jueves 17/6/21
CORONAVIRUS

“No nos carguemos la futura Navidad de muchos españoles cometiendo insensateces”

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha apelado a la responsabilidad de los ciudadanos de cara a las próximas fiestas navideñas y teniendo en cuenta las restricciones por la pandemia del coronavirus, y ha pedido que "por favor, no nos carguemos la Navidad futura, la Nochevieja futura de muchos españoles cometiendo insensateces". "No lo estropeemos y que para algunos sea la última Navidad cuando pueden celebrar muchas más", ha pedido Revilla este jueves en una rueda de prensa que ha ofrecido en la sede del Gobierno regional junto al ministro de Sanidad, Salvador Illa. Ha sido al término de una reunión que ambos han mantenido para abordar la situación epidemiológica en la Comunidad y el conjunto del país, en la que también han participado el consejero del ramo, Miguel Rodríguez, el vicepresidente, Pablo Zuloaga, y la delegada del Gobierno, Ainoa Quiñones.

"Esto no ha acabado", ha recordado sobre la pandemia el presidente cántabro

En la comparecencia ante los medios, Revilla ha hecho ese llamamiento a la responsabilidad ciudadana, al que se ha sumado Illa, que ha pedido por su parte actuar "con cabeza y prudencia" ante las próximas fechas y teniendo en cuenta que este mes es "crítico" para los contagios. "No bajemos la guardia", ha instado el ministro, para insistir en que debemos "tomarnos las cosas en serio". A este respecto, ha expresado la "enorme confianza" que tiene en la responsabilidad de los ciudadanos que han tenido un comportamiento "ejemplar" en los últimos meses, en los que se han adoptado medidas "muy drásticas". Así, el responsable de Sanidad ha reiterado que la Navidad no es momento para "irse de vacaciones", sino para quedarse "en casa" y celebrar las fiestas con grupos de convivencia estable.

En la misma línea, Revilla -que ha pedido a Illa acelerar "al máximo" la vacunación en España- ha pedido que "aguantemos hasta la vacuna" y "no lo estropeemos", más ante un horizonte a sus ojos optimista. En este sentido, cree que para el próximo verano podría estar vacunada cerca de la mitad de la población del país y empezar a hacer así una vida "casi normal". "Esto no ha acabado", ha recordado sobre la pandemia el presidente cántabro, para asegurar en todo caso y a continuación que sí "va a acabar".

Entre tanto, Revilla ha considerado "muy positivo" el acuerdo adoptado ayer entre el Gobierno y las comunidades para limitar la entrada y salida en los territorios autonómicos entre el 23 de diciembre y el 6 de enero, así como establecer un máximo de 10 personas en las reuniones. Además, ha aplaudido el consenso entre regiones y Estado y, a preguntas de los periodistas sobre la postura en contra de Madrid, el líder del PRC ha lamentado que en estas reuniones "siempre" haya "alguien" que opte por "salirse de la unanimidad" para "destacarse". Ha rechazado estos "enfrentamientos por razones políticas" en una pandemia causada por un virus que es "anarquista total".

Por su parte, el ministro ha declinado pronunciarse sobre la actitud de la capital, pues él no es "portavoz" de ninguna comunidad y a su juicio es cada una de ellas la que debe explicar su posición.

Finalmente, cuestionado por el toque de queda en Nochebuena y Nochevieja, hasta la 1:30 horas de la madrugada en vez de a las diez de la noche, el presidente cántabro ha respondido que no lo ve "excesivo", sino "razonable" y "bastante realista" para poder regresar a casa después de las cenas. Y a propósito de las restricciones relacionadas con las personas que pueden reunirse, ha pedido "que los allegados sean allegados de verdad y no llegados", ha concluido Revilla.

Comentarios