jueves 26/5/22

La planta de Nissan, en los Corrales de Buelna, parará la semana que viene para ajustar los resultados del año fiscal japonés -del 1 de abril al 31 de marzo- y porque la producción es "muy baja" como consecuencia de la crisis de los semiconductores y no tiene "apenas" pedidos. 

"Hay muy poco trabajo", ha señalado José Ángel de la Peña (CCOO), miembro del comité de empresa, en declaraciones a Europa Press, que ha explicado que esta semana no se ha trabajado el jueves y viernes --solo en unas pocas líneas, según los pedidos--, también debido al elevado coste energético.

Asimismo, está previsto un parón la semana que viene, inicialmente para toda la semana, aunque el lunes, el martes y el miércoles unas cuantas líneas funcionarán, por lo que se parará "seguro" el jueves y el viernes. 

De la Peña ha indicado que la empresa adapta los horarios de los empleados a las obras de las líneas y hasta el momento no está tomando medidas por el aumento de los costes de la energía y las materias primas, que "lo están asumiendo los clientes". 

En cuanto a la huelga del transporte, ha señalado que hasta el momento no está afectando a la planta porque había hecho abastecimiento de materias primas, pero está "en el límite". En este sentido, ha detallado que no tienen bandejas para colocar las piezas porque "no llegan", lo que ha causado que se hayan tenido que parar ciertas líneas porque, aunque fabriquen piezas, no tienen dónde colocarlas.

La fábrica tiene en vigor desde 2021 un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para toda su plantilla, compuesta por 532 trabajadores. 

Comentarios