viernes 27/5/22

El sindicato independiente de trabajadores de Bridgestone ha llamado al resto de formaciones representadas en el comité de empresa a rechazar la propuesta de convenio colectivo planteado por la dirección y continuar la negociación ejerciendo, "si fuera preciso, todas las medidas de presión a nuestro alcance" para lograr un documento "digno".

Así lo ha pedido STIB en un comunicado en el que ha informado de la decisión de "decir no" al planteamiento de la compañía, con plantas en Puente San Miguel (Cantabria), Basauri (Vizcaya) y Burgos, tras las respectivas asambleas y votaciones celebradas estos días, que se han saldado con un 96% de las papeletas emitidas en contra.

Con vigencia de 2021 a 2023, el convenio planteado no permitiría "recuperar lo perdido" en los últimos años -"gran cantidad de derechos" además de una "importante merma económica"- y, según STIB, "no garantiza el poder adquisitivo exigido" al tiempo que "empeora sustancialmente las condiciones de trabajo".

En este sentido, el sindicato independiente señala que el documento planteado por la dirección contempla una subida salarial del "0%" para el primer año, un 4,5% para el segundo y el IPC más un 1% para el tercero con un límite del 6,5%. Y "para engordar artificialmente la subida salarial, se contempla un pago único no consolidable de mil euros a la firma del convenio y deja pactada la subida del año 2024 en el IPC más el 1%, hurtando a los trabajos y a sus representantes una futura negociación", añade.

Así las cosas, el sindicato independiente asegura en relación al salario "real" de la plantilla de Bridgestone Hispania que durante la vigencia del convenio se vería mermado su poder adquisitivo un 5,5%, siempre y cuando el indicador de precios de consumo real del año en curso acabe en un 4,5%, "cosa muy poco probable", apostilla.

DESPIDOS Y AMORTIZACIONES

Y "por si esto fuera poco", se queja SITB, la empresa propone la eliminación del actual sistema de primas y su sustitución por otro que "incrementará la carga de trabajo por operario/hora".

Con esto -avisa la formación sindical- Bridgestone pretende además "elevar el rendimiento mínimo exigible al prevalecer el alcanzado por los trabajadores más productivos", lo que podría "llegar a suponer despidos por falta de rendimiento". Y conllevaría igualmente "una nueva doble escala salarial", toda vez que "operarios que realizan un mismo trabajo tendrían diferentes salarios".

Finalmente, indica el sindicato independiente que con la propuesta que hay sobre la mesa los operarios deberán hacerse cargo de trabajos de mantenimiento de máquina "a cambio de 30 euros". "A la ya extensa carga de trabajo que soportamos se añade este mantenimiento, invadiendo competencias específicas del personal de mantenimiento, lo que podría suponer una amortización futura de puestos de trabajo", avisa para concluir.

Comentarios