerca de varios aspectos relacionados con la comida que celebró Revilla el pasado 6 de mayo con unos empresarios en un restaurante de Santander, en la que fue grabado por un grupo de hosteleros, que le acusaron de celebrar dicho almuerzo en un interior (algo entonces no permitido por la normativa antiCovid) y, además, de estar fumando durante el mismo, ambos aspectos negados por el presidente.

Después de que Revilla afirmara tras hacerse públicas las grabaciones que la comida se había celebrado en una "especie de terraza", un "espacio abierto" con ventilación por "arriba", en "un lado y en el otro", Vox ha preguntado al consejero si el habitáculo donde estuvo comiendo Revilla cumple con todos los requisitos establecidos para ser utilizado como terraza exterior. También le ha cuestionado acerca de si en un espacio como ese está permitido fumar o si considera que Revilla conoce la normativa que impide hacerlo en comedores y terrazas, entre otras cuestiones.

Tras opinar el consejero que las preguntas de Vox "no buscan una respuesta" sino "otra cosa" en la que, según ha advertido, él "no va a colaborar", Rodríguez ha señalado que él, como consejero, "no tiene que hacer consideración alguna" sobre si el habitáculo "cumple o no cumple" los requisitos y ha señalado que "en todo caso" serán los inspectores de Salud Pública los que lo evaluarán.

Rodríguez se ha limitado a describir lo que, según la resolución de Sanidad se considera como terraza exterior: O bien un espacio al aire libre o cubierto si tiene como máximo dos paredes, muros o paramentos. Es en este sentido, cuando ha aclarado que, en caso de incumplimiento en esta cuestión, el infractor es el establecimiento y nunca el cliente.

Usando precisamente esta descripción del consejero y lo publicado en la normativa, el diputado de Vox ha exhibido varias fotografías del espacio donde se celebró la comida que, a su juicio, desmienten que dicho "zulo" pueda ser considerado una terraza exterior, pues es, según ha dicho, un espacio cubierto con más de dos paredes. Además, Blanco ha exhibido otra fotografía de Revilla, correspondiente a un par de semanas antes, en las que, según ha descrito, aparece en restaurante "tomándose una copa y se está fumando ese puro que ya resulta que no fuma".

El consejero ha acusado al diputado de Vox de tener todo "orquestado" para usar estas preguntas para montar una "representación teatral" pero le ha avisado que "se ha confundido al escoger el elenco" y también al dirigirle a él las preguntas cuando "no va a participar en el show".

Tras las explicaciones del diputado de Vox sobre las características del habitáculo de la comida y la normativa, Rodríguez ha señalado que "le sorprende la capacidad de inspector de Salud Pública" del diputado de Vox al exponer la normativa sobre terrazas. "Le aconsejo que la próxima convocatoria que haga a inspectores se presente porque seguro que pasaría las pruebas", ha dicho irónico. Tampoco el consejero ha entrado en la polémica acerca de si Revilla fumó o no durante la comida y se ha limitado a señalar que en espacio como el que se celebró el almuerzo no se puede fumar.

MASCARILLA EN EL PARLAMENTO

Precisamente, en el debate de este punto se ha desencadenado otro polémica también relacionada con el cumplimiento de la normativa Covid y más concretamente con el uso de la mascarilla en el Hemiciclo del Parlamento. Después de que en la Cámara regional se hayan detectado varios contagios por Covid de diputados y que se hayan tenido que celebrar dos cribados masivos en la Cámara, el consejero se ha quejado de que algunos parlamentarios sigan interviniendo en la tribuna sin la mascarilla.

Por ello, ha aprovechado su intervención para pedir a la Mesa del Parlamento que "vuelva a valorar el tema de que los oradores en esta Cámara se quiten la mascarilla". "Los miembros del Gobierno estamos en primera fila y al volumen que se habla si uno de los oradores estuviera afectado de COVID-19 los miembros del Gobierno desde luego caíamos seguro", ha censurado el consejero.

Tras esta puntualización del consejero, el presidente del Parlamento, el también socialista Joaquín Gómez, ha indicado a todos los diputados que el uso de la mascarilla era "obligatorio" en todo el Hemiciclo, incluyendo también el momento de intervenir en la tribuna, como -ha dicho- se indicaba en un informe de la empresa de prevención de riesgos laborales de la Cámara del que se dio traslado el pasado viernes en la Junta de Portavoces.

Ni las palabras del consejero ni las del presidente del Parlamento han caído bien en todos los grupos y el portavoz del PP, Íñigo Fernández, ha afirmado que lo que se acordó en la Junta es que usar la mascarilla en la tribuna era una "recomendación", no una "obligación". Y en cuanto a la petición del consejero, el portavoz popular ha indicado que "no ha lugar a que venga un señor del Gobierno a decir al Parlamento cómo tiene que regularse" y "mucho menos" -ha dicho- uno que "ha incumplido las normas yéndose con 11 personas a comer a la Filmoteca".

Comentarios