lunes 10/5/21
POLÍTICA

Cantabria extiende el control de acceso a todos los salones de juego y locales de apuestas

Máquinas tragaperras en una sala de juegos
Máquinas tragaperras en una sala de juegos

El Gobierno de Cantabria endurecerá las restricciones en el acceso al juego de menores de edad y personas con ludopatías con un nuevo decreto que será aprobado próximamente y que extiende a todos los salones de juego y locales de apuestas la obligación de implantar controles de entrada a los establecimientos.

Hasta el momento, solo los bingos, casinos y determinados tipos de máquinas tenían la obligación de implantar estos controles de admisión, que en los próximos meses se irán instalando en el resto de salones de juego y locales de apuestas de Cantabria, ha informado este sábado el Ejecutivo.

Este cambio incluirá el desarrollo de una aplicación informática para un mejor control de accesos

De hecho, la normativa autonómica prevé un periodo de adaptación de nueve meses para estos locales, con el fin de aplicar las nuevas restricciones y controles en el acceso de menores de edad y de personas que tengan firmada una "auto-prohibición" de entrada. Este cambio incluirá el desarrollo de una aplicación informática para un mejor control de accesos, que estará conectada al Registro de interdicción de acceso al juego de Cantabria, que también se crea y se regula en el nuevo decreto.

La consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, Paula Fernández Viaña, ha señalado en un comunicado que este decreto "refuerza de forma importante la seguridad y protección jurídica de los usuarios", en especial de aquellos colectivos "sensibles" que puedan requerir de una especial atención, como son menores y personas con ludopatías. Ha apuntado que la medida se enmarca dentro de la política de juego responsable iniciada hace más de tres años por su departamento para ordenar el crecimiento del sector y reforzar la vigilancia para evitar los efectos nocivos en los sectores sociales vulnerables.

Entre otras medidas, ha destacado el establecimiento de un régimen de distancias entre locales y juego y también respecto a centros educativos, "el más restrictivo del país", y la normativa sobre la caducidad de los estudios de viabilidad necesarios para la concesión de las licencias de apertura, que posibilitará que decaigan 14 nuevas licencias de salas de juego en la región.

EL PROYECTO DE LEY, ANTES DEL VERANO

La Consejería prevé aprobar antes del verano el nuevo proyecto de ley en materia de juego, que tendrá como eje vertebrador las políticas de juego responsable y pondrá el foco en la protección de los colectivos vulnerables, la lucha contra el fraude, la prevención de las conductas patológicas y la salvaguarda de los derechos de las personas usuarias.

Hasta la aprobación definitiva de la ley sobre el sector del juego, Cantabria mantiene suspendida la concesión de autorizaciones de funcionamiento de nuevos salones de juego y locales de apuestas en la región. En materia de inspección, el Gobierno de Cantabria prevé incrementar la plantilla de inspectores en el ámbito del juego y espectáculos públicos con 16 técnicos más para fortalecer esta función. Igualmente, ha intensificado de forma importante las inspecciones de juego, ante la preocupación social por el incremento de la adicción del juego entre los más jóvenes, pasando de las 564 en 2016 a las cerca de 1.200 del último año.

En este punto, la consejera de Presidencia ha destacado el "amplio cumplimiento" y el "rigor" entre el empresariado del juego en Cantabria en las distintas inspecciones realizadas por parte de la Administración autonómica y únicamente se ha tramitado un expediente sancionador por la entrada de menores a locales de juego.

Otras medidas restrictivas han consistido en la suspensión de concesión de nuevas autorizaciones de explotación de máquinas tragaperras, una suspensión que se mantiene desde el año 2006. Actualmente, en Cantabria hay 42 salas de juego, con 6 locales específicos de apuestas y 5 bingos.

Comentarios