martes. 06.12.2022

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha asegurado que el Gobierno regional está trabajando "con todos los medios a su alcance" para alcanzar un acuerdo y evitar que se llegue a producir la huelga indefinida convocada por el Sindicato Médico a partir del 7 de noviembre. El presidente ha reconocido que hay asuntos en Atención Primaria que se pueden mejorar y entiende que hay un "malestar" en el sector que está "plenamente justificado", pero ha culpado en parte a los recortes en Sanidad de la época del Gobierno del PP.

Revilla ha remarcado que "no hay nadie que tenga algo grave, como un tumor, y no sea operado"

Y es que, a su juicio, la Atención Primaria tiene un déficit de personal originado por esos recortes que hicieron que los profesionales buscaran trabajo en otros países, como le ha dicho Revilla a la líder de los 'populares' cántabros, María José Sáenz de Buruaga, en el Pleno del Parlamento de este miércoles. "Recuerde usted la etapa en la que gobernaron la sanidad y los recortes que hicieron, que motivó que muchos profesionales del país se tuvieran que marchar de España y sus consecuencias las estamos pagando ahora, porque no hay personal".

Buruaga ha preguntado en la Cámara qué va a hacer el Gobierno para evitar la huelga a partir del lunes, ya que considera que es "incapaz" de lograrlo y que el presidente se mantiene "como quien oye llover". Sin embargo, Revilla ha respondido que el Ejecutivo está "muy preocupado" e intentando "por todos los medios" poner solución, para lo que ha venido negociando y aún tiene convocadas reuniones antes del día 7. De hecho, la Consejería se reunirá mañana con el sindicato.

"Esperamos llegar a un acuerdo dentro de las posibilidades", ha dicho, destacando que la petición inicial del Sindicato Médico, que era mejorar la seguridad de los profesionales ante las agresiones, se ha recogido "desde el primer momento" y ya se ha puesto en marcha la instalación de unas 60 cámaras en los centros de salud y la contratación de personal de seguridad, medidas en las que se van a invertir 500.000 y 800.000 euros, respectivamente.

También, ha añadido, se está trabajando en la mejora de las listas de espera y "en los próximos días" se conocerán nuevas partidas económicas que se van a destinar a ello, además de que se están reforzando los turnos para que las pruebas médicas se realicen las 24 horas del día. Aun así, Revilla ha remarcado que "no hay nadie que tenga algo grave, como un tumor, y no sea operado". Y ha reconocido que hay "asuntos que mejorar", como las peticiones de reducir la burocracia facilitando a los médicos medios técnicos para "que no tengan el agobio que tienen ahora", y asegura que "en esa línea estamos trabajando en estos días".

Buruaga ha asegurado que los cántabros están "enormemente preocupados" por esta convocatoria de huelga

Por último, Revilla ha dicho que comprende la "insatisfacción" del sector, pero ha señalado que es "en general en España". "El resto de reivindicaciones no es ajeno al resto del país, no un caso de Cantabria, ni estamos peor que otros sitios", ha zanjado. De esta forma ha respondido a las críticas de Buruaga, que le ha pedido que intervenga para reconducir la "caótica" situación de la sanidad pública, porque "no puede seguir desentendiéndose de la sanidad, apartando los problemas y esquivando sus responsabilidades".

La 'popular' ha asegurado que los cántabros están "enormemente preocupados" por esta convocatoria de huelga, pero sobre todo por la "incapacidad" para evitarla de un Gobierno "cuya voluntad real de negociación es cero y que no actúa movido por el interés público, sino forzado por la necesidad de evitar la factura electoral".

A su juicio "no hay intención de resolver los problemas de la Atención Primaria, sino de aislar y desactivar al sindicato convocante, y tampoco una propuesta real y concreta sobre la mesa ni compromiso ni garantía de cumplimento". "No tienen ninguna credibilidad", ha resumido la presidenta, para quien otra muestra de ello son los presupuestos de Cantabria para 2023, que, como todos los anteriores, no contienen partidas suficientes para respaldar los acuerdos pasados y futuros. En este sentido, ha advertido que de lo que se trata "no es de negociar ni de acordar, sino de cumplir lo que se firma".

Precisamente, en esta misma línea Vox ha llevado al Pleno una moción que han tumbado los grupos que sustentan al Gobierno regional, PRC y PSOE, con la mayoría absoluta que suman en la Cámara, y que instaba a la Consejería de Sanidad a cumplir los acuerdos pactados con los representantes de los médicos de Atención Primaria en el año 2019 para que el personal sanitario desconvoque la huelga. La iniciativa exigía al bipartito cumplir las agendas médicas de 28 pacientes, dotar presupuestariamente el programa de absorción de la demanda "para acabar con las listas de espera en los centros de salud ateniendo a pacientes en horario de tarde", eliminar carga burocrática a los médicos "para que tengan más tiempo de atención al paciente", pagar la actualización de las horas de atención continuadas con los retrasos de los años 2021 y 2022, contabilizar los años de MIR -Médico Interno Residente- como tiempo trabajado para el acceso a los grados de carrera profesional" o eliminar la figura del médico de continuidad

Son las medidas que pide el Sindicato Médico para evitar la huelga, y que Vox ha llevado al Parlamento ya que la Consejería "no tiene a bien atenderle", ha dicho su portavoz, Cristóbal Palacio. Toda la oposición ha votado a favor de esta iniciativa y ha criticado la actitud del consejero de Sanidad, Raúl Pesquera, ya que a pesar de que ha señalado en varias ocasiones públicamente su voluntad de negociar creen que "no quiere", y lamentan ha "descalificado" y "menospreciado" al sindicato convocante señalando que solo tiene un 10% de representación o recibiendo a sus portavoces para negociar una vez a la semana.

"No te dedicas a descalificar a alguien con el que quieres negociar", han coincidido los portavoces de PP, Cs y Vox, que también han criticado que se convoquen las mesas de negociación solo los jueves. "Si quisieran evitar la huelga negociarían desde las 8 de la mañana hasta que llegasen a un acuerdo", pero el Gobierno "les recibe los jueves de 9:00 a 12:00 horas, sin cansarse", ha lamentado el diputado de Vox.

MENOSPRECIO

Palacio ha criticado la actitud del consejero de Sanidad, Raúl Pesquera, que a su juicio "no tiene la más mínima intención de escuchar a los médicos en sus reivindicaciones" y que en su opinión "ha perdido la poca credibilidad que tenía al incumplir lo firmado por parte de su consejería en 2019".

Sin embargo, desde el PRC han opinado que "se han sacado de contexto las palabras del consejero" y han confiado en el "papel negociador del Gobierno, además de que han destacado que el presupuesto de Sanidad volverá a ser en 2023 el más alto de la historia y de todas las consejerías con 1.087 millones de euros. Y desde el PSOE han defendido medidas que se han tomado a petición del colectivo médico, como la colocación de cámaras y contratación de personal de seguridad y han insistido en que "el eje central de la estrategia" para resolver el conflicto "debe ser el diálogo".

Comentarios