lunes 14/6/21
CASTRO URDIALES

Podemos denuncia la lentitud de las obras para la recogida de aguas pluviales en varios viales

Obras recogidas pluviales Castro
Imagen de las obras que se están llevando a cabo

Podemos Castro Urdiales ha denunciado la lentitud con la que se están ejecutando las obras para la recogida de aguas pluviales en las calles Venancia Bosco y Bajada del Chorrillo con las que se pretende eliminar las inundaciones que se producen regularmente en la rotonda de la confluencia de las calles La Ronda, Silvestre Ochoa, Santander, Bajada del Chorrillo y San Francisco.

Según ha afirmado la formación política en un comunicado, los trabajos comenzaron el día 16 de mayo, “hace más de 100 días”.

La actuación consiste en tender un colector longitudinal y cinco trasversales para la recogida de aguas pluviales en la calle Venancio Bosco y otro colector longitudinal y cinco trasversales en la calle Bajada del Chorrillo. Según explican en su escrito, ambos colectores confluyen en la convergencia de ambas calles con la calle Aranzal, por donde se tenderá el colector que conducirá las aguas pluviales recogidas hasta el tramo soterrado del regato Aranzal situado en la esquina con Leonardo Rucabado, junto al CEIP Campijo.

Desde Podemos Castro Urdiales critican que se lleve “más de 100 días para tender el aún inacabado colector de 400 metros escasos”. “Parece un tiempo demasiado prolongado”, denuncian, al mismo tiempo que destacan que es cierto que en la esquina de la calle Aranzal se ha encontrado piedra en la excavación, “algo frecuente, por cierto, en cualquier obra de ese tipo, que puede estar ralentizando la obra”.

Sin embargo, la formación morada reprocha que “en el último mes solamente se han excavado 30 metros de zanja en esa zona, estando la obra en ese lugar más días parada que con actividad”.

En su comunicado también denuncian que la instalación ya ejecutada “parece insuficiente para captar todo el agua que se desliza por la escorrentía de la calle Venancio Bosco”. “Cuando en invierno llueva tres días seguidos, el caudal será mayor, el problema se agudizará y el exceso de agua que no puedan captar los imbornales acabará donde siempre, en la rotonda de la gasolinera de San Francisco”, afirman.

La obra de recogida de aguas en la zona del Chorrillo se presupuestó en 179.386,41 € y se adjudicó en 109.021 €. Una reducción entre ambas cantidades del 39% que para Podemos “sugiere una baja temeraria en el precio de adjudicación, circunstancia que están sufriendo los vecinos de la zona con la prolongación excesiva de una obra muy menor, pero que genera suciedad, molestias a la circulación, vibraciones y ruidos muy elevados”.

Ante la no finalización de las obras, Podemos sugiere dos alternativas: que se sustituyan los 28 pequeños imbornales colocados por otros de, al menos, un metro de anchura” y que se instalen rejillas transversales en la parte más baja de la calle Venancio Bosco y en la convergencia de la calle Bajada del Chorrillo con la anterior.

Por último, la formación política recuerda que durante las obras en la convergencia de las calles Bajada del Chorrillo, Aranzal y Venancio Bosco “se ha roto una tubería de fibrocemento que conduce aguas fecales”. Al parecer, esta tubería permaneció 3 días rota a cielo abierto, “en un lugar donde la densidad de tráfico es elevada”.

Para Podemos Castro Urdiales, la dirección en la que circulan las aguas fecales “hace sospechar que desagua toda su porquería en el tramo del regato Aranzal que está soterrado”. Regato que desemboca en el puente de tabla de la playa del matadero, playa que este año ha “recuperado” la bandera azul.

Comentarios