martes 19/10/21
LABORAL

Los funcionarios de Justicia irán a la huelga el 16 de noviembre

Audiencia Provincial de Cantabria
Audiencia Provincial de Cantabria

Los sindicatos CCOO, UGT, CSIF y STAJ y UGT han convocado al personal de la Administración de Justicia de toda España -más de 700 trabajadores en Cantabria- a concentraciones todos los días laborables de 10 a 10:30 horas desde el día 6 hasta el 16 de noviembre a las puertas de todos los centros de trabajo, y han convocado una huelga general para el 16 de noviembre con el propósito de frenar lo que califican "la mayor agresión a los derechos laborales del personal de justicia".

El pasado miércoles delegados sindicales de todo el país se manifestaron frente al Ministerio de Justicia para protestar contra la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial, actualmente en tramitación parlamentaria, que abre la puerta a la movilización forzosa de más de 50.000 funcionarios de este ámbito. Además, se modifican aspectos que afectan al personal interino de refuerzo que deberían pasar por negociación.

Durante este mes de noviembre se va a tramitar en el Senado la proposición de ley de reforma de la LOPJ aprobada ya en el Congreso de los Diputados que contiene, para los sindicatos convocantes, "los más graves ataques a todo el personal de la Administración de Justicia que se han producido en la historia".

Según denuncia CCOO, se unifican en uno solo los centros de destino de cada municipio, y se aprueba la movilidad forzosa a cualquier puesto de trabajo de la misma localidad, a criterio del gestor correspondiente; se prohíbe el incremento de plantilla y la asignación de más medios materiales, cuando se designen jueces de refuerzo.

El sindicato añade que en caso de ausencia que no suponga vacante, su sustitución transitoria sólo se producirá si se trata de ausencia de personal titular, pero no si la ausencia es de personal interino; y el personal interino de refuerzo será cesado en el plazo máximo de seis meses aunque permanezcan las causas por la que fue nombrado.

"En la práctica, la administración podrá determinar a su antojo cuál será, dentro del municipio, el puesto de trabajo de cada funcionario en cada momento, al tiempo que se reducirá drásticamente el nombramiento de personal interino, dejando puestos sin cubrir y sobrecargando de trabajo al resto, y generando, además, incertidumbre en la percepción de retribuciones complementarias y en la asignación de funciones y tareas", denuncian los sindicatos.

Comentarios