martes 3/8/21
LABORAL

Revilla apoya a los 21 trabajadores a los que la nueva subcontrata de Vodafone niega la subrogación

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, recibe a afectados subcontrata Vodafone, en el Gobierno
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, recibe a afectados subcontrata Vodafone, en el Gobierno

El presidente regional, Miguel Ángel Revilla, ha dado este martes su apoyo a los 21 trabajadores de Zener Plus, subcontrata de Vodafone, que han perdido sus empleos a raíz de la adjudicación del servicio a una nueva empresa, Circer Cablevent, que se niega a subrogar a la plantilla, incumpliendo el artículo 74 del convenio colectivo del sector de la industria siderometalúrgica de Cantabria.

Revilla se ha solidarizado con la situación de estos trabajadores dedicados a la instalación y el mantenimiento de los servicios de Vodafone, que se encuentran actualmente en un "limbo legal" puesto que no están ni en situación de desempleo ni en activo, ha informado el Gobierno en nota de prensa.

El jefe del Ejecutivo ha abogado por que la nueva adjudicataria cumpla el convenio colectivo e integre en su plantilla a este grupo de profesionales que, en algunos casos, tienen 25 años de experiencia en el sector.

Asimismo, considera que también la multinacional Vodafone debe velar por el cumplimiento de la normativa por parte de las subcontratas que prestan sus servicios en la Comunidad Autónoma.

Por último, ha confiado en que pronto se alcance una solución a esta problemática que los afectados han denunciado en el Juzgado de lo Social, una vez fracasadas las negociaciones en el Orecla.

El jefe del Ejecutivo se ha reunido con Emilio López, delegado de Personal; Mauricio Tirado, técnico; Francisco Barroso, gestor, y Jesús Gallo, secretario de Acción Sindical de la Federación de Industria de CCOO en Cantabria.

Todos ellos han agradecido el respaldo de Revilla y han denunciado el incumplimiento del convenio colectivo por parte de Circer Cablvente, así como la connivencia de Vodafone al respecto. Según han explicado al presidente, la nueva adjudicataria quiere aplicar un convenio de empresa que es inferior al del sector, lo que implica salarios más bajos y peores condiciones laborales.

Por este motivo, quieren hacer valer sus derechos y sentar un precedente en Cantabria para que no se vuelva a dar un caso similar en el sector de las telecomunicaciones.

Comentarios