sábado 27/11/21
POLÍTICA

Ignacio Diego escondió un nuevo Plan de reequilibrio financiero por miedo al resultado electoral

Miguel Ángel Revilla ha explicado que en los primeros 100 días de Gobierno regional han tenido que hacer frente a la reducción del déficit, petición del Ejecutivo de España que el PP desoyó en la anterior legislatura.

Eva Díaz Tezanos y Miguel Ángel Revilla han ratificado a Salvador Blanco
Miguel Ángel Revilla ha denunciado la actitud del PP en el nuevo Plan de Estabilidad

Antes de las elecciones municipales y regionales del 24 de mayo el Gobierno de Cantabria, entonces liderado por el ‘popular’ Ignacio Diego, recibió por carta la petición de la Secretaría de Estado de Administración Pública del nuevo Plan de reequilibrio financiero que permitiese a la región cumplir con el compromiso de déficit del 0,7% antes del 31 de diciembre de este 2015. El PP “incumplió con este mandato”, sin ni siquiera responder al requerimiento del Estado, lo que ha obligado al actual Ejecutivo regional a trabajar para alcanzar dicho nivel de déficit, que ahora está en 1,62%.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, así lo ha comunicado durante la rueda de prensa celebrada para valorar los primeros 100 días de Gobierno, que a su juicio han estado marcados por el “gran ajuste” que ha tenido que realizar el bipartito PRC-PSOE, de “más de 100 millones que han sido retraídos” de los presupuestos para 2016.

El regionalista ha revelado que a los pocos días de producirse el cambio de gobierno, “cuando Juan José Sota todavía no había sido nombrado” consejero de Economía, la Secretaría de Estado de Administración Pública remitió una carta a la Consejería exigiendo el nuevo plan económico al propio Sota y recordando el incumplimiento del PP.

Una carta, que según Revilla, suponía “una intervención de facto de la Autonomía de Cantabria”, lo que ha requerido una actuación inmediata del Gobierno regional. “Esto ha sido lo primero a lo que nos hemos tenido que ocupar con mucho dolor”, ha explicado el presidente de Cantabria, quien ha reiterado que “se hará un presupuesto complicado” para el próximo ejercicio. En este sentido, y recordando las palabras de Ignacio Diego al comienzo de la anterior legislatura, ha afirmado que “no pretendemos arreglar Cantabria en 100 días, pero sí hacer una Cantabria mejor”.

Respecto a los motivos por los que el PP incumplió con el mandato del Gobierno español, Revilla ha supuesto que Diego habría tenido que tomar unas “medidas económicas tan grandes que no quisieron tomarlas”, manteniendo oculta esta comunicación por motivos electoralistas. A su juicio, esta resistencia a cumplir con la orden se debe a que “saben que el 31 de diciembre el déficit no podrá pasar del 0,7%”, algo que considera que no iban a poder cumplir.

Revilla también ha incidido en la “cintura política” y el apoyo al diálogo de su Gobierno en estos 100 días. Según el líder del Ejecutivo regional, durante la anterior legislatura “no había diálogo, nadie sabía lo que el PP iba a hacer”. Es por eso que “hemos creado esos puentes con los representantes sociales. Nos hemos reunido con todos los colectivos”, algo que, ha asegurado, está siendo muy valorado.

Problemas urgentes

Por su parte, la vicepresidenta regional, Eva Díaz Tezanos, ha incidido en que “nunca prometimos una solución en 100 días”, pero sí un “trabajo de cuatro años que se desarrolle poco a poco”. La socialista ha desgranado las actuaciones que ha realizado el Gobierno regional durante estos poco más de tres meses. Para Tezanos, la prioridad ha sido “dar respuesta a la situación de emergencia social”, además de “recuperar los niveles de bienestar” y “cambiar el patrón de crecimiento” de Cantabria.

Entre las medidas más importantes ha destacado la Comisión interdepartamental y el Fondo extraordinario para combatir la pobreza energética; las modificaciones realizadas en la Renta Social Básica; la Ley de Emergencia Habitacional y la recuperación de la atención sanitaria universal.

En cuanto a educación, Díaz Tezanos ha incidido en las aulas de dos años, que recuperan el profesorado perdido durante la anterior legislatura, las escuelas para adultos o la denominación de zonas preferentes de educación de Liébana, Campoo y Castro Urdiales. Por otro lado, también ha destacado las Políticas Activas de Empleo y la recuperación del diálogo social con patronal y sindicatos.

En el ámbito industrial ha mencionado la denominación de Torrelavega como Zona de Urgente Reindustrialización y, ante todo, el “cambio de patrón de crecimiento” que está impulsando el Gobierno de coalición. En este sentido, ha recordado el acuerdo con el Ayuntamiento de Santander para ampliar el Parque Científico y Tecnológico (PCTCAN).

Finalmente, ha explicado que el Ejecutivo trabaja en una nueva Ley del Suelo que regule los planeamientos municipales, y ha destacado el desbloqueo de “situaciones complejas” de derribos, tramitando 100 nuevos procedimientos por daños morales.

Todo ello, según ha mencionado, se realiza con una “actitud de respeto, de escucha y transparencia”. Díaz Tezanos ha asegurado que el Gobierno trata de “aplicar unas políticas distintas a las del PP, que tanto daño han hecho y empobrecido a las clases” sociales de España y Cantabria.

“Un Gobierno no debe ni puede gobernar de espaldas a los ciudadanos. No se puede gobernar desde los despachos. Por eso es importante la participación y el diálogo con agentes de todos los sectores. Es fundamental”, ha sentenciado la vicepresidenta, quien ha reconocido que “es más trabajosa, pero dará sus frutos”.

A su juicio, “100 días después hemos cambiado la forma de hacer política”, creando para ello una “base sólida de consenso y diálogo” que permitan una “Cantabria más moderna”.

Empresas interesadas en Cantabria

Miguel Ángel Revilla ha revelado que “hay muchas empresas, entre seis y ocho, interesadas en venir a Cantabria”. En este sentido, ha defendido que “valoran muy positivamente la estabilidad del Gobierno regional”, en el que hay “dos partidos razonables”. Además, la región tiene una “imagen muy buena”, con “sueldos más competitivos”.

“El factor político es importante”, ha asegurado Revilla, quien ha explicado que “esta estabilidad también se ha pasado al Parlamento”. En este sentido, ha incidido en que “la mayoría absoluta en Cantabria es un fracaso”, lo que permite que se aprueben en el Parlamento “cosas lógicas”.

Comentarios