martes. 05.07.2022
HUELGA

"Las empresas no van a ceder al chantaje sindical. La pérdida de contratos va a ser inmediata"

Un hombre sostiene una pancarta en una manifestación convocada por el primer día de huelga en el sector siderometalúrgico
Un hombre sostiene una pancarta en una manifestación convocada por el primer día de huelga en el sector siderometalúrgico

La patronal del metal ha lamentado que los representantes de los trabajadores rechazan "cualquier propuesta de Pymetal o de los mediadores" pero ha advertido que las empresas han manifestado su intención de "no ceder al chantaje sindical" porque sus peticiones son "inasumibles".

En un comunicado remitido tras terminar sin avenencia la reunión en el Organismo de Resolución Extrajudicial de Conflictos Laborales (Orecla) de este viernes, en el que se cumple el decimosexto día de huelga del sector del metal, Pymetal asegura que lo que se ha propuesto ya "excede con mucho la capacidad" de las empresas. Y señala que hoy ha presentado una propuesta que mejoraba la anterior, mientras que los sindicatos lamentan que ha planteado una "casi idéntica" a la de ayer, "con la única novedad de un incremento salarial de tres décimas en 2021 que luego recorta en 2024".

Y es que ha consultado las empresas del metal respecto a las propuestas realizadas en la reunión de ayer -que se prolongó durante más de siete horas, a diferencia de la de hoy, que ha sido la más breve según la parte sindical- y la respuesta ha sido "unánime" en el sentido de que lo que se ofrecía estaba "ya por encima de los recursos" de los negocios, y que "de ningún modo se pueden admitir incrementos superiores, porque ni siquiera las cuantías ofertadas hasta el momento pueden ser absorbidas por las cuentas de resultados". Por ello, pese a que la huelga "está haciendo un enorme daño a la economía de la región y a la pervivencia de las empresas y tendrá un efecto inmediato en el empleo de Cantabria", éstas "manifiestan su intención de no ceder al chantaje sindical, sencillamente porque no se puede". De hecho, ha advertido que la pérdida de contratos "va a ser inmediata" para las empresas, y con ella, la pérdida correlativa de empleo en este mes de julio.

Mientras que los representantes de los trabajadores acusan a la patronal de "nula voluntad negociadora", Pymetal dice que son ellos los que "se niegan a negociar, reclamando un 4% más 250 euros lineales para 2021, 5% para 2022, 3% para 2023, y 4% para 2024", cuando las empresas insisten en que los incrementos salariales tanto de 2021 como de 2022 "no son asumibles".

Como explican, estos costes "no son repercutibles en ningún caso a clientes" y "exceden con mucho" los incrementos salariales que se vienen pactando en el resto de España, que cifran en torno al 2,5%, lo que "supone una desventaja competitiva de nuestras empresas a la hora de vender sus productos y servicios y a corto plazo conduce a las empresas al cierre, y a los trabajadores al paro". En concreto, rechaza el plus de distancia que reclaman argumentando que es un concepto "absolutamente obsoleto, sin presencia en ningún convenio" y que encarece hasta un 25% la contratación de personas de otros municipios. Y en cuanto a quitar la obligatoriedad del contrato de relevo, señala que obedece al cambio legislativo del gobierno de España, que ha supuesto que el trabajador que se jubila reduce su jornada a un 25% pero "a la empresa se la obliga a cotizar como si trabajara el 100% de la jornada". "No entendemos que la empresa deba asumir esta penalización del gobierno", lamenta la patronal.

LA PROPUESTA YA "EXCEDE CON MUCHO LA CAPACIDAD"

Por último, Pymetal ha hecho alusión al contexto económico global y ha asumido que "las empresas van a sufrir mucho" en toda España y en Europa, pero considera que "el planteamiento sindical apuesta por el desempleo y el cierre de empresas".

"Coincidimos con los sindicatos y con la sociedad en general que la situación es de extrema gravedad, y debemos asumir que vamos a ser todos más pobres", pero "Pymetal ha realizado una oferta que excede con mucho la capacidad de la empresa, en una señal de compromiso con los trabajadores del sector, y a costa de la economía de las empresas, asumiendo unos costes que nada tienen que ver con el sector del metal", ha reiterado. Y es que, como ha indicado, la subida salarial propuesta no guarda ninguna relación con la economía actual de la empresa," que ya soporta incremento costes de energía y materias primas, mercados distorsionados, pandemia y absentismo, reducción de la productividad, etcétera".

Por ello, la oferta de la patronal "supone un incremento de costes de un 20%" a los negocios, que "no lo pueden pagar, y el mercado y nuestros clientes no pueden asumir ese incremento".
 

Comentarios