viernes 15/10/21
POLÍTICA

Los interventores aconsejaron al Gobierno que no invirtiera más en Ecomasa porque “era un pozo sin fondo”

Revilla asegura que el proyecto fue “mal concebido” y que seguir poniendo dinero “podía ser una ruina”.

Díaz Tezanos considera que el problema es que “ya se habían ido por un agujero 21 millones”.

El ex presidente de Cantabria, Ignacio Diego, durante la visita a la fábrica de Nestor Martin-Ecomasa
El ex presidente de Cantabria, Ignacio Diego, durante la visita a la fábrica de Nestor Martin-Ecomasa

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha asegurado que la fábrica de estufas Ecomasa era "un pozo sin fondo" y que los interventores instaron al Gobierno a no poner más dinero en el proyecto.

Así lo ha indicado este viernes a preguntas de la prensa sobre la comparecencia este jueves de Andrés de León y Jesús Lavín, quienes eran dueños de la fábrica de Maliaño, y que dijeron que bipartito PRC-PSOE "dejó caer" el proyecto e instaron a pedir explicaciones al consejero delegado de Sodercan, Salvador Blanco.

Tras indicar que no había leído las informaciones sobre las sesiones de la Comisión de Investigación de Ecomasa, Revilla ha indicado que fueron los interventores los que "dicen de no meter más dinero ahí".

"Era perderlo todo y desde que estoy en el Gobierno jamás he hecho ni haré tomar una decisión que no tengan un informe favorable de los técnicos", ha enfatizado el presidente.

Ha insistido en que, "en un momento determinado, se consideró que eso era un pozo sin fondo y que podía ser una ruina seguir ahí". "Era un proyecto que fue mal concebido", ha dicho.

Dinero por un agujero

La vicepresidenta de Cantabria, Eva Díaz Tezanos, ha insistido este viernes que el "problema" de la empresa Ecomasa, y por el que el Ejecutivo no siguió apoyando el proyecto, es que "ya se habían ido por un agujero 21 millones de euros".

Díaz Tezanos ha declinado valorar lo que han dicho De León y Lavín, algo que es trabajo de los grupos parlamentarios y en lo que el PSOE "ya ha manifestado su posición".

Ante la insistencia de las preguntas sobre que ambos dijeron que la empresa podría haber sobrevivido con más ayuda, la vicepresidenta ha indicado que "el problema es que ya se habían ido por un agujero 21 millones de euros".

"Lógicamente era ya mucho dinero que no se sabía dónde iba y no se sabe y esperemos que esa Comisión de Investigación nos dé algunas claves", ha dicho.

Comentarios