viernes. 01.07.2022
CANTABRIA

Las políticas de Revilla siguen ancladas en el pasado

El presidente recupera sus viejas reivindicaciones en industria, y anuncia que cuatro grupos empresariales planean instalarse en la región.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla

El presidente del Gobierno de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha recurrido a las mismas políticas que ya utilizó durante sus ocho años anteriores como jefe del Ejecutivo regional. Durante su intervención en el Foro Económico del Diario Montañés el regionalista ha vuelto a incidir en los mismos temas y los mismos conceptos económicos, políticos y de desarrollo que hizo tan famosos durante las legislaturas pasadas.

Una de ellas ha sido el proyecto eólico. Revilla ha anunciado la inminente adjudicación de los primeros 14 parques eólicos "en cuanto podamos", en el marco del plan energético del Gobierno del PP, al que "no vamos a poner ninguna pega aunque nos gusta más el nuestro". En este sentido, ha destacado el compromiso de la Universidad de Cantabria de preparar un proyecto para la antigua Pontificia de Comillas, "que haga que no se nos caiga".

El presidente del Gobierno regional, Miguel Ángel Revilla, ha afirmado este viernes que Sniace volverá a la actividad en octubre después de dos años de cierre, "si todo sale como está previsto"; y ha anunciado el interés de cuatro grupos empresariales por instalarse en Cantabria con proyectos que supondrían la creación de más de 450 puestos de trabajo.

También ha anunciado la constitución, antes del mes de febrero, de un equipo de personas "fuera de toda duda, que no hayan estado vinculados con partidos políticos y que no cueste dinero al Gobierno" al que los ciudadanos podrán acudir para "denunciar cualquier atisbo de malas prácticas, prevaricación, prepotencia o nepotismo".

PCTCAN y Comillas

Otros de los temas que ha recuperado Revilla son la ampliación del PCTCAN y el proyecto Comillas. En este sentido, ha destacado su relevancia como "cambios importantes" impulsados por su Gobierno el inicio de una etapa de "diálogo permanente" con los agentes económicos y sociales; una nueva relación con los Ayuntamientos; la declaración de Torrelavega como zona de urgente reindustrialización, ya que en su opinión ahora mismo es "un páramo y un desguace”.

El presidente ha señalado que el PCTCAN, “motor fundamental del Plan Industrial” es una "joya" que aún está al 30% y ha explicado que ha llegado a un acuerdo con el alcalde de Santander para desarrollar la zona situada enfrente, un espacio estratégico de 300.000 metros cuadrados donde "ahora hay un caballo pinto con todo el prado para él, y antes un burro", ha bromeado, y que convierte al PCTCAN en "el mejor lugar del mundo" por su proximidad con la ciudad, al puerto, al aeropuerto y la autovía.

Por otro lado, Revilla se ha referido al proyecto Comillas como "el mayor disgusto de mi vida política", en alusión a la decisión del Gobierno anterior del PP de anular la adjudicación del proyecto de Colegios del Mundo Unido, que finalmente "se llevó Alemania". Sobre el Seminario Mayor de Comillas, ha afirmado que hay "dos empresas" interesadas y la UC se ha comprometido "a presentar algo que haga que no se nos caiga".

Cuatro grandes empresas

El presidente ha explicado también el interés que cuatro grupos empresariales tienen en instalarse en Cantabria. Grupos que, según ha dicho, son "sociedades conocidas y solventes", con centros de trabajo en otros lugares de España. Según ha destacado, dos de ellas crearán un centenar de puestos de trabajo cada una.

Una tercera empresa interesada en invertir en Cantabria, y que según Revilla está "a punto", tiene previsto crear 250 puestos de trabajo; tiene que exportar su producción por el puerto; y "tiene el ofrecimiento del País Vasco y Galicia". Sin embargo, Revilla ha dicho que se instalará en Cantabria porque Galicia queda "más a desmano" y porque "el clima laboral y el coste salarial también es mejor aquí".

El presidente de Cantabria no ha querido dar nombres ni detallar los proyectos "para no generar polémicas con otros territorios", pero sí ha asegurado que están "muy avanzados".

Y ha destacado que las empresas "quieren venir a Cantabria" por su "gran clima social y laboral y por la estabilidad política", un "valor seguro" garantizado -ha dicho- por un Gobierno de coalición (PRC-PSOE) que ha calificado de "lógico, razonable, serio y solvente". Un Gobierno que "tiene las cosas claras", la experiencia de ocho años de "cohabitación" e integrado por personas "conocidas y con experiencia", ha apostillado.

Además, ha destacado como potencialidades de Cantabria su ubicación estratégica en el "epicentro" del Norte de España; el puerto de Santander, que en su opinión está "todavía en pañales y no desarrollado suficientemente"; un aeropuerto "venido a menos y que está perdiendo fuelle pero que vamos a volver a dinamizar"; la Universidad de Cantabria y la Menéndez Pelayo (UIMP); el Parque Científico y Tecnológico (PCTCAN); y el Banco Santander, que "quiere seguir apostando y va a seguir apostando por Cantabria de forma decidida", ha asegurado Revilla.

Sniace, Greyco y Nestor Martin

Revilla ha asegurado que la industria es la "obsesión" del Gobierno y la suya personal como presidente, porque tiene que ser el "factor de cambio que nos haga pasar de mirar al cielo (en alusión al turismo estacional) a tener un valor sólido que hace que en épocas de crisis una tierra sufra menos".

Según el presidente, en este ámbito la coalición PRC-PSOE ha encontrado "tres muertos", dos de ellos que están ya "medio resucitados": Sniace, cuya apertura puede significar a su juicio "el punto de inflexión de malas noticias que hará que se generen otras buenas y un cambio de actitud por parte de los ciudadanos"; y Greyco, que "también se va a abrir" después de un año cerrada.

El tercer "muerto", que en palabras de Revilla está "en coma casi irreversible", es Economasa-Nestor Martin, que tendrá que ser objeto de "una investigación" porque se han metido allí "19 millones" de euros de dinero público para una plantilla de 50 trabajadores.

"Dónde están los empresarios; cómo es posible que se hiciera esa tropelía", ha dicho el presidente regional tras señalar que la empresa está en liquidación en los tribunales y el Gobierno es ahora el "propietario y gran acreedor".

Comentarios