jueves 6/5/21
POLÍTICA

El PRC insta al Gobierno a que La Remonta no sea "gravosa" y tenga un "precio asumible" para Santander

El diputado nacional regionalista, José María Mazón, y el secretario general del PRC en Santander, José María Fuentes-Pila, en rueda de prensa
El diputado nacional regionalista, José María Mazón, y el secretario general del PRC en Santander, José María Fuentes-Pila

El Partido Regionalista de Cantabria (PRC) ha presentado una moción en el Congreso de los Diputados en la que insta al Gobierno central a acordar con el Ayuntamiento de Santander la transmisión de la finca de La Remonta "de la forma menos gravosa para la ciudad". "No puede ser gravosa y tendrá que tener un precio asumible", ha defendido este viernes en rueda de prensa el diputado nacional regionalista, José María Mazón, que ha explicado el contenido de esta iniciativa, acompañado por el secretario general del PRC en Santander, José María Fuentes-Pila. Para Mazón, si "no hay manera" de que esa cesión sea gratuita, dicho valor tiene que contemplar el conjunto de inversiones y gastos que va a tener que hacer el Consistorio. "No se trata de hacer caja", ha dicho.

En este sentido, la moción señala que se estudie el instrumento jurídico "más adecuado" para dicha transmisión, teniendo en cuenta que el uso futuro de la finca "deberá tener carácter público", sin ser necesario que pierda la condición de 'dominio público'. Asimismo, la iniciativa insta al Ejecutivo nacional a reclamar al Consistorio la firma "inmediata" de una adenda a la concesión, que recoja tanto la ampliación del plazo a cinco años -hasta el 23 de marzo de 2025- como la totalidad de la superficie -285.000 metros cuadrados-, quedando excluidas la zona de viviendas; y se comprometa a hacer un uso "racional y diligente" de la misma, con su correspondiente mantenimiento y conservación, sin que quepa la subrogación de un tercero. Según el diputado regionalista, el Ministerio de Defensa remitió un documento al Consistorio hace aproximadamente un mes y medio que recogía un ofrecimiento, que desconocían, y que ahora que lo conocen no les resulta "del todo satisfactorio" y hay una serie de cláusulas que cree que tienen que "negociar".

El PRC en el Ayuntamiento de Santander ya ha presentado una moción en este sentido y el Grupo Parlamentario Regionalista hará lo mismo en la Cámara cántabra, con el objetivo de que esta cesión "no sea gravosa" ni para el Ayuntamiento ni para el Gobierno de Cantabria. "No vamos a entrar en regateos", ha dicho, señalando que "esto es para todos". "Vamos a ver si entre todos los grupos parlamentarios conseguimos aprobar esta moción para que el propio Ministerio tenga que seguir y asumir las condiciones que marque algo aprobado por todo el Congreso de los diputados", ha apuntado Mazón, quien espera que "al menos los diputados de Cantabria voten a favor y convenzan a sus partidos". En este sentido, se ha mostrado "dispuesto" a negociar las posibilidades para "mejorar" esta enmienda y ha reconocido que "la pelota está en el tejado" del PSOE y PP.

El PRC pretende convertir la finca de La Remonta en un espacio verde y no destinarse a la construcción de viviendas, integrándose este espacio en la ciudad, para lo que Mazón ha propuesto derribar el muro y poner una verja. Finalmente, el diputado regionalista ha abogado por "ser razonables" para "no pasar 20 años más con la fina abandonada". "Es una oportunidad que no se puede perder ni retrasar", ha sentenciado. Por su parte, Fuentes-Pila ha reiterado que este proyecto "está más cerca que nunca" y ha valorado que es "imprescindible" la colaboración de las administraciones. El convenio suscrito en 2006 en relación a La Remonta preveía el desarrollo de un Plan Parcial que contenía la construcción de 1.300 Viviendas de Protección Oficial, que se retrasó y que derivó en que, en 2015, tuviera lugar la concesión demanial de los 90.000 metros cuadrados actuales para uso público. El convenio inicial de 2006 ha decaído recientemente por la anulación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Santander por el Tribunal Supremo.

Comentarios