sábado 27/11/21

El Pleno del Parlamento ha aprobado este lunes la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Cantabria solo con los votos de los grupos que sustentan al Gobierno regional, PRC y PSOE, que suman mayoría absoluta, ya que la oposición ha rechazado la norma tras tacharla de "sectaria e ideológica y considerar que olvida a la mitad de las víctimas".

En contraposición, regionalistas y socialistas han defendido que es "buena para Cantabria, pretende cerrar heridas y en ningún artículo distingue entre unos y otros". "Devuelve la dignidad dejando de lado los colores políticos, no habla de bandos, de ganadores y perdedores, sino de reconocimiento y dignificación", han sentenciado.

El proyecto de ley se ha aprobado incluyendo 47 enmiendas de los propios PRC y PSOE, que a su vez han tumbado las 116 que presentaron PP, Ciudadanos (Cs) y Vox.

El proyecto de ley se ha aprobado incluyendo 47 enmiendas de los propios PRC y PSOE

En este sentido, los tres partidos de la oposición han lamentado que "no ha habido voluntad" para llegar a un consenso y que se ha "perdido la oportunidad histórica" de aprobar una norma que fuese "ejemplo" en España y honrase a todas las víctimas. Además, han apuntado que el texto es tal "chapuza" que "ha merecido 47 enmiendas de los propios grupos que la sustentan".

Algo que PRC y PSOE han explicado argumentando que se han introducido esas modificaciones para incluir "mejoras técnicas", "simplificar" el texto "manteniendo la protección" a los afectados e intentar llegar a consensos con el resto de grupos, pero "algunos ya tenían decidido que no la iban a apoyar antes de que llegara a la Cámara".

La ley ha sido impulsada desde la Vicepresidencia y Consejería de Universidades, Igualdad, Cultura y Deporte que dirige Pablo Zuloaga, quien la ha presentado este miércoles en el Parlamento como "un paso más" en materia de derechos y libertades sociales, que sucede a la aprobación hace un año de la Ley LGTBI -el 2 de noviembre de 2020- y busca una Cantabria que sea "más democrática, más igualitaria y más respetuosa".

NUEVOS TRABAJOS EN CUATRO FOSAS

Zuloaga ha remarcado que un informe de la Universidad de Cantabria apunta a la existencia de 91 fosas comunes con restos de más de un millar de víctimas sin localizar en Cantabria, y ha anunciado que esta misma semana la Dirección General de Patrimonio Cultural y Memoria Histórica dará comienzo a los trabajos de localización y exhumación en cuatro fosas en los municipios de Anievas, Cillorigo de Liébana, Campoo de Suso y Cieza.

Existencia de 91 fosas comunes con restos de más de un millar de víctimas sin localizar en Cantabria

Este tipo de actuaciones están contempladas en la ley aprobada hoy, que como ha explicado el vicepresidente apuesta por actuaciones para la localización, exhumación e identificación de las víctimas, elaboración de mapas de terrenos en los que se localicen restos y medidas para la conservación de dichos lugares y para la retirada de simbología de la Guerra Civil o la dictadura.

En definitiva, pretende "dignificar a las victimas y reconocer la injusticia que padecieron", ha resumido Zuloaga, que ha asegurado que en el desarrollo de la ley "no hay bandos" y que quien la ataca hablando de ellos los "mancilla a todos". "Esta ley mira a las víctimas", y "en un bando y en otro fueron víctimas todos", ha sentenciado.

Además, ha indicado que promueve nuevas investigaciones que profundicen en el conocimiento de la verdad para que sirva para evitar la repetición de "cualquier forma de violencia o totalitarismo". Similares argumentos han utilizado las portavoces de PRC y PSOE en la Cámara, María Ángeles Matanzas y Noelia Cobo, respectivamente, quienes han asegurado que la ley sirve para "cerrar heridas" y han pedido a la oposición que "no busque excusas" para no apoyarla, porque es "una falacia decir que es sectaria".

"El olvido no es una opción en la Democracia. Es de justicia reparar el daño causado", ha apuntado la socialista tras asegurar que "alguno no esconde su añoranza" a la Dictadura. Y tanto ella como Matanzas han lamentado el mensaje "cargado de demagogia" de la oposición, a la que han pedido "dejar de lado el color político y pensar en las víctimas".

Comentarios