viernes 17/9/21
POLÍTICA

Podemos propone un nuevo plan de gestión del lobo que surja del consenso de la mesa del lobo

Lobo
Lobo

Podemos ha pedido al consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, que “aparque la demagogia y comience a trabajar para lograr la convivencia del ganadero y el lobo ante el nuevo estatus del animal que para a ser especie protegida”. Para ello, Podemos propone un nuevo plan de gestión del lobo que surja del consenso de la mesa del lobo.

Para Podemos Cantabria, Guillermo Blanco “tiene que afrontar la realidad por poco que le guste y empezar a proponer soluciones reales para que ningún ganadero tenga que dejar la actividad por culpa del lobo”. Además, subrayan que “también debería de ponerse a trabajar para parar la sangría de cierres de ganaderías que no han visto un lobo en su vida”.

Critican las declaraciones, a su juicio “fuera de tono”, que el consejero de Medio Ambiente lleva realizando desde que se planteó que el lobo pudiera ser especie protegida. Pablo Gómez, secretario de medio ambiente y rural de Podemos Cantabria, denuncia que “Blanco se queja ahora de que el ministerio no le ha contestado a sus alegaciones cuando su Consejería jamás ha contestado a ni una sola alegación, denuncia o sugerencia a ninguna asociación conservacionista o partidos políticos, como Podemos”. Para Gómez “es curioso oír ahora hablar de diálogo al consejero que se ha negado a reconocer el Pacto Cántabro del Lobo y que por no hacerlo ha llevado a muchos ganaderos a la ruina”.

Podemos recuerda que su formación siempre ha estado de lado del acuerdo conseguido en la Mesa del Lobo entre ganaderos, cazadores y conservacionistas. En él, el lobo dejaba de ser especie cinegética y se ponían sobre la mesa de la consejería distintas medidas para reducir los costes de los ganaderos aumentando su rentabilidad así como varias propuestas para minimizar los daños que el lobo provoca, medidas y propuestas “que nunca ha tenido en cuenta el dialogante consejero”, sostienen.
 

Comentarios