jueves. 18.08.2022
POLÍTICA

Real denuncia un uso “partidista” del informe del SCS y la oposición le reta a publicarlo en la web del Gobierno

María Luisa Real asegura que no tiene "ningún problema" en compadecer y Buruaga la reta a publicar en la web del Gobierno el informe de intervención sobre las irregularidades en el SCS para que los ciudadanos puedan comprobar "si son un escándalo y si están haciendo un partidista del documento."

La consejera de Sanidad, María Luisa Real
La consejera de Sanidad, María Luisa Real

La consejera de Sanidad, María Luisa Real, ha asegurado que no tiene "ningún problema" en comparecer en el Parlamento regional o "en cualquier lugar" donde se la requiera a raíz del informe -todavía provisional- del interventor de la Comunidad que corrobora las incidencias contractuales en el Servicio Cántabro de Salud (SCS) puestas de manifiesto previamente por la inspección sanitaria.

De todas formas, la dirigente del PSOE -que ya ha comparecido en la Cámara por este asunto en tres ocasiones- ha insistido en que le resulta "curioso el intento de montar artificialmente un escándalo sobre algo que se realiza todos los años en todos los organismos", y ha vaticinado al respecto que, teniendo en cuenta el inminente inicio del curso político y la cercanía de las elecciones autonómicas y municipales, las distintas formaciones harán uso "partidista" del documento. "Estamos en fase preelectoral. Supongo que los grupos van a usar de forma partidista un informe -ha remarcado- de control financiero que se ha realizado todos los años menos en 2015", ha expresado Real a preguntas de los periodistas, a través de los cuales ha invitado a comparar el documento en cuestión, -correspondiente a 2016 y 2017-, con los realizados en 2014 y ejercicios anteriores, hasta 2011, y "ver las diferencias entre uno y otros".

Actitud diferente ante situaciones semejantes

En este sentido, y tras recalcar que el primero es "provisional" mientras que los segundos son ya "definitivos", ha considerado que la "actitud" ante situaciones "semejantes" es "completamente diferente", hasta el punto de que "de un informe en el que se detectan incidencias contractuales puramente administrativas se está intentando montar un escándalo" y que también "artificialmente dure lo más posible".

La responsable de Sanidad -a la que toda la oposición ha pedido que dimita o, en su defecto, sea cesada- ha recalcado que en "todos" los informes "definitivos" del SCS las incidencias detectadas en los contratos son "mayores", tanto en "número" como en "importancia", que, en las apreciadas en el provisional, por lo que ha apelado de nuevo a que se comparen unos y otros.  Al hilo, ha indicado que todavía está abierta la fase de alegaciones, y que el Servicio Cántabro Salud tiene hasta finales de este mes para remitirlas al interventor y que a partir de entonces el documento pase a ser definitivo, para lo cual no hay plazo.

Las alegaciones están corriendo a cargo de cada una de las gerencias, en función de las incidencias detectadas en contratos, tanto abiertos, como negociados o menores, ha recordado para finalizar María Luisa Real.

El reto de Buruaga a Real

La presidenta del PP de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, ha retado este lunes a la consejera de Sanidad, María Luisa Real (PSOE), a publicar en la web del Gobierno el informe de Intervención sobre las irregularidades en la contratación del Servicio Cántabro de Salud (SCS) para que los ciudadanos puedan comprobar "si son o no un escándalo y si se está haciendo un uso partidista del documento". En un comunicado, la dirigente popular ha opinado que si la consejera "no tuviera nada que ocultar y estuviera tan segura de que no hay nada reprochable en su gestión, ya habría enviado el informe al Parlamento y difundido su contenido por tierra, mar y aire". "Así lo ha hecho la coalición PRC-PSOE en esta legislatura sin que nadie se lo pida cuando los informes fiscalizaban la gestión del Ejecutivo del PP y aun siendo provisionales", ha aseverado.

Después de que Real haya insistido este lunes en acusar a la oposición de intentar "montar artificialmente un escándalo" sobre este asunto y de usarlo "de forma partidista", la dirigente popular ha insistido en que "aquí no hay ninguna novela y ninguna conspiración del PP, sino una gestión chapucera e indecente y la comisión de graves irregularidades e ilegalidades que nadie ha podido rebatir, explicar, ni justificar".

A su juicio, las irregularidades han quedado "acreditadas" con la denuncia de la que era jefe de Contratación del SCS; con las pruebas aportadas por el PP; con dimisiones de dos altos cargos del Servicio Cántabro de Salud y con informes de la propia Administración, el primero de la Consejería y el segundo de control financiero de la Intervención. "Por mucho que la consejera se empeñe ahora en rebajar la gravedad de su contenido, la Fiscalía de Cantabria sí le ha dado importancia al informe de Intervención, puesto que se lo ha reclamado al Gobierno para incorporarlo a las diligencias de investigación porque no lo envió de oficio", ha opinado. .

Además, Sáenz de Buruaga ha reprochado a la consejera que pretenda sostener al mismo tiempo una cosa y su contraria. "No se puede decir que este es un escándalo artificial montado por el PP y, al mismo tiempo, escurrir el bulto amparándose en que ya se han producido dos ceses por las responsabilidades en las que se haya podido incurrir", ha aseverado.

Por otra parte, ha opinado que la actitud del Gobierno ante este "escándalo" ha sido "muy poco colaboradora y menos aún transparente y todo lo que se ha podido investigar y conocer ha sido forzado por el PP".

Comentarios