viernes 14/5/21
MEDIO AMBIENTE

CNSV denuncia la "especulación" de Ecoembes en el reciclaje con la "complicidad" del Gobierno de Cantabria

Contenedores de reciclaje
Contenedores de reciclaje

El colectivo Cantabria No Se Vende (CNSV) ha denunciado la "especulación" de la organización Ecoembes en el sector del reciclaje "con la complicidad" del Gobierno regional a través de sus colaboraciones.

Según señala CNSV en un comunicado, el Ejecutivo "no está fomentando el reciclaje", sino el consumo de residuos apoyado en Ecoembes, una de las empresas que "menos ayuda al medio ambiente", colaborando al 'greenwashing' o "lavado de cara haciendo pasar sus acciones como positivas para el medio ambiente". Así, recuerda la regla de las tres erres: "reducir, reutilizar y reciclar", y destaca la importancia de hacerlo "en ese orden", ya que, si bien reciclar es positivo, "reducir y reutilizar lo es aún más".

Cantabria se está quedando "anclada en un modelo insostenible debido al poder que tiene Ecoembes en el Estado español", señalan

En esta línea, CNSV indica que en muchos países europeos están caminando hacia un sistema de retorno de envases (SDDR) mientras Cantabria se está quedando "anclada en un modelo insostenible debido al poder que tiene Ecoembes en el Estado español". "Mientras en otros países es el consumidor el que recibe el beneficio económico de retornar el envase para que sea un recurso y no un residuo", en España "ganan dinero las marcas en la producción de sus envases y gana dinero Ecoembes", que coordina el reciclaje de envases en todo el país y "cuyo Consejo de Administración está repleto de los dueños de estas marcas", según el colectivo.

Además, lamenta que al Gobierno "tampoco parecen importarle" los estudios que señalan que el reciclaje de Ecoembes es "mucho menor del que arrojan sus datos", pues "mientras la empresa señala que reciclan un 75% de los envases, estudios de Greenpeace arrojan cifras de solo el 25%". Así, el colectivo incide en que "se producen incendios misteriosos en plantas de reciclaje, se vende la basura a países del sudeste asiático trasladando así el problema a otro lugar y muchos de estos residuos acaban en los vertederos y otros tantos son quemados en incineradoras mediante un proceso que no es precisamente ecológico", y "el Gobierno de Cantabria es cómplice de todo esto".

Comentarios