lunes 18/10/21
POLÍTICA

El auto judicial del puerto de Laredo “confirma el boicot” del PP a la infraestructura

Miguel Ángel Revilla critica el “empecinamiento” del anterior Ejecutivo, y contrapone esta postura a la rescisión negociada que proponen PRC-PSOE.

Puerto deportivo de Laredo
Puerto deportivo de Laredo

El Juzgado de lo Mercantil ha declarado fortuito el concurso de acreedores de Marina de Laredo, concesionaria del puerto de la villa. Para el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y el consejero de Obras Públicas y Vivienda, José María Mazón, esta decisión es un "nuevo palo" al "desastre" de estrategia judicial del anterior Ejecutivo (PP) y "confirma su boicot" contra una infraestructura que el bipartito "intentará rentabilizar".

A su juicio, el Juzgado "coincide" con el informe del Consejo de Estado asumido por el actual Gobierno e "ignorado" por el del PP. En declaraciones realizadas durante una visita a la planta de Bridgestone en Puente San Miguel, Revilla ha resaltado que el "mal" planteamiento de un PP "empeñado" en llevar a los tribunales la resolución de la concesión del puerto de Laredo va "de palo en palo".

En contraposición a lo propuesto por el anterior Ejecutivo, el bipartito PRC-PSOE es partidario de "una rescisión negociada" en la que sean los tribunales los que fijen el precio.

"Pero ese empecinamiento del Gobierno de Cantabria se ha demostrado en sentencias sucesivas que era equivocado porque lo que hablaba de negligencia y mala fe de la empresa pues se lo echan atrás los tribunales", ha dicho Revilla, que ha apuntado a que tendrá que ser el actual Ejecutivo el que tendrá que "enderezar" este asunto.

A pesar de ello, Revilla ha insistido en que el puerto de Laredo tiene "muchísimo futuro" y es una "gran activo para Cantabria" y está "seguro" de que, superada la crisis, "va a ser un dinamizador" de la economía regional y de la de Laredo.

Rescatar la concesión

En un comunicado, Mazón se ha manifestado en la misma línea que Revilla sobre el "varapalo" que supone esta última decisión judicial para la estrategia judicial del anterior Gobierno y ha mantenido que la nueva situación reconocida por el juzgado y los pasos dados por la Consejería "no influirán en el coste de rescatar la concesión, cuya cuantía tiene que ser determinada conforme a los criterios y al procedimiento establecido por la normativa vigente".

Mazón ha recalcado que el auto, que ha conocido a través de los medios de comunicación, "solo ha supuesto una sorpresa relativa". "Era lógico pensar que los tribunales no podían avalar la errática actuación del anterior Ejecutivo del PP", ha apostillado.

En este sentido, Mazón ha recordado sus reiteradas advertencias en el Parlamento, durante su etapa en la oposición, sobre las consecuencias del "empecinamiento y la persecución" a las que el anterior consejero sometió al puerto deportivo, "en lugar de buscar una solución para impulsar su actividad y defender así los intereses generales de Cantabria".

"El PP siempre antepuso sus propias fobias partidistas y su rechazo al puerto de Laredo, por lo que su actuación ha sido un auténtico desastre, como ahora pone de manifiesto el juzgado", ha concluido.

Mazón ha insistido en que el auto demuestra que su departamento "ha acertado" al modificar el procedimiento abierto en la pasada legislatura para rescindir el contrato de Marina de Laredo y acatar las recomendaciones del Consejo de Estado, "evitando así futuros pleitos y recursos".

Comentarios