lunes 18/10/21
POLÍTICA

Diego adopta 'vicios' de Rajoy y comparece sin preguntas para presentar candidatura al PP regional

El presidente de los 'populares' cántabros ha anunciado que se presenta "por última vez" en una intervención que ha estado marcada por las constantes referencias a los militantes, de los que asegura tener un "amplio respaldo".

Diego, en su etapa como presidente de Cantabria
Diego, en su etapa como presidente de Cantabria

El PP de Cantabria tenía previsto ofrecer este martes una rueda de prensa sobre la actividad del Comité que organiza el Congreso del próximo 25 de marzo en Santander. El encargado iba a ser Santiago Recio, presidente de dicho Comité. Sin embargo, a última hora ha sido el presidente del partido autonómico, Ignacio Diego, quien se ha presentado ante los medios para anunciar que presenta su “candidatura por última vez” para “garantizar un cambio tranquilo”. Y lo ha hecho en una rueda de prensa sin preguntas, 'vicio' conocido por los periodistas que siguen la actividad política del líder del PP, Mariano Rajoy, pero que en Cantabria ha supuesto toda una novedad, sobre todo ante una noticia tan esperada.

"Hoy, me vais a permitir, sabiendo que todos vosotros tendréis muchas preguntas que hacerme, que me remita al texto que he compartido con vosotros y estad seguros, que en otras ocasiones, y habrá muchas, podréis satisfacer la curiosidad", ha dicho.

Diego, que ha asegurado contar con un “amplio respaldo” de la militancia, ha vuelto a reiterar su “apuesta por la unidad, el acuerdo, la moderación y la eficiencia”, y ha hecho un llamamiento a todos los cargos orgánicos a “dejar al margen intereses” que no sean los de Cantabria.

En un discurso de pocos minutos tras el que se ha remitido a la carta abierta y ha dejado a los periodistas con la palabra en la boca, el presidente del PP cántabro ha recurrido a la militancia y los valores del partido para justificar su batalla por la "unidad" del partido y la Presidencia, que deberá librar contra la actual secretaria general de los ‘populares’ autonómicos, María José Sáenz de Buruaga, la primera que ha presentado su candidatura.

Diego ha echado mano de los militantes tanto para justificar su candidatura como para tratar de lanzar un mensaje de integración

Diego se ha referido a un “proceso sin vetos ni purgas”, afirmando que en el PP “no sobra nadie, solo unidos se gana, dividiendo siempre se pierde”, un mensaje en el que ha insistido al asegurar que su partido es una “gran familia en la que nunca ha habido ni habrá un debate sobre la prevalencia de los intereses de Cantabria por encima de los personales”.

Militantes

Diego ha echado mano de los militantes tanto para justificar su candidatura como para tratar de lanzar un mensaje de integración. Tras destacar el “trabajo desinteresado de los militantes”, que a su juicio es el que “garantiza que el PP sea el partido más votado”, ha apostado por un “trabajo tenaz para volver a gobernar”, aunque en ningún momento ha mencionado la necesidad de pactos que, si nada cambia, volverá a predominar en las próximas elecciones autonómicas. Algo que tampoco han podido preguntar los periodistas.

“Pensemos en los militantes y no en nosotros”, ha concluido el presidente de los ‘populares’ cántabros. Diego ha señalado que su "deseo" era que se produjera un "cambio tranquilo" que se hubiera traducido en una "lista única", algo en lo que "ha agotado hasta el último aliento" junto a la Dirección del partido.

Sin embargo, durante su discurso, y a diferencia de Sáenz de Buruaga, no ha hecho mención en ningún momento al diálogo, a la necesidad de “abrir el partido” a los militantes y de “pacificar” las relaciones políticas con otros partidos. Ni una sola referencia, por tanto, a elementos ajenos al partido porque, a su juicio, “los cántabros saben que el PP es un valor seguro”.

Precisamente las relaciones con el resto de partidos, o mejor dicho la falta de ellas, es lo que caracterizó al Gobierno de Diego durante la pasada legislatura, así como a su papel en la oposición durante el anterior periodo del bipartito PRC-PSOE. Sus desencuentros con el actual líder del Ejecutivo cántabro, Miguel Ángel Revilla, algunos de ellos más personales que políticos, han sido de dominio público. Su actitud con los trabajadores de Sniace o con los del Hospital de Sierrallana ha puesto de manifiesto unas formas que, incluso miembros del PP como el portavoz parlamentario, Eduardo Van den Eynde, quien hizo pública una carta defendiendo a Diego, han criticado.

"Ahora es el tiempo de los afiliados: que ellos decidan si quieren un partido abierto, dialogante y que mire al futuro o o que todo siga igual", ha dicho Sáenz de Buruaga

Congreso

Respecto al Congreso, Diego ha apostado por sustituir "el ruido por la propuesta y las aspiraciones por la responsabilidad. Aportemos soluciones a los ciudadanos y elijamos a los mejores candidatos para que las materialicen".

"Nos debe mover solo y únicamente nuestras buenas ideas por un Cantabria mejor", ha dicho el líder de los 'populares' cántabros, que espera que del Congreso regional salga "más Partido Popular", "nuevas ideas" y "soluciones" que se traduzcan en "futuro para Cantabria".

"Ese sigue siendo mi compromiso", ha aseverado Diego, quien ha señalado que precisamente es dicho compromiso el que le lleva a presentarse de nuevo, un reto que ha asegurado afrontar con "renovada ilusión".

Comentarios