miércoles 27/10/21
POLÍTICA

Cantabria pedirá al Estado los 22 millones de Valdecilla de 2016 “en cuanto” reciba la firmeza de la resolución del Supremo

Hospital Universitario Marqués de Valdecilla
Hospital Universitario Marqués de Valdecilla

El Gobierno de Cantabria reclamará al Gobierno de España el abono de los 22 millones correspondientes a la anualidad de 2016 de las obras de Valdecilla "en cuanto" reciba la firmeza por escrito de la reciente resolución del Tribunal Supremo que confirmaba el derecho de la comunidad a recibir esa cantidad. Así lo ha anunciado este lunes, en declaraciones a los medios de comunicación, la consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior y secretaria de Organización del PRC, Paula Fernández, quien ha expresado su "satisfacción" por la decisión del Supremo, hecha pública este fin de semana de inadmitir el recurso de la Abogacía del Estado contra la sentencia del Supremo de finales de enero que reconocía el derecho de la comunidad autónoma a recibir esos 22 millones de euros.

Según ha explicado, la resolución del Supremo no es recurrible con lo que solo falta que la firmeza de su decisión llegue por escrito a los Servicios Jurídicos del Ejecutivo regional para solicitar al Gobierno central de modo formal el abono de esta cantidad. Fernández ha explicado que esos 22 millones deberán ir a Valdecilla puesto que es una cantidad finalista, con lo que no puede tener otro destino.

"Hay un derecho legítimo que estaba establecido en esos Presupuestos de 2016 para que firmemos el convenio", ha indicado la consejera, que ha pedido al Ejecutivo que "no dilate más" en el tiempo el pago de esos 22 millones.

Con la resolución del pasado 3 de diciembre, que inadmitía el recurso del Estado por carecer de interés casacional, el Supremo ha confirmado el derecho de Cantabria a recibir esos 22 millones, incluidos en los Presupuestos Generales del Estado de 2016 pero que no fueron abonados. La decisión del Gobierno central de recurrir la sentencia de la Audiencia Nacional ya fue muy criticada por el presidente regional y secretario general del PRC, Miguel Ángel Revilla.

Comentarios