sábado 18/9/21
POLÍTICA

Cantabria da el plazo de un mes al Estado para que le pague los 80 millones

El Gobierno enviará un “requerimiento de deuda”, y en caso de no lograr el objetivo se planteará una demanda contra el Gobierno de Rajoy, que “como tenemos razón la tenemos que ganar”.

El Parlamento ha aprobado, con la abstención del PP, volver a reclamar al Ejecutivo nacional los 44 millones "adeudados" para Valdecilla.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, durante su último encuentro con Mariano Rajoy
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, durante su último encuentro con Mariano Rajoy

El Gobierno de Cantabria enviará "esta semana" al Gobierno del Estado un "requerimiento de la deuda" dándole un plazo de un mes para que le pague los 80 millones que la comunidad asegura que le debe por no haber hecho frente a sus "compromisos".

De no cumplir con esos pagos, que corresponden a las obras del Hospital Valdecilla o la Fundación Comillas, el presidente regional, Miguel Ángel Revilla, ha insistido en que el Ejecutivo demandará al Estado.

En declaraciones a la prensa, Revilla ha indicado que el requerimiento se enviará por escrito y, en él, desde el Gobierno autonómico recordarán al Estado sus compromisos con la comunidad y le instarán a su cumplimiento en el plazo de un mes.

"A partir de un mes, ya lo hemos dicho, los Servicios Jurídicos del Gobierno harán una cosa que es muy poco apetecible, plantear una demanda al Gobierno de España", ha señalado, y ha confiado en que "está guerra, como tenemos la razón, la tenemos que ganar".

El presidente cántabro ha insistido en que está "muy cabreado" por cómo está tratando el Gobierno de España a Cantabria y se ha preguntado "qué hemos hecho" en la región para merecer ese trato, que ha comparado con el que reciben, por ejemplo, el País Vasco o Cataluña.

En este punto, ha recordado la reunión que mantuvo con el presidente del Gobierno de Estado, Mariano Rajoy, y de la que "salí hablando maravillas" porque "me creí lo que me dijo y me lo ratificó por carta" comprometiéndose al pago de las obras de Valdecilla y la inclusión de la comarca del Besaya en las zonas de reindustrialización preferente.

"Ahora le escribo y ni me contesta", ha criticado Revilla, que ha asegurado que "seguro que cuando le escriben los vascos les contesta vuelta al correo y a Puigdemont, a ese ya telefónicamente", ha dicho el presidente cántabro, que ha señalado que, ante la falta de constestación de Rajoy ha escrito también a la "segunda de abordo", la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y "no me atiende ni contesta".

Ante esta situación, Revilla se ha mostrado "indignado" porque no sólo cree que le han mentido a él "sino a todos los cántabros. "Si me da salud Valdecilla, no voy a callarme", ha advertido el presidente.

PETICIÓN DEL PARLAMENTO

Por otro lado, el Parlamento de Cantabria ha vuelto a reclamar, en el último Pleno ordinario antes del parón estival, al Gobierno de España (PP) el pago este año de los 44 millones que se "adeudan" a la comunidad por financiación de las obras del hospital Valdecilla por las anualidades de 2016 y 2017, además de pedir una partida para el hospital en 2018 y el cumplimiento de los "compromisos" con la región y un trato "equitativo, justo y solidario", petición apoyada por todos los grupos a excepción del PP, que se ha abstenido.

PSOE, PRC y Podemos han criticado la enmienda del PP y la han tildado de "falsa", "ruin", "bochornosa" y "papelón"

Lo aprobado en este sentido en el Pleno de este lunes es el texto de una transaccional acordada por PRC y PSOE, impulsores de esta iniciativa, y Ciudadanos (Cs) que modifica el texto original de las iniciativas presentadas de regionalistas y socialistas para incluir un punto: el relativo a instar al Gobierno de Cantabria a "llevar a cabo las acciones necesarias para que, en los Presupuestos Generales del Estado para el 2018, recoja la partida presupuestaria para la financiación" de Valdecilla.

La enmienda que no se ha admitido es la del PP, que mantiene el punto relativo a instar al Gobierno el pago este año de los 44 millones de Valdecilla y también se pide "respetar todos los compromisos adquiridos con Cantabria, respetar los convenios firmados y abonar las cantidades que se derivan de ellos".

Sin embargo, con el objeto de "concretar" y "centrar" la petición sobre Valdecilla, en la enmienda del PP se suprimían algunos aspectos de la iniciativa de PRC y PSOE, sobre todo aquellos en los que hacían referencia a la reclamación de otros compromisos del Estado con Cantabria ajenos a Valdecilla, como lo que debe, según el Ejecutivo regional, por la puesta en marcha de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE); por el convenio para el desarrollo del Campus Comillas y por el sistema de dependencia.

También se eliminaba en la enmienda del PP la parte que en la iniciativa de socialistas y regionalistas pedía un "trato equitativo, justo y solidario" con Cantabria y que la comunidad no fuera "reo" de criterios "electoralistas y partidistas".

El PP se había mostrado "deseoso" de formar parte del acuerdo del Parlamento para realizar la reclamación al Estado y que éste sea unánime para "darle fuerza" e "ir a negociar a Madrid".

Y es que, a juicio de los 'populares', en este tema solo hay dos caminos: "resolver el asunto negociando en Madrid" o "montar un número" y un "espectáculo y circo para hacer electoralismo".

"¿Qué es lo que estamos buscando?", ha preguntado el diputado del PP Íñigo Fernández, que considera que al no admitirse la enmienda de su grupo, regionalistas y socialistas optan por el "paripé electoral".

PSOE, PRC y Podemos han criticado la enmienda del PP y la han tildado de "falsa", "ruin", "bochornosa" y "papelón".

"Han sido demasiadas mentiras, demasiados años, demasiadas personas", ha dicho el portavoz del grupo regionalista en el Parlamento, Pedro Hernando, quien ha pedido a los 'populares' que se dejen "de historias y chalaneos". "Si quieren reivindicar, háganlo sin miedo, con la cara alta y digan lo que piensan del Gobierno de Madrid y de su Partido Popular en relación con Cantabria", les ha pedido.

Una petición especial ha dirigido Hernando al expresidente de Cantabria y del PP regional y actual diputado, Ignacio Diego, al que ha instado a apoyar la iniciativa, dando un "no al Gobierno de Rajoy y un sí a Cantabria".

Finalmente, los trece diputados del PP, nueve de los cuales mantienen discrepancias internas con la Dirección regional de su partido por el relevo del portavoz parlamentario, han votado en el mismo sentido y se han abstenido.

Por su parte, Cs, a pesar de la transaccional pactada con PRC y PSOE, ha reconocido que "no tiene la más mínima esperanza" de que el Gobierno cumpla este año con la financiación de Valdecilla y por ello ha querido introducir la petición de que "como mínimo" se incluya en los Presupuestos Generales del Estado de 2018 un partida para Valdecilla.

La formación naranja, que votó a favor de la investidura de Mariano Rajoy como presidente de España y ha dado su apoyo en el Congreso a los Presupuestos de 2017, ha acusado al PP de "traicionar" a Cantabria al no presentar la enmienda comprometida sobre Valdecilla y al Ejecutivo central de "incumplir" los compromisos con la comunidad autónoma.

Por su parte, Podemos ha decidido apoyar la iniciativa sobre Valdecilla ya que, a su juicio, se trata de una petición "de justicia", que respaldan "por dignidad", "por orgullo" y "por hartazgo".

Y es que, a su juicio, "hay motivos de sobra" para "decir basta" al trato del Gobierno de España.

La formación morada sí ha aprovechado la ocasión para recordar al presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla (PRC), que también él ha firmado "compropmisos" con Podemos que, a su juicio, no se están cumpliendo y le ha reclamado "el mismo rasero".