sábado 17/4/21
POLÍTICA

Cargos del PP exigen a Casado que la debacle en Cataluña "tenga consecuencias”

El líder del PP, Pablo Casado, posa con sus barones terirtoriales tras un almuerzo en la sede nacional del PP al término del Comité Ejecutivo Nacional
El líder del PP, Pablo Casado, posa con sus barones terirtoriales tras un almuerzo en la sede nacional del PP al término del Comité Ejecutivo Nacional

Dirigentes del PP consultados por Europa Press consideran que el presidente del PP, Pablo Casado, "sale tocado" tras el batacazo electoral del partido en Cataluña y que ese mal resultado debería "tener consecuencias" a nivel nacional. Aunque no cuestionan su liderazgo, sí le piden hacer autocrítica, reforzar su Ejecutiva con "pesos pesados" y perfiles "más políticos" y, sobre todo, escuchar más a los territorios.

Muchos de los cargos consultados creen que Casado sí que debe plantearse reforzar su equipo y su Ejecutiva

La debacle del PP en Cataluña, más dolorosa tras el amplio 'sorpasso' de Vox, ha encendido las alarmas dentro del partido. La mayoría coincide en que el avance de los de Santiago Abascal les obliga a reaccionar y analizar de forma sosegada por qué el PP no ha logrado rentabilizar el hundimiento de Ciudadanos en Cataluña y Vox ha generado "más ilusión" entre los votantes constitucionalistas.

Varios dirigentes coinciden en que el primer problema "está dentro del PP" porque siguen sin superarse las fracturas internas del congreso extraordinario de julio de 2018 tras el proceso de primarias. Además, algunas fuentes consultadas afean a 'Génova' dedicar casi todas sus energías a la "renovación territorial" de los congresos provinciales y no a la estrategia de oposición al Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Así, varios apuntan en la línea de que hay que "recuperar a todo el partido" para que todos "tiren del carro", en palabras de un presidente regional del PP. "Primero hay que empezar a unir en tu propia casa. No se puede unir a Ciudadanos y a Vox si dentro de tu casa estás expulsando a tu propia gente", diagnostica también un exalto cargo del Gobierno de Mariano Rajoy.

La necesidad de que se "escuche más" al partido en cada territorio es una reivindicación común en distintos cargos consultados. "Creo que lo que hace falta es diálogo y escuchar más a la gente, que quiere que se la escuche más", resume un 'barón' del PP, que aconseja a Casado sentarse con sus cargos provinciales y territoriales y abrir una "reflexión sosegada" para ver qué se puede mejorar en cada sitio antes de las autonómicas y municipales de 2023.

AUTOCRÍTICA

Además, las fuentes consultadas piden hacer autocrítica y ven "muy débil" que el argumento de 'Génova' para justificar el mal resultado sean las declaraciones del extesorero Luis Bárcenas. "Creo que no hemos hecho una buena campaña", asegura un parlamentario, mientras que otros creen que al final en Cataluña prima el "debate identitario" y que centrarse en problemas como el paro o los autónomos ha desdibujado su mensaje electoral.

Aunque la mayoría comparte que Bárcenas ha perjudicado al PP en estos comicios, algunos afean a Casado que su respuesta haya sido un "ajuste de cuentas" con Mariano Rajoy cuando el "malo" de esta película es el extesorero y no hay nada demostrado. Fuentes consultadas por Europa Press también critican el "error" y la "torpeza" del líder del PP criticando la gestión del Gobierno de Mariano Rajoy el día del referéndum ilegal del 1 de octubre.

Todos los dirigentes del PP consultados coinciden en que Alejandro Fernández es un "buen candidato", si bien hay quién apunta a que algunos errores de la campaña se han debido a las "interferencias de Génova" y a la "sobreexposición excesiva" de Casado.

REFORZAR SU EQUIPO

Muchos de los cargos consultados creen que Casado, al que "nadie le va a mover la silla en este momento", sí que debe plantearse reforzar su equipo y su Ejecutiva, ya que, a su entender, la campaña catalana ha visualizado la debilidad del partido en algunos flancos. Algunos miembros del PP hablan de la necesidad de contar con "pesos pesados" en su núcleo duro, "más perfiles políticos y menos técnicos" para el combate diario contra el Gobierno de PSOE y Unidas Podemos.

Además, un veterano cargo del partido recuerda que el propio Pablo Casado, junto a Javier Maroto y Fernando Martínez-Maillo, llegaron a la Ejecutiva del PP en junio de 2015 para dar un impulso al partido tras la derrota en los comicios de ese año.

"Hay cosas que se pueden mejorar. Algo tendremos que hacer", asegura un diputado del Grupo Popular; "Hay que motivar al equipo y generar ilusión a la gente, como ha hecho Vox", apostilla un senador. "Hace falta más madurez política en Génova", añade un veterano del partido. "No se puede jugar la final de la Champions con el Castilla", asegura un miembro del anterior Gobierno del PP.

COMITÉ EJECUTIVO

Eso sí, todos ellos coinciden en que no hay que cambiar de estrategia con el partido de Santiago Abascal y apoyan la ruptura que visualizó Casado en la moción de censura de octubre de 2020. "Tenemos que seguir nuestra estrategia sin complejos frente a Vox", dice un dirigente 'popular'. "Si tengo que morir, prefiero morir con mi proyecto político y no siendo Vox", asegura otro parlamentario.

Casado ha convocado este martes una reunión del Comité Ejecutivo Nacional, que reúne a la cúpula del partido y a los 'barones' territoriales, para analizar los resultados. El formato elegido -vía telemática salvo el comité de dirección que sí estará de forma presencial en la sede del PP- no ayuda a facilitar el debate interno, según admite en privado uno de los miembros de ese órgano.

Comentarios