miércoles. 29.06.2022
POLÍTICA

El Gobierno de Cantabria acusa a Fomento de faltarle al respeto

Miguel Ángel Revilla y Francisco Martín critican que la ministra haya anunciado el tren de alta velocidad a través del alcalde de Santander. En la reunión con José María Mazón no adelanta plazos.

El alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, y el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla
El alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, y el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla

El anuncio realizado por la ministra de Fomento, Ana Pastor, en relación al visto bueno que ya tiene el proyecto para traer la alta velocidad a Cantabria, durante la reunión con el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, no ha gustado en el Gobierno regional, que se ha enterado de la noticia precisamente por boca del alcalde.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha acusado a la ministra de "puentear" al Gobierno autonómico. A su juicio, este comportamiento de la ministra constituye "una nueva falta de respeto" del Gobierno central, cuyo presidente, Mariano Rajoy, "aún no ha respondido" a la petición que le remitió el pasado mes de agosto para celebrar un encuentro y abordar las inversiones del Estado en la Comunidad Autónoma, más allá de la carta que le envió su director de Gabinete, Jorge Moragas, "sin concretar fecha".

En un comunicado, Revilla ha manifestado públicamente su protesta por lo que considera un comportamiento "al margen de los más elementales procedimientos protocolarios", al tiempo que ha abogado por reconducir esta situación para establecer "una relación fluida" entre los dos gobiernos, "en beneficio de todos los cántabros".

De hecho y con este fin, a pesar de haberse planteado "suspender" la reunión de esta tarde a la vista de lo ocurrido ayer, los consejeros de Obras Públicas e Industria han decidido finalmente acudir "no sólo para dar muestra de la buena fe del Gobierno de Cantabria ante el Estado, sino también para defender adecuadamente los intereses de la región".

Reunión sin plazos

El resultado de dicha reunión ha sido poco satisfactorio para el Ejecutivo regional. Así lo han dado a conocer los consejeros de Obras Públicas e Industria, José María Mazón y Francisco Martín, quienes han instado a la ministra a concretar su postura "cuanto antes" para evitar nuevos retrasos en la modernización del trazado ferroviario entre Cantabria y Madrid. Sin embargo, Ana Pastor ha afirmado que no concretará los plazos de ejecución del tren de altas prestaciones entre Palencia y Santander hasta que no se pronuncie públicamente sobre el nuevo proyecto, lo cual asegura que no ha realizado a día de hoy.

En nota de prensa, los consejeros cántabros han mostrado su "preocupación" por la falta de definición de la ministra, que se ha comprometido a pronunciarse antes de fin de año, sobre un proyecto que tanto el anterior Ejecutivo del PP como el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, en declaraciones de ayer mismo daban por "aceptado y en marcha".

"La ministra nos ha dicho textualmente que a día de hoy ella no se ha pronunciado públicamente y que hasta que no lo haga no dará plazos", han precisado. Los representantes del Ejecutivo cántabro no han ocultado su "decepción" al no ver satisfecho su objetivo de alcanzar "un compromiso claro" para el inicio de las obras.

De hecho y en aras a agilizar la puesta en marcha del proyecto, Mazón y Martín plantearon a Pastor la conveniencia de recuperar los proyectos elaborados durante el mandato del ex ministro socialista José Blanco para los tramos entre Palencia y Villaprovedo, en lugar de iniciar un nuevo estudio informativo, cuya tramitación puede retrasar el inicio de la obra "entre 5 y 10 años".

A la espera de que la ministra concrete su postura, también han solicitado la construcción inmediata de un nuevo apartadero que propicie la ampliación de la longitud de los trenes de mercancías que transportan automóviles entre el puerto de Santander, Valladolid y Pamplona.

Martín ha destacado la importancia de esta medida para el puerto de Santander, al que actualmente llegan trenes con una longitud de 450 metros, que de forma excepcional pueden alcanzar los 550 metros. El objetivo de la nueva instalación que pretende el Ejecutivo cántabro, y que el Ministerio tiene en estudio, es ampliar los convoyes hasta los 550 metros, con posibilidad de alcanzar excepcionalmente los 600 metros.

Totalmente insuficiente

En otro orden de cosas, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha agradecido "el interés y el apoyo" del alcalde de Santander a las reivindicaciones del Ejecutivo cántabro, que le ha llevado incluso a actuar como si fuera "el delegado del Gobierno y el jefe de la oposición", considera "totalmente insuficiente" el compromiso que ayer le anunció la ministra y asegura que a la Comunidad Autónoma "ya no le basta con la promesa de construir el tren, sino que exige fechas concretas de inicio y conclusión de la obra".

"Sólo faltaba que después de conformarnos con una mínima parte de la inversión que se está realizando en otras regiones, ahora se limiten a decirnos que lo van a hacer; eso ya lo hemos escuchado demasiadas veces y lo que necesitamos en este momento es concreción y agilización de los plazos para ejecutar sin más demoras la obra", ha recalcado el presidente.

En cuanto a la petición de ampliación del horario de funcionamiento del aeropuerto Seve Ballesteros-Parayas, Revilla ha recordado que fue él mismo quien la planteó hace algunas semanas por carta a la ministra y sólo recibió "evasivas" por respuesta.

Revilla ha celebrado por ello que Pastor "esté dispuesta ahora" a satisfacer esta aspiración cántabra, como anunció ayer a De la Serna, y ha señalado que una buena noticia "lo es con independencia de quién la dé a conocer".

Estupefacto

Por su parte, el consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Francisco Martín, ha reiterado la "falta de respeto absoluta" para el Gobierno de Cantabria que supone el anuncio de la ministra a través de De la Serna. "Yo estoy absolutamente estupefacto. Pedimos (el Gobierno) cita con la ministra para plantearle una serie de temas y nos contesta a través del alcalde. Es una cosa bastante peculiar", ha aseverado Martín.

El titular de Industria cree que Pastor "lo menos que podía haber hecho" es esperar a la reunión de este jueves con él y con el consejero de Obras Públicas, José María Mazón, que le iban a preguntar, entre otras cuestiones "de interés para Cantabria", por este proyecto ferroviario elaborado por la Universidad de Cantabria y planteado ya por el anterior Ejecutivo regional.

A pesar de que Fomento ya haya anunciado este "visto bueno", Martín ha afirmado que espera "mucho más" de la ministra y "no le basta" que a la ministra "le parezca bien" el proyecto, sino que quiere "plazos" y que se inicie ya la tramitación.

"No nos basta, también en su momento parecía bien el AVE, lo que queremos son plazos. Cantabria necesita plazos. Ya está bien. Hemos sido muy pacientes, planteamos una alternativa que en vez de 4.000 millones, son 400 millones de euros", ha dicho el consejero, que considera que es "de justicia" que a la comunidad se le atienda sobre esta conexión ferroviaria con Madrid "de una vez por todas".

Y en temas de plazos, Martín considera que "en tres años se hace este proyecto" pero está dispuesto a darle cuatro al Ministerio. "Más allá de cuatro años no es aceptable", ha opinado el titular de Industria, que ha vuelto a insistir en la importancia para la competitividad de Cantabria de contar con una conexión con Madrid en tiempos y precios "razonables".

Para conseguirlo, el consejero ha expresado la disposición del Gobierno de Cantabria a "remar", "empujar" y "colaborar" con el Ministerio.

De hecho, y como ya dijo el pasado lunes en el Pleno, si el Gobierno regional se encargara de gestionar los fondos ha "garantizado" que en tres años la conexión estaría "terminada".

Por ello, Martín ha señalado que en la reunión de esta tarde plantearán a la ministra que si Cantabria tiene la transferencia, la competencia y el dinero cuenta con equipo técnico "para tirar adelante desde mañana" con este proyecto.

A preguntas de los periodistas, Martín no ha querido valorar si el anuncio del proyecto es electoralista. "Yo soy mucho más respetuoso. Yo no voy a prejuzgar lo que nos van a decir hasta que nos lo diga", ha zanjado.

Comentarios