lunes 12/4/21
CASTRO URDIALES

El colectivo FRESA pide la puesta en valor de las fortificaciones de la Guerra Civil de Dícido

Cargadero de Dicido | Foto: Wikipedia
Cargadero de Dícido

El colectivo Frente de Santander (FRESA) ha solicitado la puesta en valor de las fortificaciones de la Guerra Civil de la ensenada de Dícido, en Castro Urdiales. Ha hecho esta petición a las autoridades municipales de Castro y también al Gobierno de Cantabria aprovechando los próximos trabajos de restauración del cargadero de mineral.

La solicitud fue presentada de forma oficial al Ayuntamiento de Castro en octubre y se ha hecho pública ahora al conocerse la inminencia de la redacción del proyecto de rehabilitación del cantiléver, ha explicado en un comunicado el colectivo.

Formado por varias líneas de trincheras, refugios individuales y colectivos para la tropa, parapetos aspillerados, polvorines y nidos de ametralladoras, el conjunto de Dícido constituye, según FRESA, "el ejemplo mejor conservado de las defensas costeras levantadas por el Cuerpo de Ejército republicano de Santander en 1937 con el objetivo de defender el litoral del territorio bajo su control de eventuales ataques desde el mar y desembarcos enemigos".

Además, ha subrayado que está "íntimamente ligado" a la historia del cargadero, que fue reconstruido en 1938 tras la voladura del original por las tropas gubernamentales en retirada, durante la Batalla de Santander, en agosto del año anterior.

Las características de las estructuras que lo conforman, así como su buen estado de conservación, hacen que los trabajos de recuperación y puesta en valor sean sencillos y de muy bajo coste, máxime teniendo en cuenta el presupuesto manejado para la restauración del cargadero, que ronda los 1,5 millones.

Por ello, este colectivo ha pedido a las autoridades competentes que incluyan estos trabajos en el propio proyecto de rehabilitación por parte de la Dirección General de Patrimonio y Memoria Histórica, o, en su defecto, su ejecución de forma paralela y complementaria por parte del Ayuntamiento. De esta forma, este otro patrimonio construido, más modesto pero no por ello menos importante que el cargadero, se verá reconocido como merece, contribuyendo a configurar un enclave excepcional en la costa cántabra por sus valores paisajísticos, históricos y culturales.

Comentarios