POLÍTICA

El PP elige la ‘vía Revilla’ para gobernar en las comunidades donde no tiene mayoría absoluta

Esto permitiría gobiernos en minoría que necesitarían de acuerdos y apoyos externos para sacar adelante leyes, y para los que sí podría contar con Vox
El secretario general del PRC, Miguel Ángel Revilla
El secretario general del PRC, Miguel Ángel Revilla

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha dado libertad a sus 'barones' autonómicos para negociar acuerdos de cara a sus respectivas sesiones de investidura, si bien aquellos que no han obtenido mayoría absoluta en las elecciones de este 28 de mayo -como Cantabria, Comunidad Valencia, Aragón, Murcia, Extremadura o Baleares- están dispuestos a presentarse a la sesión de investidura sin haber cerrado ningún tipo de acuerdo previo con Vox, según han señalado fuentes 'populares'.

En caso de que PRC y PSOE muestren su oposición, el PP solo tendrá a la ultraderecha de Vox para poder seguir gobernando

Una fórmula a la que ya ha abierto la puerta el presidente en funciones de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, que este martes ha asegurado que no va a “obstaculizar” un Gobierno del PP para que Cantabria “no se contamine con un pacto con Vox”. Esta ‘vía Revilla’ es la que estas mismas fuentes confían en que se reproduzca en todo el territorio nacional y en aquellas comunidades en las que los ‘populares’ no han sacado mayoría absoluta.

De lo que todavía no habla nadie es de la situación en la que quedarán estos gobiernos del PP en minoría, y que necesitarán de acuerdos para sacar adelante todas sus iniciativas, para lo que sí podría contar con Vox. En el caso de Cantabria, por ejemplo, la aprobación de leyes conllevará el apoyo de los demás partidos. Y en caso de que PRC y PSOE muestren su oposición, el PP solo tendrá a la ultraderecha de Vox para poder seguir gobernando y aprobar leyes tan importantes como los presupuestos anuales.

En todo caso, Feijóo sigue defendiendo con ahínco su propuesta de que gobierne el más votado y ésa será una de las premisas que defenderán muchos de sus candidatos en sus territorios a la hora de conformar gobiernos, devolviendo así la pelota a partidos como Vox para que se retraten y aclaren si quieren votar lo mismo que la izquierda.

Esto obligará a la formación de Santiago Abascal a retratarse en esa primera votación de investidura que, en el caso de Murcia o Extremadura podría celebrarse antes de las elecciones generales del 23 de julio. "Que Vox vote que 'no' y hago la campaña de las generales desde mi región", confiesa en privado uno de los 'barones' de PP. "Si me matan a mí antes de las generales, Vox se pega un tiro", añade otro de los presidentes.

Con la vista puesta en la carrera de las generales, que llevará a mantener activada la maquinaria electoral en los próximos dos meses, en el PP reconocen que no hay "prisa" para esas negociaciones de investidura y apuestan por dilatar los posibles pactos, sobre todo con Vox. "Esto va a ir a fuego lento", reconoce otro dirigente autonómico.

DISTANCIA CON VOX

Los 'barones' del PP que no han conseguido mayoría absoluta o suficiente están dispuestos a presentarse a la investidura sin Vox, aunque sea fallida, al tiempo que ya fijan líneas rojas a esa formación "No voy a dejar entrar a Vox en el Gobierno de mi región", recalca uno de los ganadores autonómicos del PP en la noche del 28 de mayo.

De esta forma, la estrategia de Feijóo y de sus presidentes pasa por marcar distancia con Vox en plena campaña de las elecciones generales, consciente de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quiere utilizar la baza de los acuerdos entre PP-Vox para atacar a los 'populares'.

Algunas comunidades lo tienen más fácil, como es el caso de Baleares o Murcia, donde el PP suma más que toda la izquierda y ahí les bastaría la abstención de Vox. Sin embargo, en Cantabria, Comunidad Valenciana, Extremadura o Aragón es necesario un 'sí' para ser investido, de forma que no haya más votos en contra que a favor.

Comentarios