sábado 16/10/21
POLÍTICA

Rajoy debería dar un paso a un lado porque “ha tolerado o amparado una corrupción enorme”

Revilla cree que no habrá terceras elecciones en España, aunque para ello espera un “gesto de generosidad” del presidente en funciones.

Miguel Ángel Revilla, durante su encuentro con Mariano Rajoy previo a las elecciones del 20D
Miguel Ángel Revilla, durante su encuentro con Mariano Rajoy previo a las elecciones del 20D

El presidente cántabro, el regionalista Miguel Ángel Revilla, cree que no habrá terceras elecciones generales en España ya que tras la última convocatoria, -la del 26 de junio, con la que se repitieron los comicios del 20 de diciembre-, se formará Gobierno, aunque espera, para ello, un "gesto de generosidad" de Mariano Rajoy, Presidente en funciones y candidato a la reelección del PP, el partido más votado (logró 137 diputados y la mayoría está en 176).

"España está por encima de personalismos. No hay nadie imprescindible", ha manifestado el secretario general del PRC, para quien el dirigente 'popular' debería apartarse, para conseguir así el apoyo de un partido "moderado" como Ciudadanos de cara a un pacto, y también la abstención del PSOE.

"Yo me apartaría", ha asegurado Revilla, que considera que en el PP hay "cantidad de candidatos preparados" que no están además "involucrados en nada", en alusión a casos de corrupción detectados en el seno de la formación.

"España está por encima de personalismos. No hay nadie imprescindible", ha manifestado el secretario general del PRC

Y es que es precisamente por esto último por lo que el jefe del Ejecutivo autonómico cree que Rajoy debería dar un paso a un lado, porque ha "tolerado" o "amparado" una corrupción "enorme" en las filas 'populares', a lo que se suma -ha agregado- las gestión de la crisis y las políticas puestas en marcha por su Gobierno en los últimos años.

Además, Revilla se ha mostrado convencido de que el Rey Felipe VI pedirá ese "gesto de generosidad" al dirigente 'popular' en la ronda de consultas con las distintas formaciones políticas previa a la designación del candidato a ocupar la Moncloa.

Riesgo de ser agredidos

Y todo ello, porque "si hay terceras elecciones, corremos el riesgo los políticos de ser agredidos físicamente, en el momento en que aparezcamos en un auditorio a dar una charla". Y "con razón", ha apostillado.

El presidente cántabro ha hecho estas reflexiones en Santander, durante su intervención ante los participantes en el Encuentro Internacional de Auditores Internos de la empresa Saint-Gobain, en el que también ha intervenido el vicepresidente y director de Auditorías y Control Interno de la compañía, Jean Francoise Tphelizon.

En su discurso, que ha durado casi una hora, Revilla se ha presentado a los asistentes al foro y ha repasado a continuación la coyuntura internacional y europea, abordando también la situación en España, especialmente en clave política.

Tras explicarles el "curioso" sistema de elección, -de diputados, no de presidente-, el jefe del Ejecutivo cántabro ha indicado que el PP de Rajoy ha "ganado", pero se ha preguntado "de qué vale" una victoria con 137 escaños "si nadie te da un diputado más", cuando hay que "juntar" 176.

"La solución a la crisis fue la equivocada", ha sentenciado el dirigente cántabro

Y aunque para Revilla Rajoy no es "el peor" de los que han gobernado España, sí es "el capitán del barco", es decir, "el culpable" de una gestión y política económica que ha llevado al país a la situación en que está, con una tasa de paro superior al 22%, la mitad de los desempleados sin cobrar ningún tipo de prestación o el incremento de ciudadanos que viven por debajo del umbral de la pobreza.

A esto se une el hecho de que el líder y candidato del PP, aunque "honrado", según Revilla, ha "encubierto una etapa de corrupción masiva", con "890" cargos políticos en todo el país, entre alcalde, concejales y presidentes de diputaciones, "a punto de sentarse en el banquillo de los acusados". "En Valencia creo que no hay nadie que no haya metido la pena", ha apostillado el regionalista.

A su entender, todo lo anterior ha hecho aflorar los populismos en nuestro país, donde hay más de diez millones de personas -según ha cifrado- a las que "les da igual", por ejemplo, "que venga Maduro".

De la euforia al desencanto

En clave europea, Revilla ha repasado el origen de la Unión, que "tantas expectativas e ilusión" generó, citando la "euforia" que supuso la entrada de España en 1986, hasta llegar al "desencanto" actual, al irse "degradando" en los últimos años la percepción de los ciudadanos en relación al bloque comunitario.

Y el "detonante más llamativo" del "descontento" con la pertenencia a la UE ha sido el reciente triunfo del 'Brexit' por el que el Reino Unido ha decidido, en referéndum, abandonar el conjunto comunitario, pese a que en su opinión este país "no ha estado nunca" dentro, por haberse integrado de forma "peculiar", manteniendo su política monetaria o el banco de Inglaterra.

De todas formas, la decisión ha provocado un "alarma" en el seno de los todavía Veintiocho, ya que "empieza a haber conatos" acerca de la continuidad o no de otros países, que podrían "seguir" la senda de los británicos.

Revilla achaca este panorama a que cuando se inició la crisis económica, en 2007, Bruselas adoptó un "camino completamente equivocado". "La solución a la crisis fue la equivocada", ha sentenciado el dirigente cántabro, que cree que la misma ha "favorecido" a quien "manda", a países como Alemania, pero no ha "beneficiado" a España y a otros estados igualmente miembros.

Así las cosas, medidas como la adoptada por el Banco Central Europeo de emitir un millón de euros al cero por ciento de interés "no ha solucionado nada", porque ha supuesto pasar dinero "de banco a banco", pero no ha tenido efectos en "la calle", en la gente.

Por eso, y tras apuntar que hay que desarrollar las infraestructuras, las energías renovables y atender a las personas mayores -pues el aumento de la esperanza de vida ha sido "la gran revolución" del último siglo-, el presidente de Cantabria ha propuesto una política "distinta" por parte de la Unión, de inversiones en los países, en función de la población, la renta media de cada uno y el nivel de paro.

"Estoy esperando de Europa sensatez", ha manifestado Miguel Ángel Revilla, que ha advertido, para finalizar, que en caso contrario va a seguir "el desapego".

Comentarios