martes 19/10/21
POLÍTICA

Los tres dimisionarios de la Dirección de Vox Cantabria se preguntan por el “cambio de chaqueta” de la vicepresidenta y el secretario con respecto a Garrudo de un día para otro

vox01
De izquierda a derecha, Igor Aguilera, Armando Blanco, Miguel Vallejo, Laly García y José Rábade, el pasado 1 de marzo en la sede de Vox Cantabria | Twitter Igor Aguilera

La Dirección de Vox Cantabria estaba formada por seis miembros: el presidente, Ricardo Garrudo; la vicepresidenta, Laly García, el secretario, Armando Blanco; el portavoz, Igor Aguilera; el tesorero, José Rábade, y el secretario de Comunicación, Miguel Vallejo. La reciente dimisión de estos tres últimos, cargando contra Garrudo, dejó la Dirección del partido ultraderechista en la mitad, y los dimisionarios han vuelto a cargar contra el presidente y los otros dos miembros de la Dirección de Vox Cantabria: el matrimonio formado por García y Blanco, a los que acusan de haber “cambiado de chaqueta” de un día para otro con respecto a Garrudo.

“Que nos fuimos poco menos que por una pataleta debido a que Igor Aguilera quería ir de número uno en la lista autonómica es rotundamente falso y hay pruebas escritas que lo demuestran”

Así, Aguilera ha emitido un comunicado “en respuesta a las declaraciones” del cabeza de lista de Vox Cantabria a las autonómicas del próximo 26 de mayo, Emilio del Valle, en una entrevista radiofónica en Cope, en las que el exportavoz de Vox Cantabria asegura que Del Valle “insistió de nuevo en lo que quieren que sea la versión oficial de por qué la mitad de los miembros” de la Dirección del partido han dimitido. “Según ellos nos fuimos poco menos que por una pataleta debido a que Igor Aguilera quería ir de número uno” en la lista autonómica, insiste el propio Aguilera, que asegura que eso es “rotundamente falso” y hay “pruebas escritas que lo demuestran”. Y es que según Aguilera, “el único motivo que ha desencadenado la dimisión de la mitad” de la Dirección de Vox Cantabria “han sido las actuaciones” de Garrudo, “a la postre bendecidas” por García y Blanco, lo que “obligó” a Rábade, a Vallejo y a él mismo a dimitir “para no ser cómplices de un engaño”.

El comunicado, firmado por Aguilera, reproduce también un escrito de Rábade, en el que el otro dimisionario de la Dirección del partido ultraderechista, “cansadísimo de tanta maldad”, acusa a Del Valle de mentir “descaradamente” y asegura que es cierto que “el problema es de una persona”, pero en su opinión esa persona no es Aguilera sino Garrudo, que “actúa sólo pensando en sus quizás intereses”. “Los cinco miembros restantes” de la Dirección de Vox Cantabria “no queríamos arribistas” y “estábamos de acuerdo en que el candidato ideal era Igor Aguilera”, pero el fin de semana de los pasados 16 y 17 de marzo llegó “el cambio de chaqueta del matrimonio, cuando hasta el día 15 de marzo a las 21:00 horas todavía seguían en contra de los manejos” de Garrudo, “dicho por ellos y criticado en muchas ocasiones”. Rábade se pregunta “cuál fue la causa del cambio de opinión” de García y Blanco, “proponiendo” como cabeza de lista a las autonómicas a Cristóbal Palacio –que finalmente ha sido sustituido por Del Valle– “en acta emitida el día 18” a las 08:45 horas cuando “el mismo día 17” a las 18:00 horas “catalogaban de indecente su propuesta”.

Comentarios