sábado 28/5/22

Las empresas cántabras van recuperando la normalidad tras los 'paros' y problemas en su producción ocasionados en las últimas semanas por el paro de los transportistas y el elevado precio de la energía.

Así, con el fin del paro del transporte, que perjudicaba la entrada de material y la salida de envíos, y las medidas anunciadas por el Gobierno de España para rebajar el precio de la energía, la situación ha mejorado en empresas como GSW, Saint-Gobain, Hergom, Bridgestone o Ferroatlántica. En esta última, ubicada en Boo de Guarnizo (Astillero), se encendió el pasado lunes, 28 de marzo, un segundo horno, ya que hasta ahora solo funcionaba con uno de los cuatro que tiene por los altos costes de la energía. Ese segundo horno, que ha tardado varios días en calentar, ya está "prácticamente" listo para comenzar a funcionar y se prevé que "antes de la Semana Santa", si se produce esa estabilización y rebaja de los precios, "seguramente" pueda ponerse en marcha otro, según ha explicado en declaraciones a Europa Press el presidente del comité de empresa de la planta, Francisco González.

Además de por el coste de la energía, que incluso le obligó a parar toda su producción durante unos pocos días a principios de marzo y luego a operar con un único horno, la empresa también se ha visto afectada por el paro de los transportistas. Mientras ha durado, "prácticamente" no ha entrado ni salido nada de la planta. Tras desconvocarse, ya se está percibiendo, según González, "más movimiento" de camiones y la entrada de material.

El presidente del comité ha explicado que ahora hay más tranquilidad en la factoría, que cuenta con 156 empleados directos y unos 900 indirectos, al ver que parece normalizarse la situación y ha señalado que lo que hace falta para que las cosas vayan bien en la empresa es que haya un buen precio de la luz.

Por su parte, la planta de Global Steel Wire (GSW), en Nueva Montaña (Santander), que paró su producción durante cuatro días, del 24 al 27 de marzo, por falta de materias primas, como espumantes o chatarra por el paro del transporte retomó su actividad según lo previsto.

El presidente del comité de empresa, Joaquín Cifrián, ha explicado en declaraciones a esta agencia que, en estos momentos, en principio no hay problemas de materias primas en la planta, "que está funcionando con normalidad".

En Bridgestone, que también tuvo que cesar su actividad unos días por la falta de materias primas por la huelga del transporte, también se trabaja ya "con normalidad, por lo menos los próximos siete días", según ha comentado Luis Ruiz, presidente del comité de la planta de Puente San Miguel, que tiene 460 trabajadores.

En la planta de Hergom, ubicada en Soto de la Marina (Santa Cruz de Bezana) y dedicada a la fabricación de estufas de leña y pellets, la situación también se va "más o menos normalizando". La empresa tuvo que parar cinco días de marzo por el elevado coste de la energía y había incertidumbre de si finalmente se tendría que volver a parar esta semana, en este caso por la escasez de carbón debido al paro en el sector del transporte, si bien finalmente no ha sido preciso. Para afrontar la situación, se tuvieron que hacer ajustes en los horarios de los empleados, de tal forma que trabajan cuatro días a la semana -de lunes a jueves en jornadas de 10 horas y los viernes paran-, una situación a la que podría ponerse fin próximamente. De hecho, incluso en los días previos a la Semana Santa se podría trabajar ya a dos turnos, ha explicado el presidente del comité de empresa de Hergom, Íñigo Alvargonzález.

Y en la planta de Saint-Gobain PAM, en Nueva Montaña, se retomó el pasado lunes, a las 6:00 horas, la normalidad tras haber conseguido hacer acopio de materias primas a lo largo de esta semana anterior, en la que estuvo parada su producción por falta de suministro de algunas materias primas, como arena o cemento, necesarias para la fabricación de tubos de fundición. Ahora, tras comenzar a llegar los camiones y retomarse la producción la situación es ya de "normalidad" en la empresa, donde trabajan más de 220 empleados.

El presidente del comité de empresa, Santiago López, se ha felicitado, en declaraciones a Europa Press, a que tras la "incertidumbre" vivida por el paro del transporte se hayan logrado esquivar medidas, como el ERTE, tras llegar ambas partes a un acuerdo, que contemplaba días de descanso pendientes y jornadas de formación durante estas jornadas de paro. Además, ha comentado que la fábrica tiene trabajo, incluso en un volumen superior al del año pasado.
 

Comentarios