miércoles 25/5/22

Portavoz del Grupo Parlamentario de C´s Cantabria,  Gómez estudió el Grado de Física en la Universidad de Cantabria y ha trabajado como desarrollador de aplicaciones informáticas. Fue militante de UPyD y ocupó un puesto en su junta directiva hasta 2013, momento en el que se afilió a Ciudadanos.

¿Cómo ha cambiado su vida tras las elecciones?

Antes teníamos que ir a bares o cafeterías para poder reunirnos y ahora tenemos despachos en el Parlamento en los que trabajar. Hemos tenido que adaptarnos a una vida totalmente diferente y estamos aún en el proceso de aprender la legislación y la regulación. Antes para mí la política era algo que me gustaba y que practicaba de forma amateur pero ahora es mi dedicación plena y absoluta. Siempre he sido una persona muy discreta y nunca me ha gustado el protagonismo, así que eso es lo que peor llevo, aunque también tiene su parte buena. El que seas conocido te ayuda a que la gente se te acerque y te cuente sus problemáticas y te explique lo que necesitan. Es un cambio total.

¿Los partidos tradicionales han recibido bien a las nuevas formaciones en el Parlamento?

Ahora somos más plurales, y en principio hay voluntad por parte del resto de partidos. La recepción ha sido muy buena, pero es cierto que venimos de un sistema acostumbrado a dividirse solamente en tres partes, en el que cada uno tenía su hueco y a todos les cuesta cuando entran dos fuerzas nuevas con una visión totalmente diferente y sin vicios adquiridos. La buena voluntad está muy bien, la acepto y la agradezco pero espero que se empiece a materializar en hechos concretos.

¿Qué considera que Ciudadanos puede aportar a los cántabros desde el Parlamento?

Una visión diferente, un soplo de aire fresco. Estamos acostumbrados a unas instituciones que tienen unos resabios de hace muchos años, y que han llevado a una situación en la que hay mucha distancia entre la calle y los políticos.  Queremos trasladar nuestras propuestas desde la normalidad y la moderación. No venimos a buscar enfrentamiento. Tenemos claro que todo lo que se ha hecho hasta ahora puede tener sus defectos, pero no es malo simplemente porque lo hayan hecho otros. Llegamos con un mensaje de reforma desde la moderación.

¿Cree que su apoyo al PP en el Ayuntamiento de Santander les puede causar problemas con otros partidos?

Nosotros no apoyamos al Partido Popular en el Ayuntamiento de Santander, sólo hicimos lo mismo que el resto de partidos de la oposición, votar a nuestro propio candidato, pero aun así hay que dejar claro que una cosa es el Ayuntamiento y otra el Parlamento. Separamos las decisiones que se toman en un lado y en el otro. Estamos trabajando para formar un grupo propio, porque lo entendemos como una equidad y, además, que entra en la lógica democrática. El resto de grupos nos apoya y nos dicen que no tienen problemas en adaptarse a esto. Creemos que se debe hacer y que si en los próximos meses se va a cambiar el reglamento del Parlamento que se cambie para todo, no sólo para los que algunos consideran prioritario.

El candidato de Ciudadanos al Congreso de los diputados es Carlos Pracht, una persona mayor, ¿no contradice esto el mensaje de regeneración política que se da desde el partido?

Creemos que no es una cuestión de edad ya que nosotros no miramos la fecha de nacimiento en el DNI. Es una cuestión de voluntad. Todos remamos en la misma dirección para dar ese paso adelante y llevar a cabo las reformas que consideramos necesarias. Difícilmente pueden venir a regenerar la política de este país aquellos que han sido los degeneradores del sistema. Pese a que Pracht tiene una edad avanzada, se trata de un miembro más de la regeneración política porque es una persona que no ha estado en este ámbito. Es una cuestión de la validez de las personas y la de Carlos Pracht está de sobra comprobada.

¿Están satisfechos del resultado obtenido en las elecciones?

Fueron unos resultados históricos porque hay que tener en cuenta que se trata de la primera vez en la que nos hemos presentado y a día de hoy aún no somos conscientes de lo difícil que es llegar al Parlamento con dos representantes habiéndonos presentado sólo con cuatro candidaturas municipales.

¿Qué medidas considera necesarias llevar a cabo en materia de educación?

El principal problema de Cantabria, más allá del tema de la politización, es la falta de calidad. A mí me tocó ser de la última promoción del plan anterior y unos años después di clase a alumnos de Educación Secundaria, con lo que pude comprobar el bajón de calidad y esfuerzo, algo que se ha agravado en los últimos años. No podemos tener una ley en materia de educación que cambie cada cuatro años. Para garantizar la calidad es necesario que el sistema viva cierta estabilidad.

¿Y en materia de sanidad?

 Pasa lo mismo con la Seguridad Social. No podemos tener 17 sistemas diferentes. Todos somos españoles y debemos tener los mismos derechos. Hemos pasado a pensar que la sanidad son los edificios, cuando la sanidad son las personas. El Sistema Público de Salud se basa esencialmente en sus profesionales y ahora están mal pagados y no cuentan con las herramientas necesarias para trabajar. La sanidad debe ser gratuita y universal. El copago es una gran mentira, porque los ciudadanos ya pagan por la sanidad a través de sus impuestos. Debemos reducir costes con medidas como la centralización de servicios como los de laboratorio.

Uno de los graves problemas de Cantabria es la desindustrialización.

La desindustrialización nos va a llevar a un panorama donde Cantabria no va a generar riqueza y nuestros jóvenes van a tener que marcharse. Vamos a languidecer y nuestra región se va a convertir en un lugar al que ir de vacaciones tres meses al año. No se puede vivir solamente de servicios. Este es un problema complejo. De servicios solamente no se puede vivir. Hay que impulsar medidas que atraigan a los empresarios. Nosotros proponemos reducir costes de distribución creando sistemas más eficientes, como es la vía de ferrocarril. Debemos aprovechar más el Puerto de Santander como salida de mercancías, creando una red que nos conecte con toda España. No podemos luchar contra las ventajas que ofrece el sistema recaudatorio del País Vasco, pero podemos aprovecharnos de ellas y crear sinergias. Además, debemos potenciar la Universidad de Cantabria, algo que no se ha hecho hasta ahora.

¿Qué opinan de la posible inversión del Gobierno Regional en Nestor Martin?

Nos reunimos en campaña con el comité de Nestor Martin y está claro que se trata de un caso especial, porque es una empresa ya en marcha, con un mercado creado que además está en alza y ahora se encuentra con un problema de liquidez. Si no inyectan dinero no puede seguir hacia delante cuando ya se había conseguido lo más difícil. Es un tema complejo, que hay que estudiarlo en detalle, pero nosotros, si bien en principio no somos partidarios de que haya subvenciones a las empresas así porque sí, creemos que el caso de Nestor Martin es diferente y debe ser estudiado. 

¿Qué propuestas tienen para el futuro de Cantabria?

En los próximos meses vamos a desarrollar el programa que presentamos a las elecciones. Estamos intentando coordinarnos con el resto de grupos regionales de cara a presentar propuestas conjuntas. Trabajaremos en la creación de comisiones para la reforma de estatutos autonómicos, de cara eliminar aforamientos. Además, en el caso concreto de Cantabria queremos reformar la ley electoral rebajando el límite del 5% a un 3%. En temas como la justicia, lucharemos para desbloquear el dinero de los juzgados de la región y además vamos a evaluar la situación actual de la industrial y la educación. También queremos crear una comisión sobre la situación actual del Puerto de Laredo para saber con exactitud cuánto tienen que pagar el Gobierno de Cantabria.

Comentarios