sábado 21/5/22

Podemos Cantabria ha afirmado que los datos ofrecidos por la Consejería de Medio Ambiente, donde se detallan que hubo 690 reses muertas causadas por el lobo desde la entrada de este en el listado de especies protegidas, el pasado 22 de septiembre, son "significativamente mejores" a los previos a su protección, con lo que, a su juicio, "la avalan". "Si bien los datos no son buenos, son mucho mejores que los datos anteriores y evidencian una tendencia positiva", ha opinado en un comunicado la formación morada.

Ha indicado que, según estos datos, mueren al mes a causa de los ataques del lobo en torno a 106 cabezas de ganado, una cifra "sensiblemente inferior" al ofrecido en julio de 2021, cuando se elevaban a 133, un 20% más que actualmente. "Pese a la percepción que todos tenemos, los datos se han desplomado respecto al año 2019 pasando de 166 muertes mensuales a las 106 actuales", ha señalado.

Podemos ha indicado que, "por aquellas fechas, el Gobierno regional ni siquiera tramitaba las ayudas europeas para la protección frente al lobo, con lo que los ganaderos estaban vendidos". Asimismo, la formación considera que "los datos no son buenos porque llevamos muchos años de pésima gestión". "Lo contrario sería un milagro, pero sí se observa una bajada de muertes desde la entrada del lobo en el LESPRE, lo que podría avalar tanto los estudios de los biólogos como los informes del Parlamento Europeo, que dicen que la gestión cinegética del lobo aumenta el número de ataques al ganado", ha opinado.

El responsable de Medio Ambiente de Podemos Cantabria, Pablo Gómez, ha pedido a la Consejería de Desarrollo Rural y Ganadería que dirige el regionalista Guillermo Blanco que "deje de usar al lobo como arma política y empiece a trabajar por la coexistencia del lobo y el ganadero". "Si el Gobierno regional hubiera hecho caso a los consejos de la mesa del lobo, hoy este no sería noticia", ha aseverado Gómez. Además, ha señalado que el Real Decreto que protege al lobo "no impide extracciones selectivas, pero estas han de justificarse". "La diferencia entre antes y ahora es que antes se podía cazar un lobo cualquiera y ahora solo aquel lobo que realmente causa problemas y no se puede contener por otros medios", ha finalizado.
 

Comentarios