sábado 8/5/21
CORONAVIRUS

Revilla advierte que la "desbandada de turistas" en Madrid "puede tener consecuencias"

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, defiende que se acabe el Estado de Alarma
Revilla

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha vuelto a pronunciarse sobre la situación epidemiológica de la Comunidad de Madrid advirtiendo que la "desbandada de turistas" que está recibiendo de cara a Semana Santa "puede tener consecuencias". Y es que el hecho de "que Madrid esté bien o mal preocupa mucho al resto de España", porque es "un pulpo con muchos tentáculos" y está allí "todo el meollo". "Tenemos que ir a Madrid para todo", ha sentenciado.

Revilla ha hecho estas declaraciones en una rueda de prensa que ha ofrecido este sábado para informar de los avances en los proyectos comprometidos por el Estado con Cantabria, y en la que ha hecho también un repaso de la situación epidemiológica.

En este sentido, se ha referido a la "grabación furtiva" que se hizo pública esta semana, en la que los micrófonos le captaron afirmando que Madrid iba a ser "una bomba" de contagios tras la Semana Santa.

Al respecto ha recordado que "previamente ya había hablado del asunto" y ha reconocido que tiene "mucha preocupación" por la llegada de la cuarta ola, que "viene seguro". El presidente ha reconocido que "no es virólogo", pero ha destacado que está en contacto con expertos que le trasladan su punto de vista.

Revilla está convencido de que el verano "lo salvaremos bien" si se logra "que esta ola no sea muy grave" y se llega a tener al 60% de la población vacunada contra el Covid-19 en el mes de julio, un objetivo para el que, ha advertido, tienen que llegar las vacunas comprometidas.

VACUNAS

Al hilo, se ha preguntado si en Europa "se las toman a broma" y "por qué está tan lenta" sabiendo que la vacuna "es la solución", además de que, si llegara, "nos podríamos ahorrar miles de muertes".

"Si estuviera España vacunada para julio, adiós Covid de momento, si no sale otra cepa", ha insistido, recordando que en Cantabria solo ha habido dos casos de entre 25.000 personas que se han contagiado después de recibir las dos dosis, y que si se da la infección tras recibir la vacuna los síntomas son leves.

Por último, ha dicho que Cantabria, con una incidencia acumulada de 108 casos por cada 100.000 habitantes, está "holgadamente" en el nivel 2 de alerta sanitaria, pero si se llega a los parámetros fijados dentro del nivel 3 -que sería una incidencia de 150 casos-, Sanidad impondrá medidas restrictivas "seguro". Así, aunque "hay comunidades que esto no lo tienen en cuenta", en Cantabria "actuamos exactamente igual que un despertador: lo pones y suena", ha dicho.
 

Comentarios