lunes 18/10/21
POLÍTICA

El “absolutismo de Mariano Rajoy le incapacita” para liderar España

Pedro Sánchez considera que el país es “mucho mejor” que el líder del PP, algo que se comprobará en las elecciones generales.

El presidente de España, Mariano Rajoy
El presidente de España, Mariano Rajoy

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, considera que la “inacción política” del PP en el Gobierno de la nación ha llevado a Mariano Rajoy a dilapidar el “enorme caudal de confianza ciudadana” que recibió en las elecciones de 2011. Por ello, ha afirmado este miércoles durante su visita a Cantabria que el presidente del Gobierno y líder del PP que su “absolutismo”, que ha provocado que gobierne “solo y contra todos”, le “incapacita” para liderar el país durante otros cuatro años.

En este sentido, ha subrayado que "cuantos más partidos haya implicados en la gobernabilidad menos casos de corrupción habrá, porque hay más controles". Asimismo, ha confiado en el "triunfo del discurso de la esperanza frente al discurso del miedo y del rencor de un presidente que nada tiene que ofrecer" de cara a las elecciones del 20 de diciembre

A su juicio, la actitud de Rajoy ante desafíos tan importantes como el de Cataluña, su "tibia respuesta" ante los casos de corrupción en su partido y la "instrumentalización de las instituciones" para sus propios fines partidistas, como ha hecho con los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2016, que considera “falsos”, es lo que ha provocado que se haya quedado solo.

Sánchez se ha referido en concreto al exministro Rodrigo Rato, del que ha dicho que "no sólo no puso freno a los excesos de la burbuja inmobiliaria sino que los protagonizó en primera persona".

El líder del PSOE ha reiterado su compromiso electoral de convocar a todas las fuerzas políticas y sociales para "construir unos nuevos pactos de La Moncloa", basados en tres ejes: modernización del modelo de crecimiento económico, resideño de la arquitectura institucional y fortalecimiento del Estado de Bienestar.

"Quiero representar todo lo contrario que ha hecho Rajoy", ha asegurado Sánchez, quien ha defendido la capacidad del PSOE de llegar a acuerdos sin perder la esencia de su proyecto político, ha opinado que los ciudadanos están "cansados de mayorías absolutas" y ha dicho que es momento de "abrir un tiempo nuevo en la política". "Debe ser la legislatura del diálogo, la negociación y los acuerdos", ha dicho.

El líder del PSOE ha abogado por "volver a ajustar el reloj nacional a las nuevas necesidades del país", y como "retos" ha señalado que "faltan más oportunidades", sobre todo para los jóvenes; "falta más igualdad", especialmente para las mujeres y también igualdad social; falta "confianza" en la política por la "tibia respuesta de nuestros gobernantes ante la corrupción"; y "falta por articular un nuevo pacto territorial para favorecer la convivencia".

Cuestión catalana

Respecto a Cataluña, Sánchez ha afirmado que las elecciones del 27-S fueron "innecesarias" porque "nos vinieron a decir lo que ya sabíamos", que en Cataluña "no hay una opinión mayoritaria" ni hacia el sí ni hacia el no a la independencia.

Y frente al "no hacer nada" de Rajoy, ha apostado por "la reforma, el diálogo y el acuerdo", que en su opinión, es "la alternativa valiente y la más auténtica, la única que puede garantizar -ha dicho- que el independentismo decrezca".

Asimismo, ha afirmado que Rajoy y el presidente de la Generalitat, "son dos caras de la misma moneda", y que ahora están "de espalda, pero hace dos años bailaban mejilla con mejilla, y sufren casos de corrupción muy similares por la financiación irregular de sus respectivos partidos". Sánchez ha abogado por "dejar atrás la política que se retroalimenta de figuras políticas que tratan de sacar rédito político de la confrontación".

Nuevos Pactos de la Moncloa

Sánchez ha desgranado algunos de sus compromisos electorales, englobados en el marco de los "nuevos Pactos de la Moncloa" que se ha propuesto consensuar con las fuerzas políticas y sociales si llega a la Presidencia del Gobierno.

En el ámbito económico, ha citado como objetivos eliminar barreras administrativas y hacer reformas fiscales, potenciar el sector industrial, poner en marcha un nuevo Estatuto de los Trabajadores, terminar con la figura de "los falsos becarios y los falsos autónomos", aumentar el Salario Mínimo Interprofesional y asegurar la igualdad salarial.

En el terreno institucional, los principales objetivos del PSOE son la reforma parcial de la Constitución, hacer avanzar el estado de las autonomías hacia un modelo federal, la "eternamente pendiente" reforma del Senado, renovar instituciones como el aforamiento, la inmunidad o las iniciativas legislativas populares, desbloquear las listas electorales, luchar contra la corrupción y avanzar en transparencia. Además, se ha mostrado partidario de que los políticos "nos sigamos apretando el cinturón, que falta hace", ha dicho.

Y en cuanto al Estado de Bienestar, Sánchez se ha comprometido a devolver la universalidad a la sanidad, y asegurar el sistema público de pensiones, que tiene que ser "una política de Estado", lo que pasa  por "recuperar el Pacto de Toledo".

El líder del PSOE también ha expuesto otros compromisos electorales como triplicar en una legislatura la inversión pública en educación y garantizar la universalidad del sistema educativo hasta los 18 años; una "apuesta decidida" por la formación profesional dual. En materia de energía, ha dicho que se pondrá el énfasis en el ahorro energético porque "despilfarramos energía".

España es mejor que Rajoy

Sánchez también ha reivindicado que España tiene "muchas capacidades" y es "mucho mejor, afortunadamente", que su actual presidente, Mariano Rajoy (PP), y cree que "lo va a demostrar" en las elecciones generales del 20-D "diciéndole adiós" y apostando por un "cambio político que tiene que liderar el PSOE".

A su juicio, Rajoy, al que se ha referido como el "hijo político de Aznar", el "amigo de Bárcenas" y quien nombró a Rodrigo Rato presidente de Caja Madrid, es el "pasado" que, a su juicio, hay que "desterrar" de la política española.

"Rajoy, durante estos últimos cuatro años, si ha demostrado algo es que los españoles hemos tenido que pagar un coste muy elevado para que sea presidente del Gobierno", ha aseverado Sánchez, quien ha mencionado el "coste de la corrupción", con Rato como "paradigma de ello"; el de los "recortes" y el del "fraude electoral".

Y es que, respecto a este último "coste", Sánchez ha asegurado que Rajoy "mintió" para llegar al Gobierno y ha alertado de que el dirigente 'popular' "aspira a seguir mintiendo para perpetuarse" al frente del Ejecutivo.

Sánchez ha lamentado la "desconfianza absoluta" de la ciudadanía en los políticos y en el Gobierno central, al frente del que --ha dicho-- está un Rajoy al que "el 70%" de los españoles consideran el "peor" presidente de la historia de la democracia" en el país. "Y razones no les faltan", ha apostillado.

El socialista ha opinado que tras las elecciones, en las que "espera" obtener la "confianza mayoritaria" de los españoles, habrá que realizar "muchísimos cambios" para luchar contra la corrupción, para volver a crecer y a crear empleo, para "recomponer" el Estado del Bienestar que, según ha señalado, el PP ha recortado y también para "reformar" el "modelo de confianza", entre otras tareas "bloqueadas" o "postergadas" por el actual Ejecutivo.

El socialista ha asegurado que el PSOE debe liderar ese proceso porque es el "cambio seguro" ya que tiene la "experiencia" pero también la "renovación" en sus filas y los equipos para afrontar los cambios que España "necesita".

Y es que, a juicio de Sánchez, el país está "peor" que hace cuatro años, tanto en lo económico, como en lo político y lo social.

Comentarios