martes 26/10/21
CORONAVIRUS

Revilla pide abrir comercios y que se permita ir a la huerta, pescar, coger setas y hacer surf

El presidente Revilla en su despacho de la sede del Gobierno de Cantabria
El presidente Revilla en su despacho de la sede del Gobierno de Cantabria

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha pedido este domingo al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que comience la desescalada de las actividades económicas cerradas con motivo del estado de alarma por la epidemia de coronavirus. Así, ha planteado la apertura de comercios y también que se permitan actividades habituales en Cantabria como el cultivo en huertas, ir a pescar con caña o en bote, a recoger setas o a hacer surf.

Revilla ha defendido que si se realizan individualmente, estas actividades no entrañan ningún riesgo. De igual forma, ha defendido la apertura de comercios como librerías, tiendas de ropa o concesionarios de coches, guardando las distancias como se hace en los estancos o en los supermercados; que se autorice las obras en viviendas; y que se reactive la adjudicación de obra pública.

El Gobierno de Cantabria plasmará todas estas peticiones en un plan de desescalada en el que comenzará a trabajar este lunes

El Gobierno de Cantabria plasmará todas estas peticiones en un plan de desescalada en el que comenzará a trabajar este lunes un comité del que forma parte el propio Revilla, junto al vicepresidente, Pablo Zuloaga, el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, técnicos de Valdecilla y diferentes expertos, entre ellos un economista. Así lo ha explicado Revilla a preguntas de los medios en la rueda de prensa telemática que ha ofrecido tras la reunión de presidentes con Pedro Sánchez. El jefe del Ejecutivo PRC-PSOE ha dicho que el plan se aprobará "esta semana sin duda" y ha confiado en que Madrid apruebe las propuestas porque son "sensatas".

De hecho, Revilla sostiene que a nivel epidemiológlico, "las cosas en Cantabria van mucho mejor que en el resto de España", por lo que no descarta que la región tenga "acceso a una desescalada mayor" y en actividades específicas que responden a peculiaridades que no tienen otras comunidades autónomas.

"NO PODEMOS PARAR LA ECONOMÍA"

"No podemos parar la economía", ha reivindicado el presidente de Cantabria, quien se ha preguntado "cómo vamos a levantar este país si está prohibido adjudicar obra pública". Revilla se ha quejado a Sánchez de que la redacción del estudio informativo del tren Santander-Bilbao está bloqueada porque las mesas de contratación están suspendidas durante el estado de alarma. De igual forma, ha urgido la convocatoria del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), porque Cantabria no ha recibido a día de hoy "ni un euro" de financiación adicional pese a estar sufriendo "un quebrando no inferior a 400 millones de euros".

"No se puede llevar la desescalada desde Madrid y dejar al margen a las comunidades autónomas", afirma Revilla

Revilla ha trasladado a Sánchez que igual que el Covid-19 se ha cebado con los mayores, la crisis económica provocada por la epidemia "puede dañar a toda una generación de gente joven". Por ello, ha pedido una desescalada que facilite la reactivación económica dado que el coronavirus "va a seguir con nosotros, como siguen las gripes". Ha añadido que "los principales interesados en que se controle la pandemia somos los ciudadanos individualmente". También ha argumentado que "no se puede llevar la desescalada desde Madrid y dejar al margen a las comunidades autónomas", que son las que "saben mejor que nadie la situación de cada municipio o las actividades que se pueden desbloquear sin peligro".

Según Revilla, la "queja de que no pintamos nada" también la han trasladado otros presidentes como los de Galicia y País Vasco. "Es razonable que se nos permita tener decisión porque conocemos mejor que un gabinete de Madrid las peculiaridades de cada territorio" y su situación epidemiológica, ha recalcado. Así, ha recordado que "no es igual la vida en las ciudades que en los pueblos", y en Cantabria el 30% de los municipios no ha registrado ningún caso de coronavirus, por lo que la desescalada debe hacerse "con conocimiento de la realidad".

Revilla ha trasladado al presidente toda una serie de situaciones cuya suspensión ha causado "perturbación" en Cantabria y que "no originan ningún peligro" porque se realizan individualmente, como el cultivo de las huertas o ir a pescar, máxime ahora que empieza la época de siembra y la costera del cachón. En su opinión, la prohibición de estas actividades y de otras como hacer surf, ir al monte a recoger setas es "incomprensible" por lo que ha pedido que "se empiece a liberar" como se va a hacer próximamente con la actividad física. Según Revilla, Sánchez le ha reconocido que "son peculiaridades que desconocen en Madrid" y ha trasladado a los presidentes autonómicos que intentarán tener en cuenta las propuestas que sean "razonables".

DATOS "ALENTADORES"

El presidente de Cantabria ha defendido que la región está en una situación de partida para la desescalada "muy buena", porque la epidemia está "controlada" gracias al "comportamiento ejemplar" de los cántabros, que han sido "rigurosos" en el cumplimiento de las normas del estado de alarma. En su opinión, los datos epidemiológicos son "verdaderamente alentadores" y reflejan que "lo peor ha pasado". Revilla ha recordado los picos de 180 personas diarias infectadas que se registraron a finales de marzo, cuando se llegó a 580 personas ingresadas y 57 en cuidados intensivos con respiradores, "si bien es cierto que siempre hubo una holgura de más de 200 camas y 30 UCIs disponibles".

"El panorama ha cambiado radicalmente", ha dicho tras destacar que a día de hoy hay 132 personas hospitalizadas y 9 en UCI, "por primera vez" hay más curados que casos activos, "un dato importantísimo que demuestra que las cosas en Cantabria van mucho mejor que en el resto de España", lo que supone "un alivio y cierto optimismo", ha reconocido Revilla, quien considera que aunque hay que "mantener la prudencia", "no hay ningún riesgo de que podamos tener una marcha atrás".

El presidente defiende que la vuelta a la actividad en los sectores no esenciales tras el cese de dos semanas decretado por el Gobierno fue "muy bien" y no provocó ningún rebrote. "En esa línea hay que seguir en el resto de la actividad económica", ha dicho Revilla, quien ha defendido que los ciudadanos e incluso los niños tienen interiorizadas las normas de prevención y las empresas y trabajadores están "cumpliendo a rajatabla" las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

De cara al verano, Revilla cree que en los meses de julio y agosto, "si no se tuercen los datos", se podrá ir a la playa y el sector turístico podrá recuperarse en parte y atraer al turismo nacional. El presidente ha destacado que el verano atemperará la violencia del virus, que "con calor está muy poco cómodo" y se mueve mejor en "frío seco".

 

 

Comentarios