martes. 16.08.2022
LABORAL

"Queremos una sentencia que condene al SCS a ser responsable solidario de las deudas”

Trabajadores de Ambuibérica se han concentrado en el Orecla para pedir responsabilidad al SCS por los impagos de la empresa
Concentración de trabajadores en el Orecla
Concentración de trabajadores en el Orecla

Varios trabajadores de Ambuibérica se han concentrado este martes en la sede del Órgano de Resolución Extrajudicial de Conflictos Laborales (Orecla) para reclamar al Servicio Cántabro de Salud (SCS) que se haga responsable de los impagos de la empresa, porque consideran que este servicio "esencial" debe ser gestionado por el Gobierno regional.

El representante de USO, José Vía Iglesias, ha explicado que su sindicato, además de las demandas interpuestas por el resto de agrupaciones, ha presentado una contra el SCS en la que le pide "responsabilidad solidaria" si no se completan los pagos por parte de Ambuibérica. "Queremos una sentencia que condene por primera vez al SCS a ser responsable solidario de las deudas con los trabajadores, como ya se han conseguido en otras comunidades", ha explicado Vía Iglesias, quien ha lamentado que "casi con toda seguridad" la reunión de conciliación entre la empresa, los trabajadores y el SCS va a terminar "sin avenencia". Sin embargo, ha señalado que es "el paso preceptivo" para después interponer "una demanda al Juzgado de lo Social reclamando el salario de la paga extraordinaria y que se condene al SCS como responsable solidario, subsidiario de los impagos de la empresa".

Vía Iglesias ha destacado que los impagos son "ahora la paga extraordinaria", pero ha avisado de que "pueden ser más", ya que la situación es "la peor de las posibles", porque el convenio colectivo "está vencido". Además, ha afirmado que la empresa dice que tiene unas pérdidas de 300.000 euros mensuales y que no va a poner más dinero de su bolsillo porque las pérdidas aumentarían.

El SCS "se niega a sacar a concurso el nuevo pliego" aunque la empresa no quiera continuar con el servicio

Según ha señalado el portavoz de USO, las cuentas del grupo Ambuibérica muestran "tres millones largos" de pérdidas entre la concesión de Euskadi, la de Cantabria, la de Castilla y León la de Galicia, por lo que la compañía dice que "no hay manera de firmar un convenio". En este sentido ha detallado que el SCS "se niega a sacar a concurso el nuevo pliego" aunque la empresa no quiera continuar con el servicio. "Lo que vamos a buscar es no solo la condena o la responsabilidad de la empresa, sino que responda al Servicio Cántabro de Salud a las deudas salariales", ha reiterado José Vía Iglesias.

"El SCS es consciente de que la concesión es deficitaria, que pierde dinero", ha asegurado el representante de USO, y ha remarcado que cuando se le plantea que saque un nuevo pliego y que la empresa no pierda dinero y de un servicio de calidad, la respuesta es que "nunca van a encontrar una empresa que haga el mismo servicio más barato" y que "como tienen la potestad obligatoria de una prórroga de un año más a partir del 9 de febrero, están estudiando prorrogar un año más la situación". Además, Vía Iglesias ha incidido en que la semana pasada no se ha podido dar de alta a los enfermos porque no había ambulancias para sacarles de los hospitales.

"Desde el punto de vista económico es el gran negocio del Servicio Cántabro de Salud; desde el punto de vista de los trabajadores es el peor de los negocios, porque no tenemos ni convenio y vamos a empezar a cobrar puntualmente los salarios; y desde el punto de vista asistencial, que es el más importante, la prestación que se le da a los ciudadanos se está deteriorando día a día", ha concluido. Por su parte, el representante de CCOO Miguel Ángel Expósito, ha señalado que la empresa muestra un "desprecio total" por los trabajadores del SCS y por las normas del contrato firmado con la Administración. "Si hemos llegado a este punto es por las consejerías y la oposición, porque los partidos de la oposición que han estado en el Parlamento de Cantabria durante estos años han dejado que se llegue a este punto", ha remarcado Expósito, quien tiene intención de ir a los tribunales y no espera nada de "una empresa de tramposos, vendehúmos y trileros". 

Comentarios