sábado 31/7/21
SOLIDARIDAD

Un hostelero de Santoña reparte claveles a los vecinos para sacar una sonrisa en esta situación complicada

Con el lema ‘una flor para una sonrisa, Giuseppe Palazolo ha repartido hoy, sábado, 600 claveles

En su opinión la implantación del cordón sanitario se tomó por los políticos de forma desorganizada y sin informar

Espera una reflexión y asesoramiento por las autoridades políticas para tomar mejores decisiones para el sector y la población

 

Giuseppe Palazolo Gallego, un hostelero de Santoña reparte claveles entre los vecinos de la Villa

Con el lema ‘Una flor para una sonrisa’, un hostelero de Santoña ha repartido hoy, sábado, 600 clavales entre los vecinos de este municipio que sufre la implantación de un cordón sanitario por la Consejería de Sanidad del Gobierno de Cantabria debido al aumento de casos activos del Covid-19.

El objetivo es obtener una sonrisa y recibir 600 sonrisas por cada clavel que entrega. Su nombre es Giuseppe Palazolo Gallego, de origen italiano, de Génova, pero con una gran vinculación con Santoña por motivos familiares.

Afincado en Valladolid desde hace 17 años, hace tres años se enroló en una iniciativa hostelera y puso en marcha, tras la reforma del local, la taberna El Antiguo, ubicada en la Plaza del Peralvillo,

En su opinión “la decisión del aislamiento ha sido por motivos saludables, pero se ha tomado por los políticos de forma desorganizada y sin informar”. Para este hostelero de 47 años es un momento atípico el que se vive y se ha tomado de nuevo una medida drástica que afecta al sector hostelero.

hostelero Santoña

Pero, Giuseppe Palazolo no quiere anclarse en las fechas actuales de las fiestas patronales de la Virgen del Puerto, que no se celebran y que ya hubiesen comenzado con la lectura del pregón, para analizar lo sucedido y la repercusión. Desde su punto de vista, Santoña tiene ambiente, vive y recibe turistas todo el año.

Considera que en estos días, las autoridades políticas, desde la reflexión, la meditación y el asesoramiento e incluso la tranquilidad, tomarán mejores decisiones para el sector y la población en general con el fin de que los vecinos puedan trabajar y, de forma paralela, ser felices. Añade que el sentido común tiene que conducir a que las autoridades políticas contacten con Santoña para tomar nuevas decisiones. “La solución que han adoptado los políticos y cómo lo han hecho no es lo correcto”, matizó.

Este hostelero insiste en que primero hay que convocar a los sectores afectados, informar, explicar sus intenciones y por supuesto que den opción a tomar medidas, sin olvidar tranquilizar a los vecinos. “No puede ser declarar el cordón sanitario un día, que se marchen los turistas rápidamente y que se cierren los bares y restaurantes el mismo día”, comentó sobre lo vivido el pasado miércoles en el pueblo. Para Giuseppe tener en cuenta el factor humano es importante.

Hostelero Santoña 1

Aun así, señaló que cuando concluya este confinamiento, evidentemente los contagios descenderán, pero se pregunta, de cara al futuro, cómo se va a controlar el virus. “Después del aislamiento que sufrimos, los visitantes deberán venir de forma controlada para que exista normalidad en la vida”, indicó.

En cuanto al verano y mirando hacia atrás, este hostelero considera que los profesionales del sector han trabajado de forma responsable y bien, pero no quiere limitarse a los números de la facturación. “Los camareros han sabido estar, controlar, ayudar y explicar a la gente, cuando ha sido necesario, cómo había que comportarse”, recordó. 

Es por ello, que desde su experiencia personal se atreve a decir que si el cliente comprueba que el camarero está pendiente y aplica las medidas de higiene y seguridad, el cliente se autoeduca también. “He tenido gente de pie y hasta que no se ha desinfectado la mesa, no se han sentado en la terraza”, rememora.

 

Comentarios