lunes. 26.09.2022
POLÍTICA

Cantabria se opone a la lista de zonas marinas protegidas de la Unión Europea

La decisión supone cerrar el acceso de la flota de arrastre a 87 zonas protegidas en aguas comunitarias del Atlántico Nororiental, que en el caso de Cantabria afecta a la captura de especies en aguas con profundidades entre 400 y 800 metros.

Redes de pesca en el Mar Cantábrico para recoger anchoas | Foto: Archivo
Redes de pesca en el Mar Cantábrico para recoger anchoas | Foto: Archivo

Cantabria se ha sumado a la postura de oposición del Ministerio de Agricultura y Pesca frente a la lista de zonas marinas protegidas propuesta por la Comisión Europea por su afección a las zonas de trabajo de la flota de arrastre y de palangre de fondo. Así lo ha trasladado el consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, que ha participado este lunes en los Consejos Consultivos de Política Agrícola para Asuntos Comunitarios y de Política Pesquera, presididos por el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas.

En este sentido, Blanco ha expresado su apoyo al Ministerio en su intención de revisar una decisión que supone cerrar el acceso de la flota de arrastre a 87 zonas protegidas en aguas comunitarias del Atlántico Nororiental, que en el caso de Cantabria afecta a la captura de especies en aguas con profundidades entre 400 y 800 metros.

Igualmente, ha rechazado la propuesta del Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES) de fijar un TAC (Totales Admisibles de Captura) cero para la anguila europea en 2023, al tiempo que ha propuesto el desarrollo de medidas ambientales de restauración de hábitats para garantizar el mantenimiento de esta pesquería, "con un gran interés económico y gastronómico".

Blanco, que este semestre actuará como representante de las comunidades autónomas en el Consejo de la Unión Europea, ha defendido la postura de las comunidades de rechazar la propuesta del ICEX, que en su último informe alerta de los bajos índices de reclutamiento y recomienda, por primera vez, cero capturas de la anguila europea en todos los hábitats, tanto para pesca recreativa como profesional, así como de angula para repoblación o suplir a las instalaciones de acuicultura en un enfoque precautorio.

Ha recordado que el reglamento europeo incorporó a principios de este año la obligatoriedad de establecer tres meses de veda consecutivos, comprendidos entre el 1 de agosto de 2022 y el 28 de febrero de 2023, para garantizar que la prohibición abarque los periodos de mayor migración de la anguila. En este sentido, Cantabria ha propuesto los meses de agosto, septiembre y octubre de este año como vedados para la pesca de la angula, estando prohibida la pesca de la anguila en su fase adulta, y únicamente con 40 licencias de carácter profesional.

Blanco ha defendido el gran interés que tiene esta pesquería para el sector, "que a pesar de las fuertes restricciones que ha tenido que aplicar, se ha adaptado y ha sabido mantener la importancia del recurso, tanto a nivel gastronómico como ambiental, respetando las condiciones que le han sido impuestas".

"Es necesario que la Comisión Europea sea consciente de las restricciones aplicadas y de los problemas reales de esta especie que, más allá de la pesca que se está haciendo actualmente, que se puede considerar mínima comparada con la que hemos conocido, se trabaje más concienzudamente en la regeneración de los hábitats que necesita para desarrollarse y cuya situación actual es crítica", ha insistido Blanco, quien ha considerado que "debemos conseguir que no se cierre la pesquería por completo y que la Comisión se centre en el desarrollo de medidas ambientales de restauración de hábitats, así como en la evaluación de las medidas existentes y su eficacia.

En relación con la presidencia de Cantabria como representante de las comunidades autónomas ante el Consejo de la Unión Europea, el consejero ha mostrado su predisposición de trasladar a la Cámara todas las sugerencias autonómicas para recoger juntos los mejores frutos desde la Comisión para servir a nuestro sector".

AYUDAS CONTRA LA SEQUÍA

Por otro lado, durante la reunión del Consejo Consultivo de Política Agrícola para Asuntos Comunitarios Blanco ha reclamado al Gobierno de la Nación ayudas adicionales para paliar el incremento de la situación de pérdidas que está provocando la sequía en el sector primario, y en concreto, en la actividad ganadera y agrícola.

"En Cantabria hemos podido valorar las pérdidas en producción forrajera a lo largo de los últimos meses y son mayores que años anteriores, hecho que unido a los altos costes de los productos de alimentación animal preocupan a los ganaderos de la región", ha advertido Blanco, quien ha solicitado a Planas la convocatoria de una reunión política de alto nivel para poder tomar decisiones y poder implantar medidas adicionales a la recogidas en el Decreto Ley de medidas urgentes por la sequía aprobado este año por el Ministerio.

Durante su intervención, el consejero ha trasladado al ministro la "difícil" situación que están viviendo muchos ganaderos de la región, sobre todo, con explotaciones de ganadería en extensivo, como consecuencia de la falta de agua en algunas zonas de Cantabria durante los últimos meses, con muchos de los manantiales existentes en los municipios se han secado, lo que ha llevado al Gobierno de Cantabria a poner a disposición de todos los ayuntamientos los medios humanos y materiales que integran el Operativo de Prevención y Lucha contra Incendios Forestales, con el fin de garantizar agua al sector primario.

Blanco también ha compartido el miedo que el sector primario le ha trasladado ante el desabastecimiento de forrajes y otros productos de alimentación animal para el invierno, ya que, tal y como ha explicado, "los ganaderos se han visto obligados a adelantar esas reservas que tenían para atender las necesidades de sus explotaciones, y están preocupados ante la situación de los mercados".

A pesar de este empeoramiento sustancial de la situación en Cantabria, el consejero ha reconocido al Ministerio las actuaciones que ha desarrollado para tratar de paliar el impacto que la guerra de Ucrania está teniendo en el sector agrícola y ganadero y el apoyo que se está proporcionando a los equipos técnicos de las comunidades, como Cantabria, que han asumido diversas gestiones.

En este sentido, ha recordado que Cantabria ha finalizado ya la gestión de la última ayuda al sector cárnico y, una vez pedidos los fondos, "procederemos a su pago a la mayor brevedad, cumpliendo el límite temporal exigido del 30 de septiembre". Una ayuda que "están esperando nuestros productores, ya que han visto empeorar más si cabe su situación a raíz de las difíciles condiciones climáticas que están sufriendo este año y que ha hecho que la situación en Cantabria haya empeorado".

Comentarios