sábado 12/6/21
POLÍTICA

Podemos exige al Gobierno autonómico que no permita la movilidad con el País Vasco hasta el final del estado de alarma

La portavoz de Podemos Cantabria, Mercedes González
La portavoz de Podemos Cantabria, Mercedes González

Podemos Cantabria ha exigido hoy martes al Gobierno regional que se replantee la posibilidad de reanudar la movilidad entre la comunidad autónoma y el País Vasco el próximo día 15 de junio, "en mitad del proceso de desescalada", posicionándose así en la misma línea que el Delegado del Gobierno en el País Vasco, que también ha apostado por no permitir todavía el tránsito entre las comunidades limítrofes.

La formación morada ha manifestado en nota de prensa que, en vista de los últimos rebrotes conocidos en la provincia de Vizcaya y Álava, y en concreto en los hospitales de Basurto y Txagorritxu, parece "temeraria la posibilidad de extender dichos brotes por nuestra comunidad" si finalmente se adelanta al día 15 la apertura de algunas fronteras interprovinciales, algo que el Gobierno de Cantabria decidirá el jueves en la reunión semanal del Consejo de Gobierno.

La portavoz de Podemos Cantabria, Mercedes González, ha dicho que la salud de los cántabros está "por encima de todo" y, aunque se ha mostrado de acuerdo con volver paulatinamente a la nueva normalidad porque "hay varios sectores que necesitan que la frontera se abra", ha considerado que "no podemos sacrificar la salud de nuestra gente a cualquier precio, pues sin salud, no tendremos recuperación económica".

"Hemos conocido unos focos de infección en el País Vasco, que, a nuestro juicio, debe de valorar seriamente" el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, para "no poner en riesgo" a la población cántabra. La representante de Podemos ha asegurado que conoce el perjuicio económico que podría suponer prolongar el cierre de la movilidad, pero ha hecho un llamamiento a la responsabilidad colectiva y a las autoridades para que Cantabria pueda seguir teniendo unas cifras de contagios "igual de bajas que en los últimos días", ya que, a su juicio, "por esperar una semana no cambiara mucho en materia económica, pero si puede tener consecuencias fatales para la salud de los cántabros".

Comentarios