martes 26/10/21
POLÍTICA

Podemos presentará una queja ante la Delegación del Gobierno por la “inacción” de la Policía en el acto con Iglesias

El partido “está valorando” emprender acciones legales contra aquellas personas que “insultaron, vapulearon, zarandearon y hostigaron” a periodistas, simpatizantes y cargos de la formación.

IU pide al delegado del Gobierno que “actúe o dimita” tras los “insultos racistas y vivas a Franco”.

Manifestantes durante el acto de Podemos en el que habló Pablo Iglesias. Foto: edc
Manifestantes durante el acto de Podemos en el que habló Pablo Iglesias. Foto: edc

Podemos Cantabria presentará una queja ante la Delegación del Gobierno por la "inacción" que, a su juicio, mostró la Policía Nacional en el acto que el partido organizó el pasado viernes, 27 de octubre, con presencia de su líder nacional, Pablo Iglesias, donde hubo varios enfrentamientos entre un grupo de manifestantes con banderas de España y algunos asistentes al acto, incluidos periodistas.

En concreto, desde Podemos se critica que la Policía no impidiese que "30 fanáticos bloqueasen" las puertas del Palacio de Festivales, donde se celebraba el acto, lo que hizo, según el 'partido morado', que "numerosos" simpatizantes del partido no pudiesen entrar al acto.

Además, censura también que no se procediese a la identificación de todas las personas que se manifestaban "de manera violenta" contra aquellos que pretendían acceder al encuentro.

Desde Podemos se critica que la Policía no impidiese que "30 fanáticos bloqueasen" las puertas del Palacio de Festivales

ACCIONES LEGALES

Desde el grupo parlamentario se ha solicitado este lunes una reunión con el delegado del Gobierno, Samuel Ruiz (PP), el partido "está valorando" emprender acciones legales contra aquellas personas que "insultaron, vapulearon, zarandearon y hostigaron" a periodistas, simpatizantes y cargos del partido.

Desde Podemos consideran que este tipo de conductas "no pueden quedar impunes", puesto que, a su juicio, "se ha impedido" el desarrollo con normalidad de un acto democrático.

"No podemos permitir que se ataque a la ciudadanía por su manera de pensar", ha dicho la formación morada, que ha "pedido disculpas" a todos aquellos que no pudieron acceder al acto y a aquellos que "por miedo se dieron la vuelta al ver que su seguridad no estaba garantizada".

"Nosotros confiábamos en que la Policía tomase las medidas oportunas para garantizar la seguridad de las personas que nos iban a acompañar, lamentablemente no ha sido así y por ello les pedimos perdón, además de exigir responsabilidades ante conductas intolerables en un país democrático y en una comunidad como Cantabria, en la que la mayoría de sus ciudadanos no son así", ha apuntado.

"No podemos permitir que se ataque a la ciudadanía por su manera de pensar", ha dicho la formación morada

También la formación ha mostrado su "solidaridad" con los periodistas "agredidos" durante el desarrollo de este acto y que -recuerda la formación- "estaban cumpliendo con una función social esencial, la de informar".

IZQUIERDA UNIDA

Por otro lado, Izquierda Unida de Cantabria ha pedido al delegado del Gobierno en la Comunidad, Samuel Ruiz, que "actúe o dimita", ya que consideran que su gestión de los "altercados" del pasado viernes en el Palacio de Festivales de Santander, con motivo del acto de Podemos, fue "deficiente e insuficiente, poniéndose en riesgo la seguridad".

Así lo ha manifestado este lunes en un comunicado el responsable de Comunicación de IU en Cantabria, Israel Ruiz, quien presenció a la salida del evento, que contó con la participación del secretario general de Podemos en una jornada en la que se votó la independencia de Cataluña, "insultos y conatos de violencia" por parte de "un grupo de personas con bandera española en mano", contra asistentes al evento y periodistas que lo cubrían.

Entre los manifestantes se encontraban, según la formación de izquierdas, miembros de la Asociación Alfonso I, organización que "rechaza ayudar a personas extranjeras, como así ha manifestado públicamente en sus redes sociales".

IU ve en la gestión del delegado de Gobierno en Cantabria "una actitud demasiado laxa contra los violentos"

Desde IU consideran que "la crítica política es legítima" y "va asociada al cargo", pero "en ningún caso tiene cabida lo llevado a cabo por los manifestantes", que "proliferaron insultos racistas, vivas a Franco -con presencia de alguna bandera preconstitucional- y atacaron a los periodistas acreditados que únicamente hacían su trabajo", algo que creen "debería investigarse por su gravedad".

"Entendemos que la unidad de España, cuestión que nosotros defendemos siendo nuestro modelo de Estado una República Federal que dé cobijo a todos los territorios y sensibilidades del país, ha de hacerse en torno a la convivencia y no contra ella", afirma el dirigente de IU.

Desde este partido ven en la gestión del delegado de Gobierno en Cantabria "una actitud demasiado laxa contra los violentos", no sólo por "la falta de seguridad ampliamente constada -dicen- por las imágenes y vídeos que se han conocido estos días", sino por la "impunidad" con la que la extrema derecha se está manifestando en los últimos tiempos ante la "pasividad de las autoridades".

El dirigente de IU destaca de los "altercados" producidos "los golpes a un coche o a la cámara de una reportera que profirió uno de los ultras con el mástil de la bandera que portaba, o la actuación de una de los manifestantes que se acercó a otro periodista para 'verle la cara', un acto claramente de identificación y señalamiento que pone en el punto de mira al gremio de periodistas".

"Dentro de la España que defienden este tipo de ultras no cabe nadie más que ellos, ya que no entran personas extranjeras o que crean en otro modelo de Estado pero tampoco quieren periodistas que informen de lo que ocurre", señalan desde IU.

En este sentido, desde IU señalan que el viernes "se oyeron gritos de los enemigos de España fuera, no dentro", frase que "coincide exactamente" con las pintadas que el pasado mes de septiembre realizaron en la sede de Podemos 'La Moraduca', algo que creen "poco casual", dado lo pequeño que es Cantabria.

Por estas razones, la formación de izquierdas cree que Samuel Ruiz debería dimitir de su cargo de delegado del Gobierno, porque "si su actuación ha sido insuficiente en un acto de estas características y dada la coyuntura política, no creen que esté capacitado para gestionar situaciones más críticas".