martes. 05.07.2022

La nueva Ley del Suelo de Cantabria ha superado este miércoles su trámite en comisión parlamentaria tras aprobarse la incorporación del 60% de las enmiendas presentadas -algunas tras acordarse transaccionales- pero manteniéndose el voto en contra del PP a los cambios sobre la regulación de la vivienda unifamiliar aislada en suelo rústico.

Hernando y Cobo han defendido la voluntad de acuerdo de sus grupos

El PP, en la sesión de hoy, ha materializado con su 'no' el rechazo que ya había anunciado a cualquier tipo de cambio respecto a la regulación vigente sobre la vivienda en suelo rústico, entre ellos el último pactado hace unos días por PRC, PSOE y Cs para permitir áreas de desarrollo rural en municipios de entre 5.000 y 10.000 habitantes siempre que fueran en núcleos que no superaran actualmente las 250 casas. Vox, como los populares, también han votado en contra.

Por tanto, y si no hay cambios de última hora, la norma llegará el lunes, 27 de junio, a su debate a Pleno sin lograrse el consenso y, por tanto, con muchas posibilidades de aprobarse sin el acuerdo del principal grupo de la oposición. El PP insiste en que se mantenga la actual regulación de la vivienda unifamiliar en suelo rústico, que se regula en el artículo 86 de esta ley, e insiste en que esto es una línea roja para dar su apoyo a esta norma.

Aseguran los 'populares' que, en esta cuestión, no se han movido de su sitio respecto a la regulación que promovieron y aprobaron en 2012 con el apoyo del PRC y ha reprochado a los regionalistas que sí hayan modificado su postura, pensando, a su juicio, no en el beneficio de los cántabros ni de los municipios sino en mantenerse "abrazado" al pacto de Gobierno con el PSOE.

De hecho, el diputado del PP, Roberto Media, ha recordado que el mantenimiento de la regulación vigente es un compromiso electoral de su partido y ha anunciado que si no consiguen ahora que se blinde lo harán cuando lleguen al Gobierno, según ha dicho, tras las elecciones de mayo de 2023, una afirmación ante la que los regionalistas le han instado a esperar a ver lo que votan los ciudadanos entonces.

Mientras, los grupos que sustentan al Ejecutivo en la Cámara, y también formaciones de la oposición como Cs han criticado esta actitud de los 'populares' y le han instado a "recapacitar" su postura hasta el lunes e intentar que la ley se apruebe en el Pleno por consenso, recordándole que en una negociación todas las partes deben ceder.

El portavoz del PRC, Pedro Hernando, cree que el PP no ha tenido capacidad de "cesión" en la negociación sobre la regulación de la vivienda en suelo rústico, algo que, a su juicio, sí han demostrado PRC y PSOE con las modificaciones planteadas al texto inicial a través de distintas enmiendas y transaccionales para intentar acercar posturas y también para asumir algunos planteamientos que les han trasladado sus alcaldes, y ello -ha dicho el regionalista- mientras los 'populares' "no se han movido".

En una línea similar, la portavoz del PSOE, Noelia Cobo, cree que lo que el PP plantea no es "consenso", sino "imposición", y ha señalado que lo que se busca con la nueva regulación de la vivienda en suelo rústico es el desarrollo de los pueblos pero de una forma "sostenible" y "ordenada".

Hernando y Cobo han defendido la voluntad de acuerdo de sus grupos, algo que, a su juicio, demuestra que, de las 269 enmiendas presentadas se hayan aprobado 159, casi un 60%. De ellas, 130 se han aceptado sin ningún tipo de variación y las 29 restantes se han acordado a través de transaccionales.

PRC y PSOE han defendido que la nueva Ley del Suelo que se va a aprobar el lunes supone "avanzar en muchas cuestiones" respecto a la que había, por ejemplo, en cuanto a la agilización administrativa en la gestión de los planteamientos, "conjugando" esto con la seguridad jurídica. Para Hernando, va a ser una "buena" ley, "del siglo XXI" y que goza de un "consenso" político y social "muy importante".

Mientras, el PP la considera un "paso atrás" y un "retroceso de 21 años en el tiempo". "Es tirar el iPhone del señor Hernando y quedarnos en el Nokia del señor Revilla", ha señalado Media después de que el portavoz regionalista le mostrara dos móviles de distintas épocas para tratar de evidenciar el cambio que suponía la nueva ley.

Media ha señalado que esta ley "se parece como un huevo a la castaña" a la que hubiera querido el PP, pero ha indicado que su partido estaba dispuesto a aceptar algunas de las cuestiones que plantea para que saliera por consenso, pero no aquello que tiene que ver con la vivienda unifamiliar en suelo rústico. El diputado del PP ha anunciado que su partido "seguirá recorriendo Cantabria" para explicar el "retroceso" que supone la nueva Ley que se va a aprobar, sobre todo en lo que tiene que ver con la vivienda en suelo rústico.

Comentarios