viernes 3/12/21

El exvicepresidente del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha fallecido a consecuencia del ictus que sufrió en los últimos días. 

El ex secretario general del PSOE, exvicepresidente del Gobierno español y exministro Alfredo Pérez Rubalcaba, de 67 años de edad y nacido en la localidad cántabra de Solares ingresaba el miércoles sobre las seis y media de la en estado grave por un ictus en el Hospital Puerta de Hierro de la localidad madrileña de Majadahonda.

Los servicios de emergencia de la Comunidad de Madrid recibieron una llamada a las 18:12 horas del miércoles del domicilio del político –situado en la calle Panamá de Majadahonda–, donde fue atendido hasta su traslado al hospital Puerta de Hierro, ubicado en la misma localidad madrileña.

Por su parte, el Gobierno de Cantabria ha lamentado la pérdida de Alfredo Pérez Rubalcaba, a quien ha reconocido como una “figura clave de la política española en los últimos 30 años”. 

ALFREDO PÉREZ RUBALCABA

Aunque nacido en Solares (Cantabria) en 1951, Rubalcaba vivió desde su infancia en Madrid. El colegio Nuestra Señora del Pilar --el mismo por el que pasaron Javier Solana o José María Aznar-- le dejó amigos como Jaime Lissavetzky, con el que luego compartiría actividad política. Una lesión lo apartó de las pistas de atletismo, en las que presumía de haber bajado de los 11 segundos en los 100 metros.

Como doctor en Química Orgánica, obtuvo plaza de profesor titular en la Universidad Complutense de Madrid, la misma a la que volvió en 2014, cuando se retiró de la política.

Militante del PSOE desde 1974, su actividad en el Ejecutivo comenzó en 1982, cuando, en el primer Gobierno de Felipe González, fue nombrado director del gabinete técnico de la Secretaría de Estado de Universidades e Investigación. En los años siguientes fue ascendiendo en el escalafón del ministerio hasta convertirse en 1992 en ministro de Educación y Ciencia. Desde allí impulsó la LOGSE y participó en la redacción de las leyes de la Ciencia y de Reforma Universitaria (LRU). Su fama de buen negociador arrancó con las movilizaciones estudiantiles del curso 1986-1987. Él solía recordar con gran aprecio su etapa en ese Ministerio. Más tarde, en 1993, en el último Gobierno de Felipe González, fue nombrado ministro de la Presidencia y ejerció de portavoz y defensor del Ejecutivo en los años más duros del felipismo por las revelaciones sobre las actuaciones de los GAL.

A lo largo de su carrera política fue diputado por Toledo, Madrid, Cantabria y Cádiz. Cuando el PSOE volvió al Gobierno en 2004, fue portavoz parlamentario hasta 2006, aunque con una influencia en el entorno de Zapatero que superaba sus competencias en el Congreso.

Aunque Rubalcaba había optado por José Bono en el 35 Congreso del PSOE que encumbró a Zapatero, inmediatamente se sumó al equipo del leonés y tendría un papel clave en la campaña electoral 2004, hasta el día antes de la cita con las urnas. En plenas protestas callejeras contra el PP para reclamar la verdad de la autoría sobre el atentado del 11-M, Rubalcaba lanzó la frase "los españoles se merecen un Gobierno que no les mienta", que contribuyó a la movilización del electorado de izquierda en aquellas elecciones, dándole la victoria al PSOE.

Como portavoz parlamentario en la primera legislatura de Zapatero, Rubalcaba participó en las negociaciones para rebajar en el Congreso el Estatut que había aprobado el Parlamento catalán. En 2006, año en que fue nombrado ministro de Interior, se implicó personalmente en la negociación con ETA y vivió directamente su fracaso, con el atentado del 30 de diciembre en el aeropuerto madrileño de Barajas.

Siguió ganando peso en el Gobierno de Zapatero en 2010, cuando sumó a la cartera de Interior la Vicepresidencia y Portavocía. Ya entonces justo un año antes de que ETA anunciase el fin de su actividad criminal, buena parte del PSOE le señalaba como sucesor para intentar mantener a flote unas siglas en caída libre por la gestión de la crisis económica.

Comentarios