viernes 3/12/21

Red Cambera ha finalizado el proyecto 'BsAlert' que busca la detección temprana de anfibios afectados por Bsal, un hongo patógeno que causa la muerte en las poblaciones silvestres de salamandras y tritones.

Según ha explicado la entidad en un comunicado, este organismo es causante de la enfermedad quitridiomicosis, que ha provocado una mortalidad y extinción generalizada de anfibios en todo el mundo.

Así, se han recogido muestras de la piel de 358 tritones alpinos y palmeados en cinco espacios protegidos de la Cordillera Cantábrica, siguiendo un "estricto protocolo" de muestreo.

Se han recogido muestras de la piel de 358 tritones alpinos y palmeados en cinco espacios protegidos de la Cordillera Cantábrica

En concreto, se han muestreado 22 abrevaderos de ganado, lagos, charcas y arroyos en espacios de montaña de la Cordillera Cantábrica: el Parque Natural Saja-Besaya y Peña Sagra en Cantabria, el Parque Natural de Somiedo en Asturias, el Parque Natural Montaña Palentina y el Parque Nacional de los Picos de Europa. Estas muestras se han enviado a los laboratorios de la Czech University of Life Sciences de Prague donde se determinará la presencia o ausencia del hongo.

Además, para complementar los análisis efectuados, Red Cambera ha diseñado la aplicación para dispositivos móviles BSALERT. Se trata de una herramienta de ciencia ciudadana con la que cualquier persona puede ampliar el conocimiento de la enfermedad y contribuir a detectar la presencia del hongo Bsal. Con ella se pueden enviar notificaciones si se detectan salamandras o tritones afectados por el hongo Bsal para ayudar a frenar la expansión de la enfermedad.

Con la información recopilada y los resultados de los análisis de laboratorio, Red Cambera elaborará una propuesta de 'Programa de vigilancia a largo plazo para el conocimiento de la distribución de Bsal en la Cordillera Cantábrica'.

Según sostiene, estos planes de vigilancia son herramientas "fundamentales" para la gestión de especies y espacios naturales que, en este caso, servirá de base para abordar futuros problemas relacionados con esta enfermedad infecciosa.

Según ha advertido Red Cambera, las poblaciones de anfibios están sufriendo una "importante regresión" a nivel mundial en las últimas décadas, motivada por diferentes causas, como pueden ser el cambio climático, diversas enfermedades, la introducción de especies exóticas o la pérdida de hábitat, fundamentalmente de los lugares de reproducción.

Todo ello está llevando a una situación "delicada" a este conjunto de especies, tan dependientes del agua durante la reproducción y sus fases larvarias.

"La Cordillera Cantábrica no es una excepción a estos acontecimientos y las poblaciones de anfibios se han visto reducidas dramáticamente en buena parte de la región", ha señalado.

El proyecto BsAlert cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y del Centro de Investigación del Medio Ambiente (CIMA), de la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria, y la colaboración de la Czech University of Life Sciences de Prague.

Comentarios