domingo 22/5/22

El alcalde de Santoña, Sergio Abascal (PSOE), ha solicitado a la delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, la apertura de la carretera de los puentes para los vehículos de emergencia, ambulancias y bomberos, dada la comunicación con el Hospital Comarcal de Laredo, así como a la Policía Local y Guardia Civil.

Ante esta petición, el regidor municipal ha avanzado la receptividad de la Delegación del Gobierno, aunque la responsabilidad de lo que sucede recaerá en el Ayuntamiento. “Es un clamor esta medida, incluso por el Centro de Salud, y para controlar esa carretera se deberá optar por reforzar el control con más agentes de las fuerzas de seguridad o dividir a los que se encuentran en la salida de Santoña por Argoños”, declaró Sergio Abascal.

Ayer, esta vía de comunicación, que comunica Cicero con Santoña, se cortó al tráfico tras la declaración de cordón sanitario al pueblo por parte de la Consejería de Sanidad del Gobierno regional.

La mesa de seguimiento del Covid-19 se reunió hoy, jueves, por la mañana en el salón de plenos con la asistencia del alcalde, concejales, responsables de la Policía Local, Guardia Civil, asuntos sociales del Ayuntamiento y del Centro de Salud de Santoña.

Respecto al inicio del curso escolar, el máximo responsable municipal adelantó, tras concluir la reunión de la mesa de seguimiento del Covi-19, que quiere conocer las opiniones de los directores de los centros escolares. El objetivo es estudiar dos posibilidades, la primera retrasar el comienzo de las clases y la segunda pasa por aplazar unos días la presencia de los estudiantes en las aulas. Posteriormente, y tras conocer el punto de vista de los directores, se  trasladará una petición a la Consejería de Educación, competente en esta materia.

“Es necesario reanudar el curso escolar, pero choca con el cierre total de la hostelería”, comentó el alcalde, quien además quiso aclarar que no hay ningún sector al que se le pueda hacer responsable del aumento de casos positivos, ya que pueden surgir en un ambiente familiar y conducirlo al laboral o al revés.

Aun así, Sergio Abascal considera que, al igual que en otros municipios, se podían haber tomado medidas restrictivas con la hostelería, pero sin llegar a cerrar, dejando solo el servicio de catering, a domicilio o recogida de comida en el establecimiento.

De hecho, el regidor municipal llegó a decir que nada apunta a que el contagio proceda de la hostelería, un sector que se ha llevado un duro golpe. “La hostelería ya sufrió la pandemia en estos meses pasados con su cierre y ahora lo vuelve a pagar, mientras otras actividades siguen funcionando”, remarcó.

Para finalizar, Abascal señaló que se deben acatar estas decisiones, que decrezca la curva de contagios y salir adelante lo antes posible.

Comentarios