lunes 29/11/21
POLÍTICA

El PSOE acusa al PP de mentir para distraer la atención de los agujeros económicos de su gestión

Silvia Abascal asegura que no es cierto que las retribuciones de los altos cargos vayan a costar 2,5 millones, y afirma que los funcionarios mantendrán el sueldo que venían percibiendo.

La portavoz del PSOE en el Parlamento de Cantabria, Silvia Abascal
La portavoz del PSOE en el Parlamento de Cantabria, Silvia Abascal

Los 14 millones de euros perdidos del Fondo Social Europeo por el anterior Gobierno regional del PP es uno de los motivos por los que, en opinión de la portavoz del PSOE en el Parlamento autonómico, Silvia Abascal, los ‘populares’ han criticado la política de retribuciones de altos cargos llevada a cabo por el actual Ejecutivo de coalición.

Abascal ha acusado al PP cántabro de "mentir" sobre este tema con el objetivo de "desviar la atención sobre los agujeros económicos que ha dejado" el Ejecutivo de Ignacio Diego, y ha rechazado que el nuevo Gobierno vaya a costar 2,5 millones en cuatro años a los cántabros en materia de retribuciones. "Lo que sí es un hecho es que el Gobierno del PP nos ha costado, por el momento, 18 millones desaparecidos en Néstor Martin y 14 de fondo europeo para desempleados que se han perdido", ha afirmado la socialista.

Además ha señalado que ahora los altos cargos se están cubriendo con "las retribuciones que estaban fijadas en los presupuestos", porque la ley de Medidas Administrativas, Económicas y Financieras para la ejecución del Plan de Sostenibilidad de los Servicios Públicos de Cantabria "no permitiría otra cosa".

Para la portavoz del PSOE la diputada del PP, Isabel Urrutia, "intenta confundir" a la opinión pública calificando como altos cargos a "quienes son funcionarios del nivel A", requisito que establece la Ley de Régimen Jurídico de la Administración para ocupar las subdirecciones generalas. "Estos funcionarios cobrarán el sueldo que venían percibiendo más un complemento especifico que oscila entre los 7.000 y los 16.000 euros anuales", ha apuntado al respecto.

Para Abascal, Urrutia es "la persona menos indicada para hablar de eficiencia en el gasto" y "las únicas lecciones que puede dar" son "en materia de recortes sociales". En este sentido, recordó que, estando al frente del ICASS, Cantabria "pasó de ser la primera Comunidad Autónoma en aplicación de la ley de Dependencia a ocupar los puestos de cola".

"Con el Gobierno del PP, Cantabria no estaba integrada de manera efectiva en la red de servicios sociales básicos, carecía de buenas prácticas acreditadas por el Observatorio de la Atención de la Dependencia, y carecía de sistemas de información en tiempo real, así como de un seguimiento sistematizado de la situación", aseguró Abascal, que añadió que dichas carencias ya están siendo "subsanadas" por el nuevo Ejecutivo.

Crítica del PP

La pólemica se suscitó el pasado viernes cuando la ‘popular’ Isabel Urrutia afirmó que el Gobierno de Cantabria tiene un “mensaje contradictorio" sobre el incremento en el número de altos cargos que ha llevado a cabo al modificar la estructura básica de las consejerías para adaptarla al pacto de gobierno PRC-PSOE.

Para la parlamentaria del PP, "no es cierto" que el nuevo organigrama del Gobierno de Cantabria no vaya a tener un coste para las arcas públicas regionales, puesto que, según asegura, cada dirección general creada cuesta a los cántabros más de 60.000 euros y cada subdirección cuesta más de 59.000 euros. En base a esto, y siempre según sus cálculos, la Administración PRC-PSOE costaría a los cántabros 2,5 millones de euros más en cuatro años que el Gobierno del PP.

La diputada de la oposición considera que con esto el Gobierno de Cantabria "incumple la propia exposición de motivos del decreto que modifica la estructura de la Administración regional, en la que se apela a una política de eficiencia, eficacia y austeridad y de ahorro".

Según Urrutia, en algunos casos el aumento de cargos se ha hecho para dirigir tan sólo a 10 funcionarios, como es el caso de las subdirecciones de Patrimonio Cultural y de Política Cultural, o a 15, como es el caso de la subdirección de Planificación Territorial y del Paisaje.

Asimismo, criticó que se asigne la dirección del Centro de Estudios de la Administración Regional (CEARC) a un alto cargo, cuando durante los últimos cuatro años venía siendo dirigido por un funcionario, así como que haya áreas a las que se han asignado dos directores generales cuando venían siendo gestionados por un único director.

"Estamos ante un Gobierno minoritario en votos pero mayoritario en cargos", sentenció la diputada del PP, censurando además el "atrevimiento" del consejero de Economía, Juan José Sota, de dar el visto bueno a una estructura de la Administración "más cara para los cántabros", cuando la ley de presupuestos nacional restringe de forma clara la reposición de efectivos, la no dotación de nuevos puestos de trabajo y la amortización de los puestos vacantes.

"Lo cumplen para los puestos de los empleados públicos pero no para la creación de nuevos cargos públicos, y todo ello, al tiempo que pregonan la supuesta necesidad de recortar 100 millones de euros de inversiones y subvenciones", ha concluido.

Comentarios