lunes 21/6/21
PARO

Los sindicatos alertan de las “desigualdades” y la “debilidad” del mercado laboral a raíz de la pandemia

Los sindicatos alertan de la "debilidad" del mercado laboral en Cantabria
Los sindicatos alertan de la "debilidad" del mercado laboral en Cantabria

Comisiones Obreras de Cantabria (CCOO) ha lamentado el incremento del paro en 5.900 personas en 2020, un 16% más que el año anterior, y ha achacado este "mal dato" no sólo a la pandemia, que no ha hecho más que "ahondar en una herida que no acaba de curarse": la de un mercado laboral "dominado por la precariedad y una dramática temporalidad que no permite asentar una estabilidad real en el empleo".

La secretaria de Empleo de CCOO de Cantabria, Laura Lombilla, ha señalado que abordar la precariedad en el empleo es "la gran asignatura pendiente"

Con respecto al mes anterior, el desempleo se ha incrementado en 576 personas, un 1,37% más, señala el sindicato para destacar el número de contratos comunicados en diciembre, la gran mayoría temporales, con lo que "la precariedad sigue siendo la norma de la contratación". Y es que en 2020, el 92,65% de los contratos registrados fueron temporales frente a tan sólo un 7,35% de indefinidos.

"En diciembre la situación no ha sido mucho mejor, manteniéndose la temporalidad en un 92,97% y los indefinidos en tan sólo un 7,03%", lamenta a continuación CCOO. "Por supuesto que los efectos de la pandemia están notándose de pleno en los datos del paro pero quizás sus consecuencias no serían tan nefastas si la precariedad no siguiera marcando el día a día de nuestro mercado laboral", reflexiona esta formación.

A su juicio, este modelo basado en "la temporalidad, la estacionalidad y la parcialidad no funciona" y señala que "el gran reto" de la región en este 2021 tiene que ser combatir esta precariedad y apostar por la calidad y la estabilidad en el empleo.

La secretaria de Empleo de CCOO de Cantabria, Laura Lombilla, ha señalado que abordar la precariedad en el empleo es "la gran asignatura pendiente" para el año que acabamos de estrenar, porque "hay que apostar por empleos dignos y de calidad".

Por su parte, el secretario de UGT en Cantabria, Mariano Carmona, ha asegurado este martes que "si algo ha puesto de manifiesto la crisis por el coronavirus es la debilidad y los desequilibrios del mercado laboral de Cantabria". El sindicalista cree que así lo confirman las estadísticas del paro registrado del mes de diciembre y del cierre del año 2020, publicadas por el Ministerio de Trabajo.

UGT ha indicado que la región "sigue sin avanzar en un nuevo modelo productivo"

"Por primera vez desde que se inició la recuperación económica en 2014, Cantabria cierra 2020 con más paro y menos afiliaciones -a la Seguridad Social- que el año anterior y con problemas ya enquistados en nuestro mercado laboral; donde predominan la escasez y la precariedad y la eventualidad del empleo con casi un 93% de contratos temporales", ha señalado Carmona.

En un comunicado, ha indicado que la región "sigue sin avanzar en un nuevo modelo productivo y sigue dependiendo de un sector servicios que ha sido con notable diferencia el más castigado por la crisis actual, por lo que habría que aprovechar lo aprendido en 2020 para iniciar ese cambio de una vez por todas".

A este respecto, ha insistido en que "UGT seguirá exigiendo que se derogue la reforma laboral porque, una vez más, con crisis por la Covid-19 o sin ella, se reafirma que es una puerta abierta al empleo más precario conocido hasta ahora". Y ha reiterado que "Cantabria necesita un plan para recuperar los niveles de empleo pero mejorando su calidad". "Guste o no, la combinación de la reforma laboral y la Covid-19 podría haber generado una auténtica debacle en el mercado de trabajo de no haber sido por el diálogo social y las medidas de protección social adoptadas".

Para finalizar, ha insistido en la necesidad de prorrogar los ERTE por la Covid-19 y "los mecanismos de protección social que sean necesarios para no dejar tirado a nadie de verdad hasta que la actividad económica y laboral recuperen una cierta normalidad y superemos el impacto del coronavirus".

El sindicato USO ha cifrado por encima del 20% el "paro real" en 2020

Por último, el sindicato USO ha cifrado por encima del 20% el "paro real" en 2020 en Cantabria, un año marcado por la pandemia del coronavirus y "demoledor" para el mercado de trabajo. En un comunicado, ha destacado que todos los sectores destruyen empleo el ejercicio pasado menos la administración regional, donde ha aumentado un 6,8%. Y ha alertado, además, de que solo uno de cada cuatro parados percibe prestación, lo que les sitúa al borde de la exclusión y en situación de emergencia social.

"La debacle del empleo nos devuelve a los años centrales de la última gran crisis", ha lamentado la formación sindical tras conocer los datos del Ministerio de Trabajo, a propósito de los cuales ha vaticinado que el aumento interanual del paro "con seguridad aumentará de manera sensible cuando se retiren las suspensiones de contrato por el Covid".

En este sentido, USO vaticina que una "parte importante" de los 2.194 trabajadores cántabros afectados por ERTE -expediente de regulación temporal de empleo- a final de año "pasarán a engrosar la lista de parados". Por eso, la cifra "real" de incremento de paro se elevará por encima del 20% al cierre del ejercicio, avisa la Unión Sindical Obrera, para lamentar que la crisis económica provocada por la pandemia resulte "letal" para el sector privado mientras que, aunque resulte "incongruente", ha beneficiado al empleo del sector público, con 35.641 asalariados, 1.720 y un 5% más.

En este sentido, destalla que el 98% de ese incremento correspondió a nuevas plazas creadas en el la administración regional, mientras que el empleo en los ayuntamientos cántabros creció un 0,4% y el dependiente del Estado bajó un 0,5%.

"Nuestra región comenzó el año 2020 con serios problemas estructurales que tenía un efecto divergente con el resto del Estado. La llegada de la pandemia ha agravado esa situación, estando por llegar el demoledor efecto sobre la hostelería, turismo y comercio, sectores claves en la economía regional. Parece que la respuesta política es poner a la Administración regional a tirar del empleo y por tanto de la economía. Una fórmula que ya ha sido probada y que todos sabemos sus consecuencias", resume USO, que urge reactivar el sector servicios y, con ello, la economía en su conjunto.

Y para finalizar, teniendo en cuenta el paro y la campaña de vacunación frente al coronavirus, USO ha concluido que señalando que "no ayuda que nuestro Gobierno regional se situé a la cola en la administración de la vacuna precisamente cuando es el sector público regional el más reforzado en este periodo de crisis. Hay responsabilidades que deben ser revisadas de manera urgente".

Comentarios