viernes 20/5/22
CORONAVIRUS

La consejera de Educación exige y recuerda la obligación a los directores de los centros de Santoña de abrir las aulas el lunes

La regionalista Marina Lombó pidió a los profesores que recapaciten en la posición consensuada que han tomado

 

La responsable de Educación recuerda que no tienen competencia en esta materia

 

En una carta argumenta que las decisiones unilaterales, sin criterios sanitarios, no ayudan y provocan incertidumbre

 

Colegio Juan de la Cosa
Colegio Juan de la Cosa

La consejera de Educación, Marina Lombó (PRC), ha exigido a los directores de los cinco centros educativos de Santoña que abran las aulas el lunes, día 7 de septiembre, con motivo del inicio del curso escolar.

En una carta y también por teléfono, la consejera se ha dirigido a los cinco equipos directivos para pedirles que recapaciten y al mismo tiempo ha remarcado que tienen la obligación de abrir los centros escolares. “Es vuestra obligación abrir el día 7 y mantenerlos abiertos para garantizar el derecho a la educación del alumnado, mientras las autoridades sanitarias no decreten otra cosa”, recoge el escrito.

Al mismo tiempo, Marina Lombó considera que las decisiones unilaterales ni los mensajes de alerta desde ámbitos no sanitarios no ayudan a la sociedad ni a la estrategia planificada de la directora General de Salud Pública y provocan incertidumbre y preocupación al personal de los centros, alumnado y familiares.

Para la consejera de Educación de Cantabria “la decisión que habéis adoptado de decretar, en la práctica, el cierre para el alumnado de un centro educativo, en base a argumentos sanitarios no es una competencia de los equipos directivos ni de la Consejería de Educación”.

Esta es la reacción de la consejera de Educación frente a la decisión, consensuada de los directores de los centros educativos de no iniciar las actividades lectivas presenciales el lunes, día 7 de septiembre, y pedir su traslado a la fecha en que se levanten las restricciones en Santoña.

Por otro lado, se muestra comprensiva y entiende la inquietud y el desafío que ha supuesto para los profesores el arranque del curso escolar en una situación excepcional para toda la sociedad. Pero argumenta que “si Salud Pública, que tiene, no solo la competencia, sino la experiencia y los datos, no ha decretado el cierre de los centros, ni los equipos directivos ni la Consejería de Educación no tienen ningún argumento para negarle al alumnado el derecho a la educación que les otorga la Ley”.

Toda la comunidad educativa y la sociedad cántabra necesita que quienes tenemos responsabilidades en el ámbito educativo, ejerzamos con prudencia, rigor y tranquilidad

“No podemos descartar que la situación que hoy vive Santoña la viva otro municipio cántabro en algún momento de esta crisis sanitaria, del mismo modo que, somos conscientes, serán necesarios cierres de aulas o centros completos en algún momento”, avanza en la carta.

La Consejería de Educación reconoce que será un año difícil, pero “toda la comunidad educativa y la sociedad cántabra necesita que quienes tenemos responsabilidades en el ámbito educativo, ejerzamos con prudencia, rigor y tranquilidad, como habéis hecho siempre, dejando las decisiones de carácter sanitario a quienes les competen y tienen la capacidad para adoptar las medidas más conveniente y adecuada”.

Colegio Sagrado Corazón de Jesús

Para finalizar, el texto recoge y dirigido a los profesionales de la educación que “tenéis, como hasta ahora, todo el apoyo de la Consejería, el reconocimiento por el trabajo que realizáis siempre y el esfuerzo ingente durante el último trimestre del curso pasado y el inicio del presente”. 

Además, incide en que “no ha sido fácil para nadie, tampoco para quienes habéis tenido la responsabilidad directa de trasladar todos los nuevos requerimientos de prevención a la realidad concreta de vuestros centros”.

Comentarios